Trump nomina a la jueza Amy Coney Barrett para vacante en la Corte Suprema

El presidente de EE.UU., Donald Trump, presentó la candidatura de la jueza federal Amy Coney Barret para ocupar el puesto vacante en la Corte Suprema, tras la muerte de Ruth Bader Ginsburg.

Barrett, de 48 años, favorita entre los conservadores religiosos y opositora al aborto, fue designada por Trump para la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito de Chicago, en el 2017.

Si esta profesora de derecho de 48 años es confirmada, ello consolidaría la mayoría conservadora en la más alta instancia judicial del país, que toma decisiones cruciales para la sociedad estadounidense.

Según varios medios estadounidenses que citan a fuentes republicanas conocedoras del tema, Barrett reemplazaría a la progresista Ruth Bader Ginsburg, un ícono feminista que murió la semana pasada de cáncer a los 87 años de edad.

El rápido nombramiento de la sucesora de la Ginsburg es una decisión controvertida a menos de 40 días de las elecciones presidenciales, y seguramente será un tema presente cuando Trump y su rival demócrata, Joe Biden, se midan el martes en el primero de tres debates.

Encabezados por Biden, los demócratas han exigido que los republicanos no llenen esta vacante en la Corte Suprema —donde sus miembros son nombrados de por vida— hasta después de los comicios del 3 de noviembre, cuando se sabrá si Trump es reelegido o no para un segundo mandato.

«Considerando que esta aspirante a la Corte Suprema podría estar en el cargo 30 años es nada menos que indignante que quieran designarla en menos de 30 días», dijo hoy a la CNN el senador Dick Durbin, una alta figura demócrata.

Este año

Trump, que ya nombró a dos jueces a la Corte Suprema durante su mandato —a Neil Gorsuch en el 2017 y a Brett Kavanaugh en el 2018—, se apresuró a iniciar el proceso para ocupar el asiento de Ginsburg.

Según la nieta de la finada, el último deseo expresado por ésta antes de morir era que su sucesor fuera elegido por quien fuera elegido presidente tras los comicios del 3 de noviembre.

Ese deseo es compartido por la mayoría de estadounidenses. Según un sondeo de Washington Post/ABC, 57% de los consultados —frente a 38%— se opone a confirmar la nueva magistrada antes de las elecciones.

Pero los dirigentes de la mayoría republicana en el Senado, encargado de confirmar a los jueces de la Corte Suprema, han dicho que planean una votación antes de la elección o a más tardar antes de la inauguración del nuevo presidente en enero.

«Ciertamente lo haremos este año», dijo el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell.

La confirmación requiere una mayoría simple y los republicanos superan a los demócratas 53-47 en el Senado.

Agravio

Si Barrett es confirmada, la Corte contaría entonces con seis jueces conservadores entre sus nueve magistrados.

La elección de esta católica practicante, madre de siete hijos y que se opone por convicción personal al aborto, podría impulsar el electorado religioso conservador del que Trump dependió en gran medida en su elección hace cuatro años.

Grupos liberales, temerosos de una arremetida judicial contra el derecho al aborto y el sistema de salud creado por Barack Obama, se oponen al plan de Trump de colocar apresuradamente una jueza conservadora en la Corte Suprema.

«Sabemos que cualquier elección de este presidente será un agravio al legado de la magistrada Ginsburg y su lucha para garantizar que las mujeres sean tratadas de manera justa», dijo en un comunicado Alexis McGill, presidenta de Planned Parenthood, la poderosa organización de planificación familiar.

Por su parte la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), principal organización de derechos humanos en Estados Unidos, también exhortó al Senado a posponer la confirmación hasta después del 3 de noviembre,

Trump ha levantado sin pruebas acusaciones de posible fraude en las elecciones por medio de la votación por correo y esta semana se negó dos veces a garantizar una transición pacífica del poder si pierde, lo que incrementa las probabilidades de una tensa batalla legal tras los comicios.

Líderes republicanos han dicho que si el resultado de la elección queda en manos de la Corte Suprema, se necesitan los nueve magistrados para evitar un punto muerto. (Resumen de agencias)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir