Una ciudad que nunca le falló a Fidel

Cada 13 de agosto  los cubanos y todas las personas  progresistas amante de la paz celebran el cumpleaños del Comandante en Jefe Fidel Castro, resaltando  la vigencia de sus ideas y su brillante actuación  en  defensa de los derechos de su pueblo.

Las personas de la talla de Fidel Castro, que consagraron su vida a la justicia, la libertad y el humanismo jamás mueren, su desaparición física  es sólo el tránsito definitivo a la inmortalidad y permanecen inspirando todas las causas justas de Cuba y demás  pueblos  del mundo.

Fidel creó un movimiento que proporcionó a la Patria su definitiva independencia al iniciar  en enero de 1959 un programa  revolucionario  de beneficio para el pueblo, con una profundidad nunca vista en América Latina y el Caribe. Junto al logro de la plena independencia a que aspiraban los mambises del 68 y el 95, se consolidaron los programas sociales, la educación, la salud, el deporte, el derecho al trabajo y la  reivindicación de las mujeres, la eliminación de la discriminación racial y se estableció una democracia participativa, solidaridad con todos los pueblos del mundo.

Fidel es una figura universal porque su pensamiento revolucionario posee dimensiones que alcanzan a todos los hombres y mujeres de buena voluntad

Este 13 de agosto del 2021, Fidel Castro cumple 95 años y lo digo así, porque su inmortalidad, lo mantiene  presente en el quehacer diario en beneficio de la población, pues una existencia como la suya, es más que una presencia física, pues  dejó en cada lugar huellas de solidaridad, esperanza y humanismo, porque su vida mantuvo siempre la unidad entre pensamiento, discurso y hechos.

Su vida puede ser contada mejor  por los que lo conocieron y admiraron dentro y fuera de Cuba, los  que tuvieron el privilegio de tenerlo cerca y se contagiaron  con  la inmensidad de su pensamiento,  su espíritu incansable y su profunda fe en la posibilidad de que un mundo mejor es posible y vieron en él la imagen del futuro.

Así lo sintieron los que lo acompañaron primero en el Moncada, después el Granma, en la Sierra y en los tiempos sin precedentes que vinieron después.

Visita de Mugabe y Fidel a la Refinería de Petróleo

En lo personal tuve la oportunidad de estar varias veces muy cerca de Fidel, pues coincidimos en el Primer Congreso de la Juventud Ortodoxa, después dos años ocho meses y catorce días antes de asaltar el Cuartel Moncada el 26 de julio y dar inicio a la Revolución, cuando el 12 de noviembre de 1950 estuvo aquí con el propósito de participar en un mitin convocado por los estudiantes del Instituto de Segunda Enseñanza, opuestos a medidas  del Ministro de Educación Aureliano Sánchez Arango, que los perjudicaban y estaban en huelga desde  octubre de ese propio año, el cual había sido autorizado por el Gobierno Municipal, pero horas antes suspendido  el Ministro de Gobernación Lomberto Díaz,

El acto fue convocado entonces para los salones del ayuntamiento de Cienfuegos; pero al llegar Fidel, fue detenido junto a Enrique Benavides  y trasladado a Santa Clara a disposición del Tribunal de Urgencia, no obstante el mitin se celebró y se denunció la detención arbitraba, faltó el verbo encendido de Fidel, pero ocupan la tribuna los dirigentes universitarios Agustín Valero, Mauro Hernández y Francisco Valdés y a nombre de los estudiantes cienfuegueros Alberto Farray, Esteban Suárez y el autor de este relato.

El Tribunal de Urgencia de Las Villas, celebró el juicio el 14 de diciembre, en el cual Fidel Castro, realizó su primera autodefensa y presenciamos cuando denunció los desmanes de la fuerza policial contra el pueblo de Cienfuegos, también estuvimos muy cerca del Comandante en Jefe en  enero de 1959, cuando al frente de parte de la Caravana de la Libertad  visitó  la Perla del Sur.

Después de la victoria, el 25 de mayo de 1959, Fidel Castro acudió a la localidad de Aguada de Pasajeros, acompañado por Celia Sánchez Manduley, Antonio Núñez Jiménez y Pedro Miret, ese propio año volvió al territorio, convirtiéndose desde entonces en un asiduo visitante,  al tanto de obras constructivas o como un espectador más de las tradicionales regatas que animaban la bahía de Jagua.

Es posible que nadie recuerde exactamente las veces que el Comandante en Jefe estuvo en Cienfuegos, se dice que de manera oficial lo hizo en unas sesenta ocasiones, bien acompañando a dignatarios y dirigentes  de otras naciones, en la inauguración de obras de beneficio social, participando en actos por importantes fechas patrióticas, recorridos de trabajo y cada vez que el territorio sufrió los embates de eventos de la naturaleza como inundaciones causadas por la lluvia o ciclones.

Durante muchos de sus recorridos por Cienfuegos, tuvimos el privilegio de reportarlos para Radio Rebelde y Radio Reloj, en las primeras décadas y después para Radio Progreso.

Los cienfuegueros de más edad recuerdan a Fidel en las montañas del Escambray  en septiembre de 1960, con el objetivo de capturar a los bandidos alzados contra la Revolución o su presencia  en el ahora central Antonio Sánchez, el 19 de abril de 1961, durante el enfrentamiento a la invasión mercenaria, pues allí en Covadonga, estableció un puesto de mando, antes de salir rumbo a Playa Girón.

Fidel en el Hotel Jagua

Tampoco olvidan los cienfuegueros  que el 26 de julio de 1984, cuando la provincia celebró, por vez primera, la sede por el Día de la Rebeldía Nacional. En el transcurso del acto, el Comandante en Jefe dijo sentirse impresionado por el entusiasmo y espíritu trabajador del pueblo.

Realmente Cienfuegos atesora momentos inolvidables  para rendirle a Fidel, el honor que merece por su fecunda existencia defendiendo el derecho a la felicidad de los humildes y desposeídos, en una República con todos y para el bien de todos, como la soñó el Apóstol José Martí.

En el 2004 realizó la última visita, al cumplirse los 25 años del Hospital. Gustavo Aldereguía, entonces resultaba impredecible no volverlo a verlo  en Cienfuegos, como había hecho tantas veces en momentos de bonanza y crisis, o tras el paso de una tormenta, según han dejado constancia las  fotos y las  informaciones de la prensa sobre presencia en una ciudad que nunca le falló, ni le fallará porque su ejemplo está vivo entre nosotros.

Cienfuegos se encontró de nuevo con Fidel en áreas del parque José Martí, de la Perla del Sur, en noviembre del 2016, pero esta vez durante la marcha del invicto Comandante hacia la eternidad, para reiterarle que jamás le fallaría.

Les recuerdo que los enemigos de Cuba creyeron, que cuando Fidel Castro, no estuviera al frente de la Revolución, esta podía ser eliminada, por ello utilizaron las más sofisticadas vías para  eliminar físicamente el Comandante en Jefe, para lo cual organizaron cientos de fallidos intentos de asesinarlo.

Se alegraron del fallecimiento del líder cubano, pero como diría mi abuelo… “el tiro les salió por la culata” y se desvanecieron sus esperanzas.

Fidel  sigue presente, las nuevas generaciones han dado continuidad a la Revolución y su legado político, patriótico e internacionalista, continúa alimentando el sentimiento revolucionario de los cubanos, que continúan firmes y  unidos, llevando a la práctica el concepto de Revolución que él proclamó

Un consejo a nuestros enemigos, dejen de soñar: Fidel estará siempre en el corazón de la juventud cubana, pues sus ideas constituyen el faro que las guía hacia el triunfo en la lucha por un mundo mejor.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir