Sostenibilidad, cultura del detalle y ahorro para la esperanza

Declaraciones del ministro de Salud, Dr. Roberto Morales Ojeda, al término de una visita de trabajo a la provincia de Cienfuegos

5
1207
En el hospital provincial Gustavo Aldereguía Lima el titular del MINSAP recorrió varias de las salas recién remozadas. /Foto: Juan Carlos Dorado
En el hospital provincial Gustavo Aldereguía Lima el titular del MINSAP recorrió varias de las salas recién remozadas. /Foto: Juan Carlos Dorado

Como adelantamos en información previa, el Doctor Roberto Morales Ojeda, ministro cubano de Salud, realizó el pasado jueves una visita a tres municipios de la provincia de Cienfuegos, acompañado de su equipo de trabajo y de las autoridades políticas, gubernamentales y de Salud del territorio. Al término de su recorrido por varias instituciones y centros de la atención Primaria y Secundaria de Salud acá, el titular del MINSAP ofreció declaraciones a la prensa:

“Hemos estado insistiendo en la necesidad de que la población resuelva sus principales necesidades de salud entre el consultorio, el grupo básico, policlínico; en esa misma medida estamos acercando los servicios a la comunidad y descongestionando los hospitales. Las tres instituciones de este territorio: el ‘Gustavo Aldereguía’, “Pediátrico y el ‘Psiquiátrico’ muestran una disminución en el número de casos atendidos en los cuerpos de guardia y en consultas, pero todavía están muy lejos de lo deseado.

“Por ello apreciamos todas las acciones que están teniendo lugar en los barrios, con la ayuda de organismos, para rehabilitar algunos consultorios, lo que le va a permitir a Cienfuegos arribar al 26 de Julio con más 40 objetos de obra de la Salud terminados o reparados. Pero hay todo un programa según conocimos, una segunda etapa en saludo al 60 aniversario del 5 de septiembre; y una tercera en saludo al triunfo de la Revolución. Y no solo se incrementará la resolutividad a partir de ir rehabilitando servicios, sino que se incrementan los procederes, se mejoran las condiciones de los trabajadores y se da solución a insatisfacciones de la población en los temas de aseguramiento e infraestructura”.

En relación con el programa de rehabilitación y mantenimiento de locales e instituciones, Morales Ojeda insistió:

Sobre los trabajos en ejecución en varias instituciones de la Salud, el ministro insistió en que se tienen que hacer cosas bien hechas, robustas y con cultura del buen gusto y del detalle. /Foto: Juan Carlos Dorado
Sobre los trabajos en ejecución en varias instituciones de la Salud, el ministro insistió en que se tienen que hacer cosas bien hechas, robustas y con cultura del buen gusto y del detalle. /Foto: Juan Carlos Dorado

“Lo primero es hacer sostenible todo cuanto vamos a recuperar, a partir de poder contar con mantenimientos más frecuentes y no esperar por el deterioro de algunas instalaciones al que hoy nos enfrentamos por no contar con una correcta política en este sentido. De tal forma, se tienen que hacer cosas bien hechas, robustas y con cultura del buen gusto y del detalle. Todo esto será posible en la medida en que utilicemos muy racionalmente los recursos financieros, materiales y humanos, apegados a las normas establecidas”.

Sobre las condiciones que reúne la sala de Hematología del Hospital Provincial, ampliada y rehabilitada —a más de un 90 por ciento de ejecución y próxima a ser entregada—, el titular del MINSAP comentó:

“Está a la altura de las patologías hematológicas que tratarán acá, que se integra a la nueva instalación que se reconstruye en La Habana, el Instituto de Hematología. Reúne las condiciones y requisitos de especificidad del tratamiento de estas patologías asociadas a la sangre. Es un recurso para un grupo de pacientes que requieren servicios especializados, que necesitan esperanza, como vimos hace un rato en el servicio de Oncología de este Hospital, que con cultura del buen gusto devenga para pacientes y familiares, en esperanza”.

En una valoración general del trabajo del sector en la provincia, Morales Ojeda acotó:

“Debemos preguntarnos qué no se hace en un policlínico que hoy se puede hacer, desde la base de la infraestructura de equipamiento y recursos humanos; estamos convencidos de que en Cienfuegos serán capaces de hacer todo lo que nos estamos proponiendo. Tienen algunos indicadores que en este primer semestre del año no se han comportado como en períodos anteriores, pero estamos seguros de que esa situación se revertirá, a partir de las medidas y los retos planteados, para terminar el 2017 a la altura de lo que nos tienen acostumbrados”.

5 Comentarios

  1. Cómo me encuentro francotiradores por acá, que gustan de despotricar de la Salud, cuánto me gustaría verlos con una cuenta millonario por una intervención quirúrgica que le salve la vida a alguien. Y si están tan quejosos por qué no se quejaron en el momento oportuno, allí donde mismo los maltrataron? O es que ahora el Periódico es oficina de quejas? Y ustedes dónde trabajan? Son tan buenos en lo que hacen? Yo tengo muchos familiares que son médicos y enfermeros, trabajan muchísimo, hacen guardias de 24 horas, y salvan muchas vidas, muchas, a ningún precio, porque lo dan todo, para tener qie aguantar a los habladores de basura que se asoman por acá

    • Cuando acuda a un centro de salud y no lo atiendan, entonces dígalo, o acerquese a quienes allí atienden a la población, que existe el mecanismo, pero no lo usan, no es costumbre del cubano, prefieren salir insatisfechos a reclamar sus derechos, hora, lugar, nombre, señalen, porque en onda de quedar bien con Dios y con el diablo nada podrá hacerse, porque callarse y no decir, eso es otorgar, y con esa filosofía de vida no vamos a lado alguno. Gracias por leernos y comentar

    • No, no visitó la sala de trastornos del sueño, a la que este periódico criticó y hoy encuentran soluciones. En cambio estuvo en Geriatría, Oncología, Hematología y sostuvo encuentros con inversionistas para seguir reparando el Hospital, una institución que tiene 37 años de fundada, más de 3 mil trabajadores y otros 7 mil entre pacientes, acompañantes, toda una multitud que entra y sale a diario, deteriorando lo reparado. Hay muchos sectores de la sociedad, productivos por cierto, que debían aportan más en lo económico y construir más en lo social. Así pasa con la zafra, la agricultura, la pesca… Hay que seguir, criticando lo mal hecho y mirándonos por dentro. Gracias por comentar y opinar

Dejar respuesta