Stella Calloni: "El pueblo precipitó el triunfo sandinista"
vie. Nov 15th, 2019

Stella Calloni: “El pueblo precipitó el triunfo sandinista”

"El pueblo se incorporó en todas las ciudades del interior del país. La salida en masa del pueblo apresuró la caída del dictador y el triunfo de la revolución sandinista", asegura Stella Calloni. /Foto: Archivo

"El pueblo se incorporó en todas las ciudades del interior del país. La salida en masa del pueblo apresuró la caída del dictador y el triunfo de la revolución sandinista", asegura Stella Calloni. /Foto: Archivo

A 40 años del triunfo de la Revolución Sandinista en Nicaragua, la escritora y periodista argentina Stella Calloni recordó los momentos históricos que vivió como corresponsal, entre ellos el ser testigo de excepción del decisivo papel del pueblo, como un puño, en la precipitación de los acontecimientos que coronaron la victoria rojinegra.

“La unidad de sectores intelectuales, nacionalistas, marxistas, campesinos y cristianos hizo posible la composición plural del Frente”, destacó Calloni.

Ante los micrófonos del programa Voces del Mundo, la intelectual rememoró la cobertura que realizó en Nicaragua aquel mes de julio de 1979, cuando el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) logró derrocar al dictador Anastasio Somoza Debayle y tomar el poder en la empobrecida nación centroamericana.

Stella Calloni, escritora y periodista argentina, tuvo el privilegio de vivir de primera mano, en su condición de corresponsal, la victoria sandinista en Nicaragua hace hoy 40 años. /Foto: La Voz del Sandinismo
Stella Calloni, escritora y periodista argentina, tuvo el privilegio de vivir de primera mano, en su condición de corresponsal, la victoria sandinista en Nicaragua hace hoy 40 años. /Foto: La Voz del Sandinismo

“Tuve la oportunidad de conocer a casi todos los fundadores del FSLN, entre ellos a Germán Pomares. Era un proyecto de resistencia que tomaba la figura de Augusto César Sandino, un luchador profundamente antiimperialista.

Asimismo, Calloni señaló las míseras condiciones de vida que atravesaba la población nicaragüense y recordó los días en que los combatientes comenzaron a llegar a la capital. “La mayor parte del pueblo nica era campesino. La dinastía Somoza mantuvo al país como si fuese su casa. Todo en Nicaragua era de ellos. El país estaba en un nivel de atraso y abandono tremendo: había un 90 por ciento de analfabetismo. Luego de que Carlos Fonseca fuera asesinado por Somoza en 1976, los comandantes se dividieron en varios frentes y comenzó la ofensiva final. El 17 de julio Somoza huyó del país, llevándose los baúles llenos de dinero y los féretros de sus familiares”, dijo.

“El día del triunfo sandinista, los periodistas estábamos en León, Masaya, Managua. Todos los corresponsales estábamos dando vueltas por todos lados, era imposible cubrirlo todo. Yo estaba en las afueras de Managua cuando el FSLN, que era un ejército de desarrapados, pasó por los caminos. Aquello fue maravilloso, el pueblo se incorporó en todas las ciudades del interior del país. La salida en masa del pueblo apresuró la caída del dictador y el triunfo de la revolución”, continuó la autora de los libros Panamá: pequeña Hiroshima, Operación Cóndor, pacto criminal y Evo en la mira. CIA y DEA en Bolivia.

“Viví la acción residual de la contra”

En tanto, Calloni contó la reacción inmediata de la contrarrevolución puesta en marcha por EE.UU. en un territorio considerado estratégico para sus intereses.

“Algunos días había enormes tiroteos en la noche, porque muchos contras tenían buen armamento. Todo estaba cerrado en Managua. La poca comida se empezó a repartir. Se le llamó la guerra encubierta porque EEUU quería presentarla como que si se tratase de desplazados. En este contexto había que reconstruir el país. Era hacerlo en pie de guerra en toda la zona norte. La guerra de los contras fue liderada por la CIA”, afirmó.

La periodista, que al momento del triunfo sandinista desempeñaba su trabajo en el diario mexicano Uno Mas Uno, aseguró haber llegado a una aldea arrasada por los contrarrevolucionarios “y ver a la gente descuartizada”.

“Esa guerra fue una experiencia brutal. Se podían encontrar cadáveres flotando en el río, era parte del entrenamiento que los norteamericanos traían de Vietnam y la aplicaban en Nicaragua”, adujo.

En ese sentido, Calloni vinculó los planes de Washington en Nicaragua con el bloqueo en Cuba y los actuales intentos de desestabilización en Venezuela: “Las acciones de los contras siempre estuvieron bajo el control de la CIA y de John Negroponte, embajador norteamericano en Honduras, a quien se lo llamaba ‘el virrey’. Recordemos que él estuvo implicado también en el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en 2009. Elliott Abrams y Negroponte, Roger Noriega estuvieron en Nicaragua y ahora todos están en la guerra encubierta contra Venezuela“. (Tomado de Sputnik)

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share