Venta de materiales de la construcción: ¿El cuello blanco del comercio?

10
730
En Rodas se comprobó que por cada 40 sacos de cemento a granel vendidos a la población, quitaban cinco. / Foto: Cortesía de la Fiscalía Provincial.

Una punción fiscal a cinco tiendas para la venta de materiales de la construcción (Multimat) en la provincia corroboró que por ese sistema de comercialización circulan ilegalidades e indisciplinas en el orden laboral.

Ya lo sabían los subsidiados que al llamar a esos establecimientos siempre recibían la misma respuesta, como si fuera una contestadora automática: “No tenemos materiales, llame la semana próxima”. Ya lo sabía Juan, damnificado del huracán Dennis, cuando el cemento para dar el fino de su casa solo le alcanzó para tres paredes. Ya lo sabían Roberto o María, quienes iban a esos espacios y giraban en 180 grados porque casi nunca había lo que buscaban. Ya lo sabían los revendedores en el exterior de las tiendas y, por eso, pregonaban toda su mercancía ilegal, proveniente en algunos casos de estos almacenes. Ya lo sabía casi todo el mundo, menos el Grupo Empresarial de Comercio en Cienfuegos, máximo responsable por controlar y velar el cumplimiento de las normas establecidas, los inspectores estatales y autoridades relacionados con el sector.

Lajas, Cruces, Rodas, Cumanayagua y Cienfuegos fueron los municipios inspeccionados durante el mes de agosto por un equipo multifactorial rectorado por el departamento de Verificaciones fiscales de la Fiscalía Provincial. El muestreo reveló, ante todo, que ese “canal vertebral” está minado y no de buenas intenciones hacia el cliente.

Las malas condiciones de almacenamiento de los áridos atenta contra la calidad del producto que reciben las personas subsidiadas. /Foto: Cortesía de la Fiscalía Provincial

¿UN SERVICIO ENFERMO?

La acción de control, sorpresiva y de conjunto con fuerzas del Minint e inspectores de la DISC, detectó de manera general plantillas laborales desactualizadas, administradores cumpliendo sus funciones sin ser nombrados por la Comisión de Cuadros, malas condiciones de almacenamiento de los áridos, instrumentos de pesaje con los certificos de Metrología vencidos por meses, lento movimiento de productos, favoritismo hacia dependientes de la misma entidad y mercancías de mejor calidad no expuestas a la venta.

“Compré 80 sacos de cemento a granel y me echaron tres cubos en cada uno. Yo no sé si es así, pero en ningún lugar dice lo que me deben echar, por tanto, confié en su palabra”, dijo uno de los subsidiados de Rodas.

“Ciertamente el pesaje del cemento a granel está por debajo de las normas establecidas. En el muestreo a esa tienda comprobamos que por cada 40 sacos de 42,5 kg vendidos a personas subsidiadas, les quitaron cinco sacos, porque echaban solo 3 cubos a cada uno, y la norma aprobada es de 3 y medio”, afirmó Yulian Solán Traba, fiscal provincial del departamento de Verificaciones. Pero, ¿a cuántas personas con necesidades de vivienda se les timó?

Todo no queda ahí. Un volumen significativo de productos con roturas descansa en los almacenes, como 182 bloques, tasas de baño, tejas de fibrocemento, sin que la comisión de calidad ni los responsables de la comprobación económica de la unidad empresarial realicen reclamaciones a los proveedores para una sustitución y luego los vendan a la población.

De igual modo se acumulan en esos espacios de almacenamiento productos ociosos que desde 2012 duermen el sueño eterno. “Hablamos de más de 21 renglones sin destino final, sobre todo tuberías derivadas del plástico, instalaciones hidráulicas… con un valor superior a 125 mil pesos, los cuales en muchos de los casos son de baja demanda entre la población”, esclareció Raiza Yadini Castellanos Ramírez, fiscal jefa del departamento de Verificaciones fiscales en la provincia. Ante la carencia de un estudio de mercado, ¿se compra a la deriva?
Otro de los temas que incide directamente en la población es el pesaje y no pocos ya lo han asumido como un reto a la subsistencia, por ello llevan consigo la propia pesa como si fuera su reloj de pulsera. “Por ejemplo, encontramos certificos vencidos desde mayo de 2016 en Rodas, y aun así siguieron vendiéndole a la población; cuando los medios de pesaje no están certificados, no se puede prestar el servicio”, agrega Castellanos Ramírez. Evidentemente, a río revuelto, ganancias de pescadores; mientras, el mar de las insatisfacciones crece y crece y se desborda en los discursos de la gente.

El favoritismo es una plaga que se extiende casi hasta la raíz de los espacios públicos de venta, está debajo del suelo por donde caminan las dependientas en tacones. “Fui a comprar unas losas para el piso de la casa, afectada por el ciclón, y después de tantos intentos, me conformé con unas de mala calidad y color medio gris. Siempre decían que no habían otras”, reconoce una pobladora de Lajas, en declaración al departamento de Verificación fiscal, el cual iniciará, como parte de la investigación, recorridos por los hogares que ya compraron el módulo de subsidio.

“En el caso puntual de la tienda La Estrella se detectó, después de un conteo físico a las mercancías, que faltaban doce rejas para ventanas, las cuales ni estaban en el área de venta ni en el almacén, pues habían sido apartadas, y de ellas, cuatro ya compradas por una dependienta. La tarjeta de entrada del producto decía julio, y en agosto todavía no se exponían a la venta.

“Igual comprobamos irregularidades con el uso social de productos de alta demanda en la población, como tejas de zinc galvanizado, lo cual aún está en proceso de investigación”, dijo Yulian Solán Traba.

Violar los derechos al consumidor es también limitar sus opciones de compra. “Por ejemplo, en exposición tenían portarrollos carmelitas para papel sanitario y en el almacén estaban los blancos, los de mayor demanda. Igual encontramos en exposición, azulejos jaspeados en colores oscuros, mientras los blancos estaban en el almacén sin exhibir. No lo ponen a la venta, pero selectivamente sí lo habían vendido, porque esa mercancía tuvo movimiento desde su llegada a la unidad, a no ser los azulejos que desde julio permanecían almacenados”, afirmó Castellanos Ramírez, con 24 años de experiencia como fiscal.

Por otra parte, la falta de información gráfica en las áreas donde se expenden los áridos obliga al usuario a confiar en la palabra del dependiente, espacios donde además se acumula el agua y el suelo es irregular, lo cual afecta la calidad de la mercancía. El propio personal de las tiendas reconoció que varias veces se introducen equipos ajenos a los establecimientos para medir los áridos.

Más de cien productos para la construcción entran y salen de tales unidades, las cuales son provistas por Almacenes Universales, Pamex y Provari, esencialmente. Resultan fuentes obligatorias para las personas subsidiadas por el Estado y damnificados de eventos meteorológicos, algo mucho más sensible de lo que parece.

Durante la acción de control, respuesta a varias quejas y anónimos enviados por la ciudadanía a la Fiscalía Provincial, los inspectores estatales establecieron 18 multas desde 50 pesos hasta 200, y tras finalizar las investigaciones, saldrán medidas disciplinarias a varios responsables directos y colaterales.

Además, según explicó la jefa del departamento de Verificación fiscal, se presentarán expedientes al Grupo de Análisis de delitos económicos de la Fiscalía Provincial, los cuales, de proceder, irán a juicio.

“En las investigaciones se han podido comprobar las pocas acciones de control por parte de los organismos superiores, del Grupo Empresarial de Comercio, y aunque en algunos casos las realizaban, no tuvieron una solución inmediata y se obviaron las medidas”, reconoció Castellanos Ramírez.

La punción fiscal extrajo un líquido oscuro, burdo e inexplicable; y dejó claro cuánto ha pasado la gente para edificar sus paredes y techos. La punción fiscal extrajo la esencia de un servicio enfermo.

Los fiscales revisan los documentos recogidos durante la inspección. Foto: Cortesía de la Fiscalía Provincial

10 Comentarios

  1. En el rastro de cienfuegos han intentado mejorar la situación, pero independientemente de eso ya los revendedores han inventado nuevos mecanismos para ganar dinero como son vender los turnos de las colas, precio que varía en dependencia de lo que se quiera comprar, siempre son los mismos muchachos que tienen controladas las colas y la forma de generar disturbios para generar confusión.
    Es posible que pongan cámaras de vigilancia en la manzana del rastro? para que puedan identificar a estas personas que viven de las necesidades ajenas…
    La mayoría de los vecinos del lugar se encuentran viviendo a costa de los clientes que necesitan los materiales del rastro.
    No existe control de la cantidad de veces que las licencias de construcción compran materiales… es difícil pero debido a la necesidad tenemos que seguir frecuentando este lugar.

  2. Viví en carne propia lo que se debate aquí soy subsidiada y jode que además de las carreras que se dan para no dejar vencer o irse de término los papeles, llegues a los lugares con el ¨dinero¨ y tampoco consigas el fin, pero lo que mas jode es que hay medios del estado como los montacargas y cargadores y tengas que pagarles para que te despachen la arena o la piedra o te suban para la carreta el cemento solo con el pretexto que el carro de la institución esta roto y ese otro esta prestando servicio, pregunto hacen bobos a la población?, ningún artefacto de esos es particular e imagino que sea convenido entre empresas, lo otro es el pesaje del cemento, cuando la pesa está rota te miden con cubos y ponen personal de la institución ellos mismos, pero si te pones pesado te pesan el cemento pero a la hora de llenar el saco tienes que llevar las personas o pagar ahí para que te lo carguen. Esto no se va acabar nunca.

  3. A estos compañeros sacrificados para ayudar al pueblo que sancion o le daran medallas o certificados seria muy conveniente para tener una transparencia en estos negocios que si se le hace juicio fuera manifestado a trave z de la prensa que esta realizando un trabajo a beneficio del pueblo. Al parecer hace falta una buena inspeccion en muchas dependencia del estado pues tenemos las gasolinas las medicina y muchos otros renglones asi que Comp periodista uds son los que tienen que seguir en su ayuda a los na como nosotros pues abusan de nuestras edades de nuestras necesidades que tenemos que hacer para realizar cualquier tipo de compra las ventas de numeros en las colas etc.

  4. La auditoria verifica y hace fe de todas las ilegalidades y las medidas una sanción simplemente y sigue el Jefe a las anchas en cordinación con sus trabajadores no eliminan de raíz el virus y la vendedera de materiales ilegales y los que estan afectados les pasa dos o tres años para poder terminar su casita, alguien mencionaba en un comentario la UREKA de Cfgos hace años esa tienda estan acabando y si es con la ventas de bicicletas pero nada seguro sigue el mismo almacenero y el jerente haciendo billete a pululuuu.

  5. Esto es puero teatro bufo, para saber todo eso no tiene que hacer ninguna inspección y lo de las multas es un chiste d emal gusto. Debian también llegarse sorpresivamente por la Eureka y demás tiendas de divisa que vnden materiales para que la vean peor.

  6. Estoy asombrada !! Solo detectaron esas irregularidades ? . Todos sabemos que en las tiendas de materiles de la construccion la corrupcion esta hasta el cuello, y las medidas ? Multas y otras muy simples , es de esperar VAMOS BIEN . . Cienfuegos esta muy bien . FELICIDADES !!.

  7. Buen trabajo de la fiscalia, pero que sanciones se impondra a la direccion municipal y provincial que hicieron
    impecciones y no paso nada, no solo se estremece la ramas hay que mover el arbol completo, los revendedores, lo sabe hasta el gato pero nadie hace nada, creen que habia que esperar una visita fiscal para que detectara esto, y los impectores de esta empresa que hacia como el pescado miran y no ven nada por que Tambien se mojaban, esto es una corruccion que esta tapada por alguien bueno ese alguien que pague lo de las pesas es algo cronico y el cubano se canso y aguanta que le mientan y que le roben como te dicen es asi si no te combiene no lo lleves.

  8. A este tipo de trabajo se le deberia dar seguimiento y hacerse de vez en cuando de sorpresa realomente loque hay detras de este tema es una corrupcion tan grande que no creo que con multas de 50 y 200 pesos se resuelva

  9. Bravo por esta iniciativa de las visitas sorpresivas a los RASTROS DE CIENFUEGOS Y LA ENTIDAD “LA ESTRELLA”, donde el bandalismo prolifera hace buen tiempo, como diría Ernesto, son una mafia organizada, que no hay manera de eliminar, las autoridades deben de encontrar la forma y manera de exterminar este “virus”, las leyes deben ser mas agresivas contra esta delincuencia.

  10. Ademas de todo lo que se explica puedo agregar que en el rastro del municipio de Cienfuegos el principal problema esta dado en los revendedores que dia y noche habitan en las afueras del rastro. Son siempre las mismas caras y no ocurre nada. Se han hecho operativos por parte del Minint y al otro dia la vida sigue igual. Estas personas son una mafia organizada que viven de esto y no dejan que el pueblo trabajador pueda realizar una compra decentemente. Los productos a los cuales ellos tienen controlado son el cemento tanto a granel como en bolsa aunque mas el a granel, como el acero. Ademas se le han sumado a estos revendedores vecinos de la zona que se aprovechan de su situación geografica para tambien confabular y ganar dinero facil.