¿Cómo transforma la tarea ordenamiento los ingresos de la población?

La transformación de los ingresos de la población es un preocupación recurrente en la población. Al tema hizo referencia Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, en la Mesa Redonda de este viernes. 

En el espacio radio-televisivo, Murillo Jorge anunció que el incremento salarial ocurrirá sobre el mes de diciembre, que las personas cobran en los primeros días de enero. 

“Casi nunca las devaluaciones tienen efecto retroactivo y esta medida de los ingresos no es de devaluación. En Cuba las personas cobran el salario mes vencido y entonces la devaluación de la moneda empieza el 1ro de enero y vamos a hacer el incremento de salario sobre el mes de diciembre, que las personas cobran en los primeros días de enero”.

Para el sistema asalariado, especificó, “estamos proponiendo una variante que el incremento del salario no se vea afectado y se lo trague el incremento de los precios, para lo cual hay que hacer muchas cosas entre todos”.

“No podemos permitir que una empresa ponga precios especulativos, queriendo tener ganancias para repartir entre los trabajadores. Debe poner el precio que le corresponde, incluso, he hablado como promedio 12, no piense nadie que he dicho que es todo el mundo 12. Eso no es así, porque beneficiaría a un colectivo, pero afectaría al resto”.

En términos de ingreso, resumió, lo primero que se quiere es recuperar el papel del salario en la satisfacción de las necesidades del trabajador y su familia, teniendo en cuenta que el cambio de 1 x 24 en el sector de la población le robó capacidad de compra al salario.

“Estamos rompiendo un gran círculo vicioso que teníamos: no se puede subir el salario porque no hay producción que lo respalde y no hay producción que lo respalde porque el salario no estimula a las personas. Entonces esta medida cambia la dinámica, porque la misma riqueza actual se distribuye de manera diferente a favor de los que trabajan, sin importar donde trabajen”.

La solución para hacerlo diferente, continuó, es subir el salario y quitar los subsidios. “Hoy subsidiamos a todo el mundo, aporte o no aporte. Todo eso hay que resolverlo con gradualidad, porque no tenemos derecho a equivocarnos”.

El jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos anunció que el salario mínimo será de 2 100 pesos, basado en el costo de una canasta de bienes y servicios de referencia (cubre 1.3 canastas) que tiene un costo mensual de 1 528 pesos y  satisface 2 100 kcal diarias (el mínimo que debe consumir un cubano) y otras necesidades.

Cuestión de salarios, pensiones y prestaciones de la asistencia social

Murillo Jorge se refirió a la diferencia entre el salario bruto y neto, y puntualizó que el salario mínimo de 2 100 pesos es el salario bruto, del cual las personas tendrán que pagar un 5 por ciento de contribución a la Seguridad Social.

Dijo que todos los trabajadores deberán abonar esta contribución, lo que significa que “todos van a comenzar a prefinanciar su jubilación que hoy lo hacen empleadores y no necesariamente las personas, en algunos casos”.

Esta medida se realiza, fundamentalmente, por el envejecimiento de la población. “Más del 20 por ciento de los cubanos tienen más de 60 años. No es posible que la contribución a la Seguridad Social la financie el Presupuesto del Estado, porque los montos serían inmensos”.

“La cuenta es muy sencilla. La canasta cuesta 1 528 x 1.3 x 1.05 (por ciento de la Seguridad Social) es igual a 2 086. Si lo redondeamos es 2 100. Es decir, en el salario está calculado el 5% y cuando usted lo quita, cubre la canasta más el 1.3”.

La diferencia entre el concepto de salario bruto y el salario neto, es descontando la Seguridad Social, resumió Murillo Jorge, y especificó que la canasta de bienes y servicios contiene alimentos calculados en 1 528 pesos y otros bienes y servicios, por un valor de 729 pesos.

Por ejemplo, en América Latina, según una canasta que publica en términos porcentuales la CEPAL, la alimentación puede costar el 14,3 por ciento, la Educación y la Salud el 35,5% y  otros bienes y servicios 50,2% Una parte grande de esos otros bienes es el alquiler de las viviendas.

“Es verdad que lo que se reparte por la libreta le cuesta a las personas 282 pesos, y que la alimentación cuesta 799 y que los alimentos en Cuba, fuera de la libreta son caros y la familia tiene que hacer un esfuerzo grande. Todo eso lo sabemos pero las cosas no tienen solución de un día a otro y habrá que ir tomando medidas, acomodándolas poco a poco”.

La escala salarial actualizada tiene 32 grupos de complejidad. Entre el primer y último grupo hay una diferencia de 4,5 veces, “asociado a los primeros pasos de lograr resolver el problema de la pirámide. El que más aporta, es el que más gana. Eso es una realidad económica y hay que enfrentarla de esa manera”.

Esta nueva escala beneficia a los grupos de menores ingresos de la escala actual, porque el salario mínimo, por ejemplo, crece 9,3 veces en el sistema empresarial (hoy es solo de 225 pesos y subirá a 2 100), anotó Murillo Jorge y recordó que el sector presupuestado fue beneficiado con un incremento de las remuneraciones, como un adelanto de la venidera reforma salarial.

El impuesto sobre los ingresos personales es de un 3%, menos las últimas escalas, impuesto que se paga por el exceso, o sea, todo el que esté por encima de 3 260. “Si usted gana 3 260 y el ingreso de ese mes fueron 100 pesos más y en vez de ser 3 260, son 3 360, usted paga el 3% de esos últimos 100 pesos”.

En este sentido, especificó que el 47% de los trabajadores del sector estatal estarían exentos de pagar impuestos sobre los ingresos personales hasta ese momento, así como quedará uniformado un mínimo exento en Cuba que no se grava con los impuestos personales, antes era 10 000, ahora 39 000 pesos.

Murillo Jorge explicó que ese mínimo exento está asociado al costo de la vida, “los que ganan más de 3 260 pueden adquirir más de una canasta y no se está gravando”.

Sobre las pensiones de la Seguridad Social puntualizó que en Cuba hay 1 671 000 jubilados y tras el ordenamiento monetario aquellos que reciban entre 280 y 300 pesos subirán a 1 528 pesos, que es el costo de la canasta; los que hoy ganan entre 320 a 1 578 pesos /350 a 1  628); los de 385 a 445 pasan a 1 678, y los de 446 a 500 a 1 733.

A partir de 501 pesos recibirán el actual más el costo de la canasta (1 528).

En cuanto a la asistencia social, explicó que un núcleo que está asistenciado y es de una persona, independientemente de la prestación que tenga hoy, recibirá el 60% del salario mínimo, o sea, 1 260; y si hay otros componentes del núcleo (hasta cinco), recibe hasta 800 y con ese ingreso se realiza un cálculo de vulnerabilidad, para lo cual están contempladas las prestaciones adicionales que se pudieran dar en su momento.

Hasta el momento como los ingresos subían, “dijimos que se podrán quitar las prestaciones excepcionales y que las personas vengan a pedir una ayuda. Durante estos años de trabajo, se llegó a la conclusión de hacerlo al revés, las personas van a tener un ingreso, se le sigue pagando la prestación excepcional incrementada y en vez de quitarla para que la persona la pide, se quedará y durante seis meses tenemos que evaluar cada uno de los casos”.

También hay otras protecciones. Existen 3 228 madres que tienen niños con discapacidad severa desde antes de 2009. “Entonces estas madres se les pagaba su salario por cuidar el niño, y cuando se realizó el incremento salarial en el sector presupuestado, se le pagó un nuevo salario escala por cuidar al niño y ese procedimiento se mantiene, ahora como subió la escala si ella está en el grupo 5 recibirá la nueva escala de ese propio grupo”.

Igualmente hay 734 madres que desde después del 2009 reciben una prestación, que como suben los ingresos y todas se benefician con los reconocimientos de los años para la jubilación, se hace necesario hacer un análisis con el núcleo familiar para determinar la prestación que se quedará.

Por otra parte, informó que se están reforzando los mecanismos para el otorgamiento de prestaciones con plazos de tiempo que no pueden exceder 72 horas y muchas decisiones que antes se tomaban a niveles más altos de dirección, en este caso se descentraliza a las direcciones municipales de Trabajo.

El jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos detalló que el Presupuesto del Estado del próximo año está calculado en el entorno de 700 000 000 para atender a los nuevos vulnerables.

“Hemos estudiado núcleos vulnerables donde hay personas que están en edad laboral y no trabajan, ahí la solución es salir a buscar empleo porque el Estado no puede cargar con todo. Tiene que haber una responsabilidad ante el trabajo”.

Sobre subsidios y gratuidades indebidas

Respecto a la eliminación de subsidios y gratuidades indebidas a partir del 1 de enero, dijo que el intento era quitarlos todos desde el primer día, pero el país no está preparado para para ello, de ahí la gradualidad con que se realizará ese proceso.

Estudiar todos los núcleos familiares para eliminar esos subsidios desde el primer día tiene altísimos riesgos, dijo. De ahí que “no será posible eliminar todos los subsidios y gratuidades el primer día. La Revolución ha preferido equivocarse y darle a alguien que quizás no le tocara, que equivocarse en quitárselo a alguien que de verdad lo necesita”. 

Murillo Jorge argumentó que durante el primer año se analizará todos esos núcleos para definir bien cómo se concreta el famoso mecanismo de atender personas y no productos.

Informó que se mantiene un grupo importante de subsidios: quedan a precios minoristas 29 000 000 de pesos en subsidios, que equivale a un fondo de salario anual, con la nueva reforma, que es de 139 000 000 000. “Es como si repartieran otro salario”.

A su vez, quedan unos 1500 000 000 para subsidiar los precios de Acopio y estimular las producciones de los campesinos.

Aseguró que se mantiene la libreta de abastecimiento como mecanismo de regulación. Por ejemplo, se dará el arroz de la libreta, ese sí tiene un solo precio (a siete pesos) y si mañana hay posibilidad de dar una libra adicional para todos los cubanos se dará por la libreta también, lo que a siete pesos”.

Comentó que los medicamentos asociados a enfermedades crónicas —los tarjetones más otros casos— se quedan subsidiados, mientras hay otros fármacos como los antibióticos, muy vinculados a enfermedades temporales, que sus precios subirán.
Particularidades de la nueva tarifa eléctrica

En cuanto a la energía eléctrica para el sector residencial, tendrá un subsidio parcial.

“Hay que entender que la energía eléctrica tiene un componente importado muy alto y todo lo importado se multiplica por el nuevo tipo de cambio. Entonces el costo de 1 kwh en Cuba subirá, no obstante, aún cuando las tarifas suben, se mantiene subsidiada”.

De los 30 000 000 de pesos destinados a los subsidios, 17 878 000 son de electricidad. “La persona paga una parte y el presupuesto del Estado la otra. Todo eso da a los gastos al Presupuesto, incrementa un déficit que si es desmedido hay que financiarlo y si se financia es inflacionario. Aquí todo tiene límites y se interrelaciona”.

Hoy en Cuba se usa para la cocción de alimentos la electricidad y otros combustibles, matriz que no se puede cambiar, porque “si ponemos la electricidad extremadamente barata y el gas que es importado extremadamente caro, todo el mundo abandona el gas y cocina con la electricidad. Los precios dan esas tendencias”.

Lo que se busca con las nuevas tarifas, resumió, es que no cambie la matriz de consumo doméstico, lo cual deberá llevar a la tendencia, en la medida de las posibilidades del país, que las personas usen más las fuentes renovables de energías, como los calentadores solares.

Ilustró que hoy 1 kwh de electricidad cuesta 25 centavos CUP, y con la nueva tasa de cambio subirá a 3.61, en una tabla que aumenta progresivamente, aunque el 89% de los clientes pagarán una tarifa con subsidios, mientras el 11% no tendrá.

Sobre la factura de la electricidad, Murillo Jorge precisó que la lectura efectuada el 25 de noviembre al 25 de diciembre, se factura en enero a las tarifas actuales, mientras que la lectura efectuada del 25 de diciembre al 25 de enero, se factura en enero a las actuales ( cinco días por la tarifa viaja y cinco por la nueva). 

“El primer mes se tendrá un beneficio, pero también la población debe prepararse para ahorrar electricidad y guardar el dinero que tienen. Con el salario que reciben a principios de enero van a pagar por la tarifa vieja la electricidad pero ya en febrero se tendrá que pagar por la nueva”.

Tenemos que enfrentar precios especulativos y precios abusivos entre todos

Sobre el tema de los precios Murillo Jorge sostuvo que han tenido un crecimiento importante y es una de las quejas más frecuentes de la población. “Debemos entender que una devaluación encarece las importaciones, por ello la tarea ordenamiento lleva un incremento de precios”.

Por ejemplo, en el año 2019 Cuba importó, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, 9901 millones de dólares en mercancías, lo cual entró a la economía en una tasa de cambio de 1 X 1, es decir 9 901 millones de dólares entraron a la economía en 9 901 millones de pesos.

“Si ahora la tasa es 1 X 24 y se toman los mismos 9901 millones y se multiplican por 24, se convierten en 237 633 millones de CUP. Es decir, las devaluaciones, son buscando competitividad pero también encarecen las importaciones”.

Colocó como un ejemplo que ilustra lo anterior el plan de importación de arroz del próximo año, en el cual está previsto se invierta 536 dólares por tonelada, que a la tasa de 1 X 24 pasa a la economía como 12 864 CUP por tonelada de arroz. “Ese es el efecto de la devaluación”.

“Para que este arroz lo vendamos a la población, sin subsidio, la libra tiene que venderse en siete pesos. Ella en sí misma genera incrementos de precios y unido a ello hay que retirar el subsidio, lo cual provoca que también suban los precios”.

El problema está, comentó, si esa subida de precios se respalda con el incremento de ingresos previsto. “Si esa subida de precios se va de control entonces el nuevo salario se ve afectado y pierde capacidad de compra”.

Murillo Jorge se refirió a los precios especulativos y abusivos que ya se han ido produciendo en estos momentos. “Hay tres fenómenos en el país que van a ocurrir: déficit de oferta, incremento de los ingresos y aumento de los costos. Esas tres variables solas tienden a dar más inflación que la diseñada”, destacó.

Tenemos que enfrentar precios especulativos y precios abusivos entre todos, alertó el jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos. Los precios especulativos, dijo, por lo general siempre están asociados a la compraventa, en tanto en el caso de los abusivos no hay compraventa.

Marino Murillo abordó, además, el tema de los precios de Acopio y el de los productores agropecuarios. En ese sentido dijo que hay un proceso de capacitación del Ministerio de la Agricultura a través de todo el sistema empresarial que está previsto discutir con toda la base productiva.

Explicó que los tipos de cambio están vinculados directamente a la formación de precios. “Si tomamos los precios de empresas en Cuba y los dividimos entre los precios de ese producto internacional, nos daría el tipo de cambio implícito en ese producto”.

Un ejemplo ilustrativo, dijo, es el del maíz seco. “Hoy tiene un precio de acopio a los productores de 8 696 CUP por tonelada y si ese maíz lo comparamos con el mundo, haciendo incluso descuentos por calidad, etc. tiene un valor de 219 dólares. Cuando se divide, usando la fórmula anterior, el tipo de cambio implícito es de 39.7”.

Estas tasas estaban en un ambiente diferente al resto de la economía y todo ello se hizo en su momento para estimular a los productores agropecuarios, apuntó.

La realidad es que no se puede devaluar por 24 por encima de ese 39.7, es decir, no se puede seguir devaluando por encima del costo. “Está previsto que los precios agropecuarios a los campesinos, aumenten. Hoy por el arroz consumo, por ejemplo, se paga 6 956 CUP, y el nuevo precio en la tarea ordenamiento es de 10 878 CUP”.

“¿Qué precio deberíamos pagar por una tonelada de maíz? Hay que coger el maíz en el mundo y multiplicarlo por el tipo de cambio que no es solo para tener 24 CUP y cambiarlos por 1 USD, sino que es lo que ordena el funcionamiento de la economía”, subrayó.

Destacó que en el sector agropecuario ningún productor queda desamparado, pues se tendrá en cuenta problemáticas existentes como las insuficiencias tecnológicas, la falta de insumos y los pocos rendimientos industriales, “porque la producción agropecuaria nacional debe mantenerse”.

En el diseño de los precios de acopio también hay un apoyo a la base productiva de la agricultura, que incluye apoyo en el ámbito tributario, enfatizó Murillo Jorge.

Al referirse al tema de los precios descentralizados, significó que se quedan con precios centralizados 30 productos, el resto se queda descentralizado. “Y eso lo van a poner las empresas de la Agricultura que compran, con determinados límites porque si los precios de acopio suben mucho, después —automáticamente— el minorista sube”.

En cuanto a los precios especulativos y abusivos, puntualizó que el Plan 2021, en un ambiente de 1×1, tenía ventas minoristas por un valor de más de 159 000 millones de pesos, cuando eso se reconvierte a ambiente de devaluación las ventas minoristas van a más de 252 000 millones. 

“¿Por qué crecen? Muy sencillo, en un ambiente sin devaluación el arroz costaba 25 centavos, y en un ambiente devaluado está a siete pesos. Las mismas cantidades te dan más recaudación. Pero ese incremento de precios lo respaldaste con el incremento del salario. Ahora, ¿quiénes venden en Cuba los 252 000 millones?”

De esa cifra, dijo, el Estado vende unos 232 000 millones (233 064,1 millones), la mayoría. Y las formas de gestión no estatal venden 19 661,7 millones. En el mercado minorista en Cuba predomina la participación del sector estatal, más del 90%. 

En esas formas no estatales el cálculo arroja un crecimiento de tres veces el precio. Sobre este particular acotó que algunas personas opinan que esa cifra era muy poco, pero en realidad se trata de un crecimiento de tres veces y no del 3% como podía interpretarse erróneamente.

“Si el precio de las formas no estatales creciera tres veces, el incremento de los precios en Cuba iba a ser de 1,6 veces en su conjunto. Sin embargo, el fondo de salario —139 000 millones— crecerá 4,9 veces contra los cerca de 28 300 millones, sin contar el incremento adelantado al sector presupuestado”.

Reiteró la necesidad de lograr disciplina en la conformación de los precios, no solo en el sector no estatal. “Habrá que enfrentar resueltamente las indisciplinas y los precios especulativos y abusivos para mantener los entornos diseñados. No puede ser que una minoría que genere precios minoristas por 19 000 millones —que es más o menos el 10% de todo lo que se vende en el país— trace la pauta del incremento de los precios. Y ahí es donde están los precios especulativos y abusivos.

“Esa facultad de establecer hasta dónde van a crecer los precios está en los gobiernos, fundamentalmente en los municipales. Hay que declarar una guerra sin cuartel a los precios abusivos y especulativos, porque cuatro personas no pueden echar por el fondo todo el esfuerzo que se ha hecho para el incremento de salarios en busca de la productividad del trabajo”, sentenció.

Murillo Jorge insistió, asimismo, sobre la posibilidad de denuncia y enfrentamiento a esas indisciplinas desde las redes sociales, correos electrónicos habilitados a esos fines con la consiguiente actuación de las autoridades competentes, entre otros mecanismos de control, toda vez que ese proceso requiere no solo del esfuerzo del Estado y el Gobierno, sino que también es esencial la participación popular.

(Tomado de Cubadebate)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir