El pozo de petróleo y las mil y una cajas de tomates…

Tanto Juan como Pedro sabían que esa mina era finita. Ni habían encontrado petróleo en su patio trasero ni tenían

Leer más
Compartir