¡Va por ti Chávez!

El texto fue escrito apenas conocida la noticia de su muerte, cinco años atrás.

1
343
La América Latina no está sola, en su partida nos juntó y empujó a la unidad./Foto: Centro de Documentación

Parecía que era una broma más de Chávez, cuando la consternante noticia de que padecía un cáncer nos llegó en su propia voz. Nada, ahorita nos va a contar que no es cierto, pensaba, y anunciará quizá un programa más de los tantos que ya se ponían a favor de la gente humilde de su Venezuela querida, que tuviera que ver con esta epidemia mundial para la que aún no se encuentra una cura.

Pero el hombre alegre, fornido, militar de carrera y por ende entrenado para las situaciones extremas, no llegó a la meta de la vida en la dura carrera que contra el mal desarrolló, desde que un dolor agudo le avisara que estaba ahí, en su organismo.

Sin embargo, los venezolanos siguieron junto a él la marcha que se había iniciado desde mucho antes, cuando el propio Chávez tomara la firme determinación de hacer de aquel país, uno digno, donde la gente tuviera acceso a los servicios básicos y la vida valiera la pena emprenderla cada mañana, donde los muchos recursos naturales y materiales fueran a parar a todas las manos y no a unas pocas. Fue contra todos los molinos de viento del país sudamericano y fuera de sus fronteras.

Todavía nos parece una broma que este hombre enorme no esté, con la camisa roja y la boina del mismo color, con el corazón también rojo, encendido por toda la América y mucho más allá, uniendo al continente expoliado y saqueado por siglos y siglos, en su soledad de tierra abandonada tal como la describiera el Gabo en su discurso de aceptación del Nobel de Literatura.

Y es verdad no está, ya no escucharemos más sus encendidos discursos, colmados de himnos y canciones, sus plegarias… Pero la América Latina no está sola, en su partida nos juntó y empujó a la unidad. “La interpretación de nuestra realidad con esquemas ajenos sólo contribuye a hacernos cada vez más desconocidos, cada vez menos libres, cada vez más solitarios”, dijo, con mucha razón, al referirse Gabriel García Márquez a esta zona de la geopolítica, va por ti Chávez.

Esta foto me recuerda la Cumbre de PetroCaribe en Cienfuegos y la alegría que nos dio aquella cobertura. Hubo un momento en que alguien dijo se bajaría junto a la estatua de Benny Moré, en el Prado y allí estuve, tras una reja guardavecinos en un segundo piso, por muchas horas, enfocando el sitio, con la esperanza de tener la instantánea./Foto: Centro de Documentación

1 Comentario

  1. No hay dudas de que era un hombre increible!. Alguien que unificaba lo mejor del pensamiento progresista latinoamericano en un contexto más contemporáneo. Un líder de nuevo tipo, lleno de energía, rodeado de pueblo y con aires de renovación y deseos de aprender y aplicar todo lo bueno de todos los procesos revolucionarios del continente.
    Indudablemente una pérdida irreparable!

Dejar respuesta