Tiempo de Cine: un programa especializado para que crezcan los auditorios críticos

Los públicos cubanos siempre han agradecido la presencia de espacios cinematográficos en la pequeña pantalla. Y es que el cine es una industria de sueños que signa nuestras avideces, la urgencia del conocimiento y la catarsis de las emociones. Igual, un acto creativo que acelera nuestras pulsaciones estéticas y nos enseña a preciar la existencia desde el encomio de la belleza, particularmente el que califica como arte.

Leer más

Verdad y justicia (+Video)

Del escaso cine producido en Estonia, y del todavía más escaso que llega a estos lares, puede advertirse la propensión a armar narraciones fílmicas desde la afinidad hacia esa pantalla clásica construida a partir de un relato poderoso, con múltiples capas de lectura, asido este tanto a la riqueza de contexto como -sobre todo- de personajes sobre quienes suele pender determinada urgencia moral.

Leer más
Compartir