Un Ferrer más intimista junto al arte de Adys
mar. Nov 19th, 2019

Un Ferrer más intimista junto al arte de Adys

La escultora Adys Padrón Gómez es la artífice de “Miradas a la Perla”, que exhibe el Museo de las Artes de Cienfuegos como exposición permanente./Foto: Delvis Toledo

La escultora Adys Padrón Gómez es la artífice de “Miradas a la Perla”, que exhibe el Museo de las Artes de Cienfuegos como exposición permanente./Foto: Delvis Toledo

El Museo de las Artes Palacio Ferrer de Cienfuegos vuelve a ser noticia con su habitual muestra del mes, en esta ocasión abrió sus puertas desde el jueves, al trabajo ceramista de la escultora y profesora de la Academia de las Artes Visuales, Adys Padrón Gómez. La exposición Miradas a la Perla estará de manera permanente en el local, accesible a los diversos públicos.

La museóloga especialista Carmen Rosa Pérez Ortiz, condujo a los alumnos de las enseñanzas secundaria, media superior y otros invitados a la actividad, por la Sala de Arte, e hizo mención a las piezas que atesora el recinto, sobre todo las de componente escultórico. La presencia de Padrón Gómez junto a los adolescentes, hizo más fresca e interesante la tarde, por lo que 5 de Septiembre no desperdició la oportunidad para hacerle algunas preguntas sobre la expo y su quehacer gratificante.

¿Por qué la elección del “Ferrer” para deleitar al público con tu obra?

Pensamos en el Palacio Ferrer debido a que es su primera exposición personal con estas características, que además lo engalana desde la nueva perspectiva de museo, adquirida recientemente.

Ellos querían una propuesta fresca, un logotipo para mostrar de forma promocional la institución, a partir del tipo de arte nuestro. Yo accedí a la petición, me pareció muy oportuna y acá está parte del resultado.

Cuáles fueron los objetivos y qué rasgos describen estos trabajos

Mi deseo era confeccionar una muestra más amplia, ya que en la urbe contamos con varias instalaciones bellas; la catedral, el colegio San Lorenzo, el Terry… pero no tenía mucho tiempo. No obstante, continuaré con la idea de confeccionar otros proyectos con elementos adyacentes al Parque Martí o del resto de la ciudad.

Tampoco quería dejar pasar por alto el centenario del natalicio del Bárbaro del Ritmo, la obligación que tengo con el vigésimo aniversario de la Academia de las Artes Visuales de la Escuela Benny Moré y por supuesto, también en honor al Día de la Cultura Cubana.

Es una exposición bastante sencilla; no es ambiciosa, como dije, por la cuestión temporal; sin embargo, tiene lo necesario para que el público vea en ella los rasgos del Palacio y la esencia de la ciudad. Además, para que no caigan en el olvido las conmemoraciones que mencioné anteriormente.

La elección del tamaño de las piezas no es fortuita, ¿a qué se debe?

Preferí que fuese de pequeño formato, porque así el espectador se identifica mejor con las obras; al ser más pequeño lo hace más personal, llevadero, íntimo.

No obstante, estas piezas tienen la misma fuerza siendo pequeñas; incluso más que si tuvieran tres metros.

La miniatura requiere esfuerzo y un desvelo notable. Muchas veces se desdeña por pensar que no va a producir el gran efecto esperado en las personas. Sin embargo, la vida nos demuestra a diario que lo pequeño también es importante.

Usted es profesora y hoy está rodeada de jóvenes ¿qué anhelos tiene con la docencia?

Yo imparto dos talleres en la escuela desde hace tres años, relacionados con la experimentación con cera y arcilla. Aspiro difundir la semillita en los alumnos para que podamos tener un futuro feraz en el arte de la cerámica cienfueguera, que bastante deprimida está.

Sobre esa misma cuerda ¿cómo aprecia usted el panorama provincial?

Hoy en Cienfuegos se ha perdido la cantera de la cerámica de una manera alarmante, y se constata con la bajísima productividad, la invariable exportación desde otras provincias y municipios. Yo noto muy pocos trabajos de cerámica artística.

Por tal motivo, los del gremio estamos abogando por una sensibilización institucional para darle una salida oportuna a este tema.

Para ponerte un ejemplo: hace más de dos años, le propusimos a Pamex ─entidad poseedora de recursos─, un proyecto para vincular a los artistas con los talleres que ellos impartían y otorgarle así un poco más de vida a la cerámica provincial. La negación fue rotunda, porque erróneamente asumieron que le robaríamos espacio a la cerámica que ellos realizan (más popular, por encargo, sobre todo).

Lamentamos esa decisión y la asumimos como un fracaso de confraternización. En definitiva, con él nos hubiésemos beneficiado todos, y en modo alguno les restaríamos ese “espacio”. Al contrario, el valor de todas las obras hubiese acrecentado muchísimo.

Lea también: Los 20 años de una academia

Falta de interés o falta de entusiasmo ¿cuál es la cuestión?

A pesar de los numerosos avatares, los artistas del gremio estamos realizando obras; incentivando, investigando nuevas propuestas que coloquen a la cerámica en el pedestal que siempre estuvo. En la provincia de Cienfuegos existe una paleta de barros muy diversa. Aun existiendo bibliografía específica que lo atestigua, no se explota lo suficiente debido mayormente a la falta de gestión.

Aun poseo esperanzas: uno de mis alumnos, perteneciente al municipio de Rodas, fundó allí un pequeño taller de cerámica. He logrado que participe en concursos de creación, que colabore acá en el Palacio de la Artesanía… Así sí podemos lograr cosas, pero necesitamos hacer más con mejor apoyo. Incluso el propio Juan García, escultor, profesor de emérito de la Escuela de Artes Plásticas Rolando Escardó, lleva años queriendo hacer un salón de cerámica en el terruño y no ha podido, porque siempre hay conflictos por el medio; problemas, escasez de todo tipo, en fin… pero las ganas y el empeño nunca han faltado. Los deseos de sellar una impronta siguen vigentes.

Una estatuilla de Benny Moré, el mirador del Palacio Ferrer, el Torreón de la Fortaleza de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua, y un capitel a modo de barcaza sobre el mar junto a dos pescadores, (elaborados con cerámica patinada y cera) captan de manera intimista el ambiente de esta urbe./Foto: Delvis Toledo
Una estatuilla de Benny Moré, el mirador del Palacio Ferrer, el Torreón de la Fortaleza de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua, y un capitel a modo de barcaza sobre el mar junto a dos pescadores, (elaborados con cerámica patinada y cera) captan de manera intimista el ambiente de esta urbe./Foto: Delvis Toledo
Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share