El Sevilla, «tan sonriente»

Parece que la gente le tiene miedo a Adama Traoré. ¿Cómo detener a un futbolista indetenible? Así, indetenible, toma el balón y recorre tal vez unos 60 o 70 metros. Los rivales no pueden ni siquiera sostenerlo por los brazos: Traoré se unta una especie de crema, que impide el agarre por cualquier parte de sus imponentes extremidades superiores.

Leer más
Compartir