Un chacal que muerde señoritas
vie. Dic 6th, 2019

Un chacal que muerde señoritas

Algunas escenas del video el autor las intenta pasar por risibles, cuando son en realidad procaces, dignas más bien de un burdel. /Foto: Internet

Algunas escenas del video el autor las intenta pasar por risibles, cuando son en realidad procaces, dignas más bien de un burdel. /Foto: Internet

Está comprobado que sin su papelera de reciclaje el reguetón no existiría; no solo en Cuba, sino en el resto de América Latina y en aquellas zonas donde se produce al por mayor.

¡¿Reciclar?! Sí, este verbo no tiene malos resultados cuando se combina con alientos frescos; ricos y enaltecedores de la cultura, no así cuando se ponderan temas manidos, que para colmo implican el sometimiento absoluto de mujer, el acto sexual, el dinero y el autobombo.

Ramón Lavado Martínez alias El Chacal sabe perfectamente de qué estamos hablando: incluso se ha vuelto tan famoso en materia de reaprovechamiento, que ha sabido atraer a interesantes compinches para que le ayuden en esa faena.

En uno de sus materiales de 2018, signado con un video musical a manos del reiterativo director de cine Adrián Sánchez Ávila, invitó al “ahorro” a Dayana Chávez Victoria alias Señorita Dayana, incitándole en toda la canción a apagar las luces: Candela, yo sé que tú eres candela, /Yo te voy a apagar la luz si tú me prende’ esta vela/ Flow natural es lo que no se quita/ Y esta noche voy a quitarte lo de señorita.

Lo peor de todo, para tristeza de las mujeres que en el pasado lucharon y hoy continúan haciéndolo en contra de los mecanismos de control y sumisiones físicas y psicológicos del hombre, la doncella reguetonera como él, aceptó la petición y canturrea todo el estribillo con un: Apágame la luz, que esta noche en mi cuarto solo quiero que estés tú, hasta el cansancio.

Relacionado: Los reguetoneros las prefieren rubias

Como casi siempre sucede, las composiciones musicales de los hacedores del reguetón dicen bien poco sin un acompañamiento visual, reforzador de todo el conjunto: en el video homónimo de Apágame la luz, el Chacal y su compañera hacen un fallido intento histriónico, vestidos y maquillados como vejestorios, con el cual infieren al espectador que cuando se es anciano, el vigor sexual, la voluptuosidad, resulta insuficiente o es nula.

Lo importante, a juicio de ellos, es no perderlo jamás, pero a qué costo: en su pose de macho alfa, “muerde” a la señorita sobre una poltrona, “deleitando” al público con una escena que intenta pasar por risible cuando es en realidad procaz, digna más bien de un burdel.

¡Que hablen ahora las lectoras! Sí, aquellas que poseen decoro y un mínimo de respeto por sí mismas. ¿Se rebajarían al punto de someterse a un individuo que no le basta con verse envuelto en trifulcas en sus espectáculos, que hace gala de gestos obscenos en sus presentaciones, e incluso con un historial macabro que atañe a cierto video hot porn que circuló durante mucho tiempo de celular en celular, blanco de innumerables críticas?

Con estos “relámpagos” y “truenos” del pasado la señorita Dayana estaba sobre aviso. Así y todo, se autosometió y fue infestada con la rabia: Baby, tú me tienes como loquita por ti, /me rindo ante tus besos, sabe’ bien que eso es así /Tu locura, a mí me mata /Cuando me miras, me pongo sata/ Y ponte como tu quiera/ Yo sé que tú eres bruto pero tú sabe que yo soy una fiera /Prometo darlo todo en la primera cita, /si tú eres mi chacal, yo seré tu señorita.

Relacionado: Orishas vs. el reguetón que denigra a Cuba

Aún recuerdo con tristeza los ataques a la colega, Máster en Ciencias de la Comunicación, Elsa Ramos, del periódico Escambray, a raíz de un artículo de opinión suyo titulado El problema no es el Chacal. Los fanáticos de Ramón Lavado Martínez arremetieron sin contemplaciones contra ella y por si fuera poco contra el semanario: “Señora dele gracias a que es un periódico mediocre y burocrático al que usted pertenece para hablar tanta basura (…) usted debe tener problemas mentales al criticar la música de su país, de hecho. Los valores no comienzan desde la música, comienzan desde la perspectiva de respeto mutuo. El Chacal es un artista con mérito nacional e internacional, respétese”, escribió un usuario denominado Yomo en la plataforma web de la publicación espirituana.

Cómo es posible que, luego de escuchar y ver un producto como, por ejemplo Apágame la luz ─aun sin resultar uno de los más soeces de su repertorio─ todavía existan trogloditas que se atrevan a desprestigiar a una periodista cubana, experta además en materia de comunicación y sociedad, cuando realiza un trabajo meritorio de análisis y reflexión sobre estos asuntos.

Hoy, cuando el Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez hace un llamado “a desatar una irreconciliable batalla contra la incultura y la indecencia”, el camino se nota plagado de obstáculos. Si entidades de toda Cuba, y especialmente de Cienfuegos, siguen siendo “mordidas” por estos cánidos de la desvergüenza, con tal de generar un show que produzca y reproduzca nada más que pesos suficientes en los bolsillos, todo estará perdido.

Noticias relacionadas
Share

15 comentarios en “Un chacal que muerde señoritas

  1. Mi criterio personal acerca de este género del Reguetón q´se ha difundido mucho en la sociedad de hoy en día y ha cogido mucha fuerza por la aceptación de los jóvenes a nivel mundial , pero es cierto que el contenido que trasmiten en sus canciones los llamados exponentes del Reguetón Urbano no trasmite ningún mensaje bueno para la sociedad y para la juventud sus letras son pésima y denigran ante la sociedad a la mujer con palabras obscenas que no dejan ningún mensaje para sus seguidores.

  2. En la desambiguación de la palabra CHACAL que aparece en wikipedia, entre otras acepciones, leo las siguientes: ¨Un asesino serial, violador serial, pedófilo, terrorista, psicópata o alguien que tenga cualquier trastorno antisocial de la personalidad.¨ ¿Habrá alguna coincidencia?
    Puede que a los fans del Chacal no les guste el artículo pero tienen que reconocer que lo escrito por el periodista es totalmente cierto y sin dudas muy bien fundamentado.

  3. El genero nunca lo van a quitar ,por lo que ya esta muy fuerte los primero que lo critican son los primero que difrutan de su ritmo ,pero tambien tienen que ver que las agrupaciones de salsa ya estan colaborando con regetoneros que me dicen de eso …..

    1. Es cierto: cuando asistimos a una discoteca, a “esos primeros que lo disfrutamos”, no nos queda otro remedio que sucumbir ante semejante ametrallamiento. En primer lugar, porque los dj son los que no saben (o no les interesa) alternar las propuestas en una selección musical pobre y poco diversa. Y en segundo, los salseros que colaboran con ellos están conscientes que son los reguetoneros los que más generan dinero en sus presentaciones, por tanto, no reflexionan demasiado. Se lanzan con todo.

  4. Otro agudo comentario de Delvis de una serie que comenzó con Bad Bunny e introducirá nuevos exponentes del subgénero, como parte de la deconstrucción de texto, imagen y discurso moral propuesto por el autor. Felicitaciones por sus magníficos trabajos y esta propensión serial de los mismos, que hallan otro frente temático en el más que interesante rastreo que emprende a la historia ferrocarrilera y arquitectónica de localidades cienfuegueras. Un joven periodista con grandes posibilidades.

  5. buen articulo Delvis, pero quien aprueba sus presentaciones, porque se le da propaganda a este tipo de personajes, toda la letra por llamarla de alguna forma solo habla de sexo, son los mas fogosos, haciendo alardes de lo que quizás carecen, como dice el refrán, pero sin nada en el cerebro, seria bueno que realizaras un trabajo, indagando porque los dejan presentarse con este tipo de mensajes en sus canciones,

  6. Para aclararle a “algunos” este género sigue triunfando y abriéndose caminos, desde la academia de música Grammy hasta los Billboard. Yyyy😄, tantas personas no pueden estar equivocadas…

    1. Sigue triunfando: es un hecho. ¡Pero a qué costo! Te lo has preguntado: a qué costo ha logrado meterse en el cerebro de todos los adolescentes y adultos hoy día, derrumbando por completo el espíritu crítico. Tengo muchos amigos que les fascina el género; mas aceptan y reconocen los múltiples defectos que tiene: pero continúan colocándose la venda en los ojos. ¿Qué los engaña ¿Qué los mantiene inmutables ante la crítica Será el ritmo apabullante,contagioso. ¿Será la falta de curiosidad musical

  7. Es música..¿Te haz preguntado por qué es tan popular nuestro Chacal. A la juventud de hoy nos gusta la picardía y la fogosidad de sus canciones. Simplemente todas las artes son de gusto personal, si no creciste con esta música, lo siento, estas canciones y su intérprete han llenado y seguirán llenando de alegría está juventud que lo aclama cada vez que se presenta. No hay necesidad de sacar trapos sucios, todos nos equivocamos, es un género de la calle y para la calle, de ahí su popularidad

  8. Qué decir? Los adolescentes y jóvenes dicen que está de moda, que está pegao y es lo que se usa y ya. Mi criterio personal: se cultiva aprisa el “cretinismo cultural”. ¿Adónde se llegará? Desconozco, pero el futuro es incierto y que me digan que soy apocalíptico. Buen trabajo, me gustó.

    1. Gracias por leernos.
      Le prometo a usted y al resto de los lectores que seguiré sobre esta misma cuerda, cogiendo a este género musical con las dos manos. Mi objetivo es ponerlo en el salón de operaciones con todos los expertos en comunicación listos para trabajar.
      No basta con quedarnos en la periferia. Hay que demostrar, contra viento y marea de esos gustos preestablecidos, el abismo negro que hay frente a nosotros en materia musical.

  9. Totalmente de acuerdo, es una música, ¿música? apta solo para pocos dotados en inteligencia, para decirlo suave, bien suave, el ritmo cansón hasta lo imposible y las letras para que hablar, lo triste es que se pone en todos los lugares, especialmente en los públicos y hasta en las emisoras de radio, donde debería haber una política para frenar esa barbarie.

  10. Hoy mismo supe que acá en Cienfuegos se presentará muy pronto.
    Volvió a “morder” a los cienfuegueros, y lo seguirá haciendo mientras no se detenga esta rabia archicontagiosa que deja ciega y sorda a la gente, sin el más mínimo sentido de la apreciación musical.
    Gracias por leernos.

  11. Estoy totalmente de acuerdo con usted periodista, y me alegra que jóvenes como usted,
    piensen de ese modo, resulta penoso que personajes que dicen llamarse artistas
    difundan una música que nada tiene que ver con los valores de nuestra sociedad y
    ofendan e irrespeten a la mujer en estos tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share