Tarea Ordenamiento, fuerza transformadora de la economía de Cuba

Al resumir en Cienfuegos el ciclo de encuentros iniciado el pasado 18 de enero entre la dirección del país y los principales cuadros de las provincias, el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, aseveró que estas reuniones permitieron abordar temas de alta complejidad y comprobar el escenario nacional.

Además, dijo, sirvieron para “corroborar un grupo de criterios que teníamos sobre diversos aspectos y profundizar en otros. Todo esto ha conllevado a una propuesta de ajuste, de rectificaciones y propuestas para nuevos temas que debemos abordar con otra dimensión en las próximas semanas; e ir construyendo un consenso entre todas las estructuras de trabajo del Gobierno, del Partido, de las organizaciones de masa y del sistema productivo para encontrar el papel que a cada uno le corresponde y trabajar con más eficiencia, con más coherencia, en todos estos temas”.

Consideró que en la Tarea Ordenamiento “hemos pasado por varios tipos de problemáticas: una es la insuficiente preparación de algunos directivos -sobre todo en el sector empresarial-, que provocaron una incorrecta interpretación de las normas y a su vez una incorrecta implementación de determinados aspectos”.

A continuación sostuvo que “un segundo grupo de problemas estriba en relacionar aspectos que tenían sus problemáticas antes del proceso del Ordenamiento y achacárselas a este. Los mismos tienen otra solución, otro tratamiento, y no es precisamente dentro de la Tarea donde pueden resolverse”.

Un tercer grupo de problemas se relaciona con “la mala argumentación que diversas direcciones administrativas dieron a sus trabajadores, con la ausencia de la adecuada explicación, lo cual generó insatisfacción, incertidumbre e incomprensiones. En la medida en que se ha explicado y se ha brindado información eso ha quedado resuelto”.

También se han suscitado reclamos que van contra la esencia del Ordenamiento y con eso no se tranza, porque cuanto va en contra de este no tiene tratamiento, aclaró a renglón seguido el máximo dirigente cubano.

La Tarea es una fuerza transformadora prevista para impulsar el país, para ordenar la economía, para hacerla más transparente, para truncar la mentalidad importadora y propiciar la exportadora, para buscar la eficiencia, para distribuir de acuerdo con el principio socialista: o sea, el que más aporte y trabaje, el que más eficientemente lo haga, ese gana más. Mantiene el principio de justicia social de la Revolución, pero sin igualitarismo. No subsidiamos productos para todos, subsidiamos y damos tratamiento diferenciado a las personas vulnerables. Y por supuesto lo primero a garantizar es que cada cubano y cubana pueda tener un empleo y que, como resultado de su aporte, reciba un salario que le permita vivir en condiciones dignas, subrayó el mandatario.

Al encuentro acudieron además un grupo de viceprimeros ministros, ministros y las máximas autoridades de Cienfuegos: su primer secretario del Partido y miembro del Comité Central, Félix Duartes Ortega; y el gobernador, Alexandre Corona Quintero./Foto: Estudios Revolución.

Reflexionó en sus conclusiones del ciclo de reuniones nacionales que “ahora debe evaluarse febrero, un mes de mucha observación y seguimiento en pos de perfeccionar la Tarea, porque va a ser el primer mes en que la gente va a ver su salario completo, porque no está la liquidación de vacaciones, ya se han hecho los ajustes, ya van a estar los precios más o menos en un primer momento y todo el mundo está haciendo los cálculos. Y, por supuesto, el sistema empresarial tiene mucho que pensar, rediseñar y reconstruir en función -sobre todo- de la eficiencia, que ha sido, a nuestro modo de ver, el enfoque que ha faltado como generalidad en el sistema empresarial. La gente habla separadamente de precios, de costos y de salarios pero no encuentra la relación entre dichos elementos a partir de un riguroso análisis económico basado en la eficiencia”.

Por la voluntad que hemos visto, por la manera en que después de los primeros impactos del tema se han estado proyectando las instituciones, se ha ido aclarando el proceso, estoy convencido que el Ordenamiento era necesario y no podíamos esperar más aplicarlo. El hecho de que ya exista otro tipo de discusión en torno a los problemas de la economía, que estemos viendo las cosas de otra manera, que hayan personas buscando empleo, que existan instituciones viendo cómo rediseñan sus procesos ya eso nos da una ganancia que multiplicará el resultado en el futuro, apreció.

Ponderó el hecho de que a poco más de un mes de la Tarea se ha recogido más del 50 por ciento del CUC que estaba en circulación.

En el encuentro -conducido por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz-, el miembro del Buró Político del Partido y Jefe de la Comisión de Implementación, Marino Murillo Jorge destacó que el primer mes de la Tarea Ordenamiento ha regalado enseñanzas a partir de los errores, al tiempo que ha generado hechos positivos que ya se aprecian en la economía.

El vice primer ministro y Ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, significó que “ahora que este tren arrancó tenemos que incentivar el empleo en el sector productivo y, dentro de este, el directo a la producción y, además, monitorear la productividad. Hemos de incrementar el empleo para generar más ofertas de bienes y servicios, y en pos de darle al cubano la posibilidad de vivir dignamente a partir de su salario”.

Gil Fernández confirmó que durante el mes de enero más de 40 000 personas se emplearon en la economía cubana.

De acuerdo con el informe presentado por el Gobernador de Cienfuegos, Alexandre Corona Quintero, en la provincia han buscado empleo 2 812 personas y lo han aceptado 1 450.

Relativo al tema de la COVID-19 (otro de los puntos abordados en las 16 reuniones acaecidas en la nación), el Presidente de la República de Cuba aseveró: “Sabemos lo que tenemos que hacer. Con los ajustes hechos en la entrada de visitantes del exterior, y todo cuanto hemos revisado, creo que podemos salir de esta situación en un tiempo relativamente corto”.

Precisó que es importante tener en cuenta que la causa fundamental de lo sucedido es que se bajó la percepción de riesgo y nos confiamos tanto a nivel institucional, como a nivel de población. Esto último, vinculado a la entrada de visitantes extranjeros, nos complicó -acotó el Jefe de Estado en una de las provincias de menos complicación a escala nacional.

Sobre el asunto de la producción de alimentos (Cienfuegos afrontó una campaña de frío 22 871 hectáreas), Díaz-Canel hizo énfasis en producir más aplicando ciencia, buscando innovación, potenciando los sistemas productivos locales, aplicando bioproductos y sembrando más para paliar la disminución de rendimiento debido a las actuales condiciones de menos fertilizantes.

El vice primer ministro y ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, significó que “hemos de incrementar el empleo para generar más ofertas de bienes y servicios, y en pos de darle al cubano la posibilidad de vivir dignamente a partir de su salario”./Foto: Estudios Revolución.

Lo que sí no puede nadie es cruzarse de brazos porque no le dan fertilizantes u otro producto o insumo. Si somos capaces de producir más en estas circunstancias estaremos más fortalecidos para cuando tengamos más holgura producir más y con mayor eficiencia. En otros momentos ha habido fertilizantes pero también escaso rendimiento, porque se malgastó o fue mal utilizado, es la hora de sacudirnos la ineficiencia y la Tarea Ordenamiento ayudará a transparentar todas estas dinámicas, sostuvo.

Manuel Marrero Cruz llamó a buscar en Cuba métodos más efectivos en el combate contra la corrupción y las ilegalidades, fenómenos que no cesan, pues siguen personas inescrupulosas tratando de beneficiarse del pueblo y de las estructuras del Estado.

En el caso de Cienfuegos han registrado acciones contra 929 coleros, 200 revendedores, 190 acaparadores y 16 transportistas, y resultaron procesados 209 ciudadanos. Desarticularon 17 casas de almacén y 33 puntos de venta ilegal. En la Fiscalía Provincial se la ha dado seguimiento a 150 denuncias.

El primer ministro también concedió relieve en sus palabras a fortalecer la comunicación con el pueblo para poder identificar los problemas desde el inicio mismo de la insatisfacción. A veces lamentablemente se actúa por reacción, consideró.

Julio Martínez Molina

Julio Martínez Molina

Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista del diario 5 de Septiembre y crítico audiovisual. Miembro de la UPEC, la UNEAC, la FIPRESCI y la Asociación Cubana de la Crítica Cinematográfica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir