Telmovil y la era de la informatización en Cuba

0
1115
Yasiel Reina Mesa, al frente de la gestión de Telmovil, considera que el empleo de los dispositivos móviles se está volviendo cada día mas imprescindible en el desarrollo de la sociedad cubana. /Foto: Juan Carlos Dorado

Un viejo IPhone 3GS, lanzado al mercado en junio de 2009, resulta mi herramienta para la comunicación, socializar, conectarme a Internet, usar el e-mail, grabar las entrevistas y hasta hacer una foto de emergencia, entre otros muchos usos personales y profesionales. Y aunque la tecnología del teléfono es obsoleta y hace mucho tiempo debería estar tirado en un cajón, permanece en mi cartera como fiel y útil compañero. Lo puedo mantener “de alta” y actualizado, en la medida de lo posible, en un taller de la ciudad de Cienfuegos, donde se combinan ingenio y resolutividad: Telmovil.

Y es que la telefonía celular en Cuba, vista en los primeros momentos por esta periodista con recelo pues hasta la critiqué al calificarla como modo de estatus lo digo sin sonrojos, ha debido sortear los vericuetos de la accesibilidad, para ganarse un lugar en medio de la informatización de la sociedad; porque su uso no está solo supeditado a la telefonía, sino al empleo de sus aplicaciones por estudiantes, profesionales y trabajadores, adaptadas y “traídas” hasta esta isla del Caribe desde el desarrollo.

Sobre el tema conversamos con Yasiel Reina Machado, líder de Telmovil, un joven profesional que optó por la modalidad del trabajo por cuenta propia, y encuentra en su taller la manera de aportar a la sociedad y la economía.

¿Por qué Telmovil, cuando y bajo qué circunstancias se fundó la empresa?

Telmovil se fundó el 22 de octubre del 2012 con el fin de emprender camino en el cuentapropismo luego de que el país abriera dicha posibilidad. Telmovil surgió luego de muchos intentos fallidos de crear una marca para un negocio que recién comenzaba, y a la verdad me costó mucho elegir finalmente ese nombre. Se trata de una combinación entre la palabra teléfono y la palabra móviles y así hacer alusión a lo que iniciaríamos como negocio”.

Nos cuentas, desde tu experiencia, con cuanta eficiencia y asiduidad los cubanos usan las nuevas tecnologías en bien de la sociedad, a pesar del limitado acceso a Internet, y desde los dispositivos móviles, por ejemplo, los estudiantes universitarios y de otras enseñanzas; médicos y personal de la Salud, arquitectos, periodistas, obreros, porque hasta la tabla de conversión de unidades de medida es una de las más usadas.

En verdad el uso de esta tecnología se está volviendo cada día mas imprescindible en el desarrollo de la sociedad en Cuba, cada paso que damos dependemos de nuestros dispositivos móviles, los estudiantes universitarios los usan para las instalaciones de aplicaciones que correspondan con su interés de acuerdo con su especialidad. Por ejemplo, los estudiantes de Medicina usan con frecuencia los atlas de Anatomía, otros piden también con frecuencia la enciclopedia colaborativa cubana (ECURED) o la Wikipedia off line, que les sirve de gran ayuda si no tienen en su casa una computadora y el acceso a internet. A por esos servicios llegan con regularidad a TelMovil.

Vista exterior del taller. /Foto: Juan Carlos Dorado

Acuden al taller para suplir cualquier problema referente a sus dispositivos, pero la instalación de aplicaciones, de redes sociales y de Wikipedia son de los servicios más demandados. Creo que las tecnologías son esenciales en la vida cotidiana de cualquier habitante en el mundo, hay que estar en el taller solo unos instantes para poder observar cómo personas de todas las edades acuden por una aplicación o tutoría técnica”.

¿Consideras dañino el apego a los teléfonos y dispositivos?

En Cuba la gran mayoría de los estudiantes de la universidades y los profesionales los usan hoy como herramienta, puesto que casi todas las ramas han digitalizado la literatura científica y especializada, y resulta una variante más económica que una laptop y con muchas más funcionalidades. Pienso que nunca es dañina si se aplica en función del conocimiento, aunque siempre hay quienes llevan el apego a extremos y terminan convirtiéndose en adictos, da igual si a juegos o a las redes sociales, y en esa función la verdad no le veo mucha importancia”.

Yoniel Suárez Guerrero, estudiante de Medicina, pertenece a una variopinta y numerosa generación de quienes usan los teléfonos para la socialización del conocimiento. Aunque no es preciso ser joven o estudiante universitario para sacarle ese provecho al móvil, basta con llevarlo en el bolsillo o la cartera y asumirlo como lo que en realidad es: útil “caja de herramientas” para facilitar la vida, personal y profesional.

Los profesionales de la Salud y estudiantes de carreras afines nos auxiliamos mucho de los teléfonos móviles. Por ejemplo, el Formulario Nacional de Medicamentos de Cuba, está disponible en una base de datos contentiva de todos los renglones del Cuadro Nacional de Fármacos, que detalla las características de cada uno, su uso, posología, reacciones adversas, precauciones a observar…; también tenemos acceso al MedCal, fórmularios para cálculos del índice de masa corporal, filtrado glomerular, y otras muchas facilidades. Eso para no hablar de la talking tom mascota virtual, Zapya, Osmand (mapa GPS off line, todo el mapa de Cuba y una base de datos informativa, para teléfonos androides maps.me para Iphone, Wikipedia of line, gestores de pdf, work, ppt, Excel, editores de fotos, filtros de cámaras, diccionarios, traductores, y hasta calendario para la menstruación que usan las mujeres, herramientas útiles todas, concentradas en un solo sitio el que siempre nos acompaña”.

Yoniel me comenta sobre una aplicación que él mismo tiene en proceso de creación y que en su momento socializará a través de la plataforma cubava.cu, pero que de momento, por razones obvias, mantiene casi en secreto mientras dure el proceso creativo. Sin embargo, se atreve a anunciar que de seguro será muy útil entre sus colegas.

Volvemos con Yasiel Reina Machado, propietario de TelMovil y un joven actualizado en materia de uso y empleo de la telefonía móvil y sus aplicaciones en la sociedad cubana. Sobre el trabajo por cuenta propia indago en lo referente a Contabilidad, gastos, ingresos, declaraciones al Fisco, aspectos que mucho dicen de rentabilidad, eficiencia y fiabilidad de un negocio privado.

Bueno ese es un tema sobre el que con el paso del tiempo he ido aprendiendo, claro, con la ayuda de personas especialistas en esos temas, quienes me han brindado su apoyo, pues considero es el aspecto que más peso tiene a la hora de hacer rentable y legal un negocio. Porque el aporte va a la economía familiar, pero también a las arcas del Estado”.

¿En qué medida facilitaría el trabajo y hasta la legalidad, el contar con un mercado mayorista o la autorización estatal para la importación de piezas o insumos?

La utilización de un mercado mayorista sería en este momento lo mejor que pudiera ayudarnos, a quienes amparados en el trabajo por cuenta propia brindamos servicios a la población. Se encarece en gran medida adquirir herramientas y piezas en sentido general. Si se lograse el mercado mayorista se ampliaría la gama de los servicios que podríamos ofertar en nuestra ciudad”.

Yasiel regresa a su mesa de trabajo en Telmovil, le esperan clientes, para así continuar el día a día, buscando alternativas y soluciones técnicas nacidas más del ingenio que de las posibilidades reales, en pos de contribuir a la informatización de la sociedad cubana.

En la mesa de trabajo los servicios más demandados son los de instalación de aplicaciones, de redes sociales y de Wikipedia y Ecured. /Foto: Juan Carlos Dorado

Dejar respuesta