Una casa patrimonial escondida entre lomas

Casi oculta entre la vegetación y las montañas del municipio de Cumanayagua pervive la casa de Georgina Francisca Suárez Álvarez, galardonada este año con el Premio Provincial de Conservación. Se ubica, exactamente, en el asentamiento de La Sierrita, en la finca Loma Boba, donde pareciera que la naturaleza conspira para prolongar su existencia.

La vivienda fue construida en 1929, luego de que el español Domingo Fernández comprara los terrenos de la zona para el cultivo de café, la crianza de ganado y el comercio de queso. Así consta en la investigación realizda por especialistas del Centro Provincial de Patrimonio Cultural en Cienfuegos, junto a colegas del Museo de Plantas Medicinales Gallego Otero, institución que nominó a este inmueble al reconocer sus altos valores patrimoniales.

“Tras visitarla, constatamos que tenía una conservación excelente. Es representativa de la arquitectura vernácula, pues se erigió a partir de los conocimientos y saberes constructivos de los habitantes del lugar y en armonía con el entorno que la rodea”, apuntó Clara Soto Bermúdez, directora de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos en el territorio.

“Una de sus características más impresionantes —dijo— guarda relación con la loma sobre la que está situada la casa. La elevación fue aplanada utilizando tracción de bueyes y después se colocaron losas de río en toda la superficie, lo cual todavía resulta apreciable. Es espectacular ver una edificación de este tipo, exponente de las tradiciones rurales y socioculturales del Macizo de Guamuhaya”.

Los datos reseñados hasta la fecha ponderan la estratégica localización de la vivienda y su adecuación al medio natural, al aprovechar la serranía como barrera frente al impacto de posibles eventos meteorológicos. Incluso, nunca ha sufrido afectaciones de tormentas o huracanes.

casa de Georgina Francisca Suárez Álvarez
Uno de los valores de este inmueble radica en la conservación del mobiliario y del estilo que lo distingue. /Foto: cortesía de Patrimonio Cienfuegos

Otro rasgo singular reside en el sistema hidráulico que emplea, diseñado desde uno de los afluentes del Río San Juan; funciona por gravedad y garantiza el abastecimiento de agua a otros hogares cercanos. Además, dispone de una minihidroeléctrica y paneles solares, por lo que también destaca hoy día en el uso de las energías renovables. Allí subsiste aún un refrigerador de queroseno, una cocina exterior de leña y un calentador para el baño que utiliza carbón vegetal.

Soto Bermúdez resalta, igualmente, la preservación de herramientas y utensilios asociados a la actividad productiva a la que se vinculó dicha residencia, y asimismo el mobiliario, los enseres de cocina y el servicio sanitario. “Todo ello —afirmó— hace de la casa un conjunto digno de ser socializado para mostrar las formas de vida de las comunidades rurales de la montaña”.

Las potencialidades arqueológicas que posee han sido consideradas relevantes, lo cual eleva sus atributos históricos y patrimoniales. De acuerdo con Lester Puntonet Toledo, líder del proyecto La historia bajo nuestros pies, el área donde está enclavada “es de amplias posibilidades para el hallazgo de piezas propias de la época (primera mitad del siglo XX) como objetos personales, medios de producción, cerámicas, marquillas y elementos constructivos. Esto —señaló— permitiría conocer e interpretar procesos sociales y económicos del lomerío cienfueguero”.

casa de Georgina Francisca Suárez Álvarez
Los actuales propietarios se han empeñado en salvaguardar cada uno de los espacios físicos de la casa. /Foto: cortesía de la familia Suárez Álvarez

Tampoco puede obviarse la vinculación del inmueble a hechos significativos después del triunfo revolucionario de 1959. Los especialistas del Centro Provincial de Patrimonio Cultural sostienen que sirvió como foco de operaciones de la lucha contra bandidos en el Escambray, desde donde los combatientes Félix Torres y Evaristo Gallardo dirigieron y controlaron disímiles acciones combativas.

Hablar de tales valores ahora mismo, solo cabe gracias al interés de Georgina y su familia por conservar la añeja vivienda. Cuando la adquirieron, allá por 2004, se encontraba prácticamente en ruinas, pero en lugar de tomar el camino más fácil y cambiar lo viejo por lo nuevo, decidieron rescatar sus peculiaridades y aportarle otras que tuvieran coherencia. De ahí que sientan el Premio de Conservación como resultado del esfuerzo familiar, de amigos y colaboradores que ayudaron a salvaguardar la casi centenaria morada de Loma Boba.

casa de Georgina Francisca Suárez Álvarez
Desde 2005, Juan Gualberto Jaureguí cuida de la pintoresca vivienda de Loma Boba. /Foto: cortesía de la familia Suárez Álvarez

En la actualidad —comentó Soto Bermúdez— es objeto de estudio con el fin de insertarla dentro del Sendero Sierrita, una iniciativa local que coordina la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral Territorial (Padit), con la participación de la Universidad de Cienfuegos Carlos Rafael Rodríguez y el Ministerio de Turismo. De concretarse, no solo contribuirá a la difusión de sus valores paisajísticos y patrimoniales, hará que la pintoresca casa deje de ser una joya escondida en las montañas de Cienfuegos.

Artículos relacionados

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Graduado en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2013.

Un Comentario en “Una casa patrimonial escondida entre lomas

  • el 15 abril, 2021 a las 9:38 am
    Permalink

    Qué belleza!!! Conozco la casa, y me recuerda mucho mi infancia, y el hogar de mis abuelos paternos en la finca California, Manicaragua, Villa Clara, donde Ramiro Chaviano, mi abuelo, era un veguero y cultivador de café. Recuerdo un baúl que olía a cedro, una obra de arte de ebanistería, donde nos escondíamos, cuando los veranos eran un encuentro de primos que llegaban de muchas partes de Cuba, por donde andaban desperdigados mis 6 tíos y tías, cuánta nostalgia. Esas casas son pstrimonio de cubanía, raíces y cultura, gracias Robe, por compartir

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir