Teófilo Stevenson Lawrence: maestría deportiva, modestia y fidelidad a Cuba

1
343
Teófilo Stevenson, junto a Alcides Sagarra, jefe del cuerpo técnico del equipo nacional de boxeo durante varios años./Foto: Internet

Un día como hoy, en 2012, falleció quien fuera tricampeón olímpico y mundial de boxeo, Teófilo Stevenson, el hombre que vinculó maestría deportiva, infinita modestia y fidelidad total a la Patria, a la Revolución y al pueblo de Cuba que tanto lo admira.

Nació el 29 de marzo de 1952 en las cercanías del entonces central Delicias, en Puerto Padre, provincia de Las Tunas, y vivió allí una infancia humilde, en un hogar donde comenzó a forjar valores que lo acompañarían por siempre.

Stevenson ganó 301 peleas y perdió solo 20, salió vencedor en once ocasiones de las doce en que se enfrentó a boxeadores norteamericanos, en ruedos internacionales, preparados especialmente para derrotarlo. Por varias ocasiones se manejó la idea de enfrentar al famoso púgil estadounidense Mohammad Alí y a Stevenson, pero el combate tan añorado por la afición mundial nunca tuvo lugar, de tal suerte ambos terminaron siendo muy buenos amigos.

center

Teófilo era reconocido y temido por su demoledora pegada que invariable noqueaba a su adversario con un solo golpe, su pelea era elegante y técnica, además se le advertía de golpes rápidos, teniendo en cuenta su categoría de super-pesado, aunque fue caballeroso con sus oponentes, no pocos de los cuales, en varias partes del mundo fueron sus verdareros amigos.

No fueron solo preseas y coronas mundiales las que exaltaron su currículo en los más exigentes eventos, sino que prestigiosas instituciones del deporte internacional lo distinguieron en varios momentos de su carrera. Por tanto no fue sopresiva la selección de Stevenson en una encuesta que lo reconociera como el “Atleta del Siglo XX en la Isla”. Su estilo depurado, su esbelta figura, su carácter que irradiaba simpatía en el cuadrilátero y fuera de él, y su pegada descomunal, que vigilaba al oponente, y en el momento adecuado la descargaba para invariablemente dejarlo noqueado en el piso, fueron características que explican su popularidad en Cuba y el extranjero.

Teófilo Stevenson Lawrence conquistó la amistad de presidentes y jefes de gobierno de países de varias latitudes, pero la más notoria fue la del mítico Nelson Mandela, el primer presidente negro de Sudáfrica, tras derrotar el apartheid. Está referido en la prensa que cuando Stevenson fue a Sudáfrica a un curso de la Asociación Internacional de Boxeo, Mandela quiso recibirlo. Al verlo, abrió los brazos y exclamó: ¡Teófilo!…  Y dialogaron en inglés durante un buen rato, al final de la conversación Mandela quiso hacerse unas fotografías con él “para mostrársela a mis nietos –dijo- que saben que yo fui boxeador también, porque de lo contrario no me creerían que conversé a solas con el mejor boxeador amateur de todos los tiempos del mundo…”, dijo Mandela.

El único verdugo del excepcional pugilista cubano fue el soviético Igor Visotsky, de fuerte pegada y escasa técnica, que a pesar de no ser número uno en su país pudo derrotarlo dos veces: “Fuimos rivales en el cuadrilátero, primero; luego nos convertimos en amigos, y después en hermanos en la vida, y creo que es el mejor boxeador amateur de todos los tiempos”, terminó reconociendo el ruso.

Teófilo Stevenson y Mohamed Ali, en una de las visitas del pugilista profesional a Cuba./Foto: Internet.

Teófilo Stevenson se jubiló en 1988 aunque nunca se alejó del cuadrilátero de boxeo, como en aquellos tiempos en que sus peleas con otro cubano, Ángel Milián, desataban las ovaciones del público por ser ambos excelentes boxeadores. Aquejado de un padecimiento cardiaco, solía decir: “en la vida, como en el boxeo, los campeones nunca se retiran, no se rinden, como jamás abandonan una pelea…”.

En el momento de su fallecimiento, a sus sesenta años, fungía como vicepresidente de la Federación Cubana de Boxeo y ostentaba numerosas condecoraciones.

Su caballerosidad, patriotismo, y fidelidad perviven en el imaginario colectivo por sus hazañas y por sus méritos personales. Y acaso por aquella frase suya, que forma parte del patrimonio ideológico nacional, cuando un promotor extranjero quiso captarlo para el profesionalismo y él lo declinó diciéndole: “No cambio yo todos los millones de dólares del mundo que pudieran darme, por mis millones de cubanos que aquí convivimos…”.

1 Comentario

  1. Peregrinación hoy en Puerto Padre: homenaje al Gran Campeón Teófilo Stevenson
    http://www.radiolibertad.cu/2018/06/11/peregrinacion-hoy-en-homenaje-al-gran-campeon-teofilo-stevenson/
    Puerto Padre, Las Tunas.- Familiares, amigos, atletas y pueblo en general, participarán hoy en una peregrinación hasta el cementerio de esta ciudad, donde descansan los restos del tricampeón mundial y olímpico Teófilo Stevenson Lawrence, en el VI aniversario de su desaparición física.

    Además de familiares, autoridades y pueblo de Puerto Padre y de la provincia de Las Tunas, participarán en la peregrinación glorias deportivas que junto al Gran Campeón integraron el equipo nacional de boxeo, como José Gómez, Lorenzo Aragón, Armandito Martínez, Félix Savón, Mario Kindelán, Omar Santiesteban y Genovevo Griñán.

Dejar respuesta