Una historia de amor tras la foto premiada (+Fotos)

Hay historias de amor que cuelgan de una puntilla oxidada. Hay historias de amor tatuadas en la piel. Hay historias de amor más allá de la canción y del poeta desesperado, más allá del teatro y el rosa de una pintura abstracta. Hay historias de amor ancladas al mar y que salen a la luz pública un día de concurso, tras la foto premiada.   

Claudia Sánchez y Magdiel Tarifa se conocieron hace cinco años. Ya ella era pez en el agua cuando él acababa de pasar los cursos de buceo. Ya él era un hombre sociable cuando ella decidió multiplicar su sonrisa. Ambos nadaron más allá de lo esperado y hubo boda, en la playa, justo cuando la brisa se hace rimbombante para todos.

Luego vino lo del buceo y el trabajo en equipo. Ella, hábil hasta el tuétano en el mar, comenzó a posar para la cámara de Magdiel… y la historia salió de los marcos físicos del Varadero natal. Hoy ganan el premio de la popularidad en el Primer Concurso de Fotografía Subacuática Online (Fotosub) de Cuba, auspiciado por el Centro Internacional de Buceo de Faro Luna, junto a la Empresa de Marinas y Náuticas, Marlin S.A., y la agencia especializada American and Canadian Underwater Certifications (ACUC).

Con 361 likes la imagen tomada por la pareja fue reconocida como las más aplaudida por el público conectado a la página oficial de Fotosub en Facebook, aunque también obtuvieron otras menciones por categorías en el mega evento.

Foto más popular en el Concurso de Fotografía Subacuática Online./Foto: cortesía de los entrevistados.

Foto más popular en el Concurso de Fotografía Subacuática Online./Foto: cortesía de los entrevistados.

La fotografía subacuática demanda equipamiento técnico de alto costo para esa actividad, sin embargo, los cubanos se han abierto paso a través del tiempo. ¿Creen que ese deporte gana en adeptos a pesar de las limitaciones económicas de quienes viven en la Isla?

«Los cubanos apasionados a este tipo de fotografía poco a poco hemos conformado nuestro equipamiento; no es un secreto para nadie que se nos dificulta adquirir los medios necesarios para nuestro desempeño. En los últimos años se han unido muchas personas a esta gran familia del buceo, mostrando su interés en el medio y así se ve reflejado en la participación de los eventos de fotografía subacuática desarrollados en nuestro país: Imasub, Fotosub…,entre otros», responden a vuelta de Messenger, y los imagino a uno sentado al lado del otro, afinando las palabras para que se parezcan a su sentir.

El trabajo con modelo es un acto difícil, lleva implícito la sincronización del fotógrafo y la modelo. ¿En su caso, que son pareja, es mucho más fácil o es al revés?

«Lograr una toma de éstas no es fácil. Todo aquel que conoce del tema sabe que tiene que haber una gran compenetración entre el fotógrafo y la modelo, pero para nosotros como pareja el trabajo se nos hace aún más fácil, hay una química especial, pues en el proceso entendemos perfectamente lo que cada uno quiere del otro hasta lograr la foto. Tampoco se obtiene en dos días, como dice el refrán, sino que lleva implícito mucha práctica, dedicación y amor. Como equipo estamos muy felices; cada vez que terminamos una inmersión y llega la hora de ver el resultado nos aconsejamos mutuamente para superarnos un poquito más cada día», agregan.

Muchos de los conocedores de la actividad deportiva en la Isla reconocen que lograr una imagen así debió tomarles tiempo y que no fue una casualidad, más bien un diálogo bidireccional, una historia de ojos conectados.

«Para un buzo es difícil salir del agua… y en nuestros días libres vamos al mar casi siempre. Vivimos a menos de 100 metros de la playa y ya se nos ha hecho una costumbre ir para disfrutar de ella y practicar la fotografía de vez en cuando; este fue el caso del día que logramos la foto premiada. La teníamos en mente desde hacía tiempo y no nos vas a creer, pero tan sólo con un disparo… flash.. se logró. Ambos estábamos en apnea; no fuimos específicamente a trabajar, así que no llevábamos nuestros equipos de buceo, solo la cámara para hacer varias capturas. Un fotógrafo nunca olvida su cámara, la lleva a todos los sitios (…). “Inmediatamente que vimos el resultado quedamos encantados por haber logrado una foto tan difícil y creativa con un disparo», narran en su texto digital, Claudia y Magdiel.

Desde hace cinco años esta pareja participa en muchos eventos relacionados con la temática marina:  Imasub, Fotosub, Varafoto, donde han subido al podio varias veces y en no pocas categorías: macro, fauna, ambiente y ambiente con modelo. Su trabajo se sostiene en una línea ascendente que parece perfeccionarse con el tiempo.

Esta imagen ganó mención en la categoría Macro en Fotosub. / Foto: cortesía de los entrevistados.

Esta imagen ganó mención en la categoría Macro en Fotosub. / Foto: cortesía de los entrevistados.

«Es nuestra primera vez en un concurso online y estamos muy satisfechos con el resultado de dicho evento. Una experiencia diferente y que aporta mucho a la fotografía subacuática, porque el jurado resultó muy exigente y también implica una visualización mayor de la obra. Nos invita a conocer de otros temas como la edición de las fotos, cosa a lo que no estamos acostumbrados aún».

Según me dicen el padre de Claudia es instructor náutico, y de tanto llevarla al mar ella ha adquirido muchas habilidades en ese medio…

«Mi padre lleva más de 20 años ejerciendo esa profesión, de ahí mi amor por el mar; incontables eran las horas que pasaba en el agua cuando niña, podría haberme convertido en pez. Incluso estuve en natación y obtuve varios premios en ese deporte, lo considero la base de mis habilidades. Además de lo que me enseñó mi papá, la actividad de buceo siempre me pareció interesante y, la verdad, me encanta aún. No la practiqué hasta que conocí a mi esposo Magdiel; él me impartió las primeras clases y me mostró ese mundo tan maravilloso que no todos nos atrevemos a ver. Luego pasé los cursos de buceo en la escuela de Barracuda, en Varadero, ciudad donde vivimos», responden a lo digital, y uno se los imagina borrando palabras, ajustado el discurso a sus personalidades y juventud.

Cuba es una isla rodeada de mar, sin embargo, muchas veces, vivimos de espaldas a este medio…

«Exacto. A nosotros nos parece un tema a debate; se pueden realizar más acciones para potenciar y explotar este medio. Desde nuestra experiencia invitamos a todas aquellas personas que por alguna u otra razón viven de espaldas al medio, a que lo conozcan y disfruten; ese es un mundo tan desconocido y maravilloso a la vez», agregan desenfados.

Un dato vuelve sobre la línea discursiva de Messenger casi cuando el bombillo verde se apaga: «en fin… somos una pareja muy feliz». Y sabes que con eso basta para que las historias de amor también naden en la superficie de una fotografía premiada.

Claudia Sánchez y Magdiel Tarifa, juntos en el mar, después de sesiones de fotos./Foto: cortesía de los entrevistados.

Claudia Sánchez y Magdiel Tarifa, juntos en el mar, después de sesiones de fotos./Foto: cortesía de los entrevistados.

Zulariam Pérez Martí

Zulariam Pérez Martí

Periodista graduada en la Universidad Marta Abreu de Las Villas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir