Tarea Ordenamiento en Cienfuegos: el sindicato al lado de sus trabajadores

Caracterizada por su enorme envergadura y complejidad, la Tarea Ordenamiento es una de las más complejas emprendidas en Cuba en los últimos tiempos.

Sus cuatro componentes: anulación de la dualidad monetaria y cambiaria, eliminación hasta donde sea posible de subsidios excesivos y gratuidades indebidas, y la transformación en los salarios, las pensiones y la asistencia social, impactan de manera contundente en la sociedad. Y aunque no represente el remedio definitivo a todos los males que han azotado durante años a la economía, sí representa un paso insoslayable en el camino hacia la actualización del modelo económico.

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y sus sindicatos juegan un papel protagónico en la ejecución de dicha iniciativa. En su responsabilidad de organizar, representar y movilizar a sus miembros, tienen la misión de acompañarlos en estas transformaciones que responden también a viejos reclamos.

El movimiento sindical ha tenido una importante participación al recoger las preocupaciones, criterios e insatisfacciones de los afiliados, en aras de lograr una salida airosa en el colosal empeño. Sobre ese particular 5 de Septiembre conversó con Dainery Martínez Hernández, miembro del secretariado provincial de la CTC.

“Nosotros tenemos como prioridad dar seguimiento a los planteamientos que ha ido generando la Tarea Ordenamiento en cada uno de los colectivos laborales, a partir de cuanto se viene haciendo y de cómo la asimilaron.

“Aquí se recogen muchas inconformidades en el caso de los operarios de los Grupos VII y VIII en varios sectores, con marcada preocupación en la Unión Eléctrica por la complejidad de las labores que realizan.

“En Educación y el Inder hay insatisfacción por lo relacionado con la antigüedad, y en el caso de la Universidad de Ciencias Médicas, con las figuras reconocidas para el pago de la docencia”, puso como ejemplo la dirigente sindical.

Según expresó, otros señalamientos emanan de sectores como el de la Cultura. La Resolución 30 de ese Ministerio pasó por alto las librerías y, por ende, se afecta el salario de los administradores y las libreras. También muestran preocupación con el financiamiento en la Empresa Provincial de la Música y Espectáculos “Rafael Lay”, mientras una situación similar se presenta con los artistas de la plástica y los artesanos.

“Otras insatisfacciones emanaron del Centro Provincial de Casas de Cultura. Allí los salarios de los jefes de departamento son iguales a los de los metodólogos que se subordinan a ellos. En las bibliotecas, por citar otro ejemplo, no existe diferencia de salarios entre el personal técnico que labora en bibliotecas de diferentes categorías. Además, hay inconformidad en el teatro Tomas Terry con la categorización, lo cual hace que aquí los salarios sean bajos e inferiores a los que perciben quienes laboran en los museos y galerías del territorio”, señaló.

En sentido general, las quejas están relacionadas con divergencias con las escalas salariales aprobadas para determinadas calificaciones, los altos precios en comedores y el transporte obrero, así como el incremento excesivo de algunos precios, lo cual disminuye la capacidad de compra del salario.

Martínez Hernández afirmó que el sindicato ha tramitado estas insatisfacciones con los organismos. “Hemos convocado a recoger cada una de las dudas e inquietudes, a no obviar nada, para tener más herramientas a la hora de tramitarlas. Lo que ha sucedido desde que comenzó la Tarea hasta la fecha nos muestra que el país está escuchando todo cuanto ha emanado de los colectivos”, aseveró.

Las transformaciones derivadas de la Tarea Ordenamiento demandan también modificaciones en el actuar del movimiento sindical. De acuerdo con la dirigente, tener una participación más activa, reafirmar la importancia de la asamblea de trabajadores, velar por el cumplimiento del plan y guiar a los colectivos en el empeño de lograr mayor productividad con eficiencia, son imperativos ante el sindicato, que hoy más que nunca, debe acompañar a sus afiliados.

Yudith Madrazo Sosa

Yudith Madrazo Sosa

Periodista y traductora, amante de las letras y soñadora empedernida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir