Soberana campesina, “La reina” de Palmira
mar. Nov 12th, 2019

Soberana campesina, “La Reina” de Palmira

Foto: Efraín Cedeño

Foto: Efraín Cedeño

A propósito del Día Internacional de las Mujeres Rurales, este 15 de octubre, cuyo acto nacional tiene lugar en Cienfuegos

En absoluto riñen los rigores del cultivo de la tierra con la belleza femenina. Para corroborar tal presunción no hay más que llegarse a la finca agroecológica La Tinaja, en el municipio de Palmira, y encontrar allí a la campesina Carmen Rosa Estévez Dueñas, mientras sus manos repasan las frutas de la heredad.

“Desde que tengo uso de razón amo este terruño, en gran medida por imitar el desvelo y pasión que siempre ví en mi papá Rafael, hacia estos mismos árboles que él plantó y cuidó con esmero”, confiesa la asociada de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Luis Arcos Bergnes.

Si bien buena parte de las cosechas de la CCS son comercializadas en puntos de ventas y placitas, la Juguera La Reina deleita el paladar con deliciosos refrescos y jugos. Visitantes y locales encuentran allí diariamente no menos de cinco sabores diferentes.

Una breve encuesta entre vecinos y asiduos a “La Reina” confirman la calidad de estos “néctares del cielo”, como escuché calificarlos. En buena medida, al decir de la propia Carmen Rosa “porque no utiliza productos químicos. Esos árboles y cultivos solo se alimentan de materias orgánicas y otros biofertilizantes”.

“La Tinaja” se ha convertido en Referencia para el Movimiento Agroecológico de Campesino a Campesino, promovido por la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap). Es de las 32 fincas Certificadas como parte de ese revolucionario programa en la provincia. Delegados de 15 países al VI Encuentro Internacional de Agroecología tuvieron palabras de elogios para con las producciones de la finca, sede del evento el año aterior.

Podría interesarle: Agroecología: sostenibilidad y salud

Aunque el “punto fuerte” aquí son las frutas —52 variedades—, algunas exóticas como albaricoque, pera, papasán (el popular meloncillo, por su parecido a la sandía); en poco más de una hectárea y media crecen también diferentes especies de cultivos varios, hortalizas, plantas medicinales y vegetales.

De paraiso pudiera calificarse la estancia campestre. El ambiente fresco y la armonía de la naturaleza transmiten serenidad, matizada a ratos por la presencia de un número considerable de aves de corral y fauna doméstica. La guardia canina no falta, tampoco la cría de cerdos, como parte del convenio porcino concertado por la familia Estévez Dueñas.

Lea también: Balance de la ANAP: salir adelante con lo que tenemos

“Nos hemos atemperado muy bien a la coyuntura actual de emergencia energética. El riego, por ejemplo, lo hacemos fuera del horario pico; utilizamos el mínimo de la iluminación nocturna exterior y esas mismas medidas se tienen en cuenta en el hogar.

“A ello se suma el uso de la tracción animal, tanto para el laboreo de la tierra, como para la comercialización de los productos”, comenta Carmen Rosa.

Hoy 15 de octubre, la provincia de Cienfuegos será sede del acto nacional por el Día Internacional de las Mujeres Rurales, le recuerdo a la destacada anapista.

“Claro que bien merecida porque más del 60 por ciento tenemos cargos de dirección en la Anap, además al pie del surco hacemos parir la tierra. ¡Ah, y sin descuidar las labores del hogar!”, comenta con aires de satisfacción.

Foto: Efraín Cedeño
Foto: Efraín Cedeño
Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share