Sitios Yarigua y La Rioja propuestos como áreas protegidas de Cienfuegos

Al suroeste de Guasimal, en el municipio cienfueguero de Abreus, parte oriental de la Ciénaga de Zapata, el conocido coto de caza Yarigua engrosa ahora los expedientes de conservación y se sumará a las nueve áreas protegidas de esta provincia. También está propuesta La Rioja, reserva arqueológica de la localidad de Cruces.

La zona de Yarigua está considerada un paraíso de aves; en ella habita el manjuarí de la prehistoria. Sus lagunas Venero Chico y Venero Grande constituyen santuarios de especies marinas. Vale destacar la labor ambientalista allí del Ministerio de la Ciencia en Cienfuegos, junto al sector de Educación, en pos de vincular a los pioneros de escuelas aledañas a través de círculos de interés, para el cuidado de la naturaleza.

Según informaciones de Julia Magdalena Cobas Mir, especialista en Gestión Ambiental del CITMA aquí, el otrora coto de caza Yarigua ya tiene expediente para avalar su propuesta. Intervinieron en su elaboración prestigiosos especialistas de la Empresa de Flora y Fauna del territorio.

Por otra parte, la loma La Rioja, cercana a la urbanización de Cruces, es reserva paleontológica y arqueológica. Al decir de Julia Cobas, el fortalecimiento de los vínculos con proyectos de desarrollo local signa el alcance sociocultural de estas valiosas reservas.
“Ello calza la parte económica de las áreas, así como la cooperación entre organismos. Tenemos algunas con la colaboración del Servicio Estatal Forestal y es fundamental el turismo, pues los senderos de naturaleza necesitan protección y es clave la unión con el Ministerio del Turismo en ese sentido”.

Relacionado 👉 Destacan riqueza paleontológica del sitio La Rioja

Dado su nivel de accesibilidad La Rioja es considerado un sitio fosilífero único en el hemisferio occidental: Hay allí clasificados seis nuevas clases, diez órdenes, trece familias, 18 géneros y 25 especies de invertebrados marinos.

Estudios de investigadores como Alberto F. Arano Ruiz, corroboran la presencia allí de exponentes fósiles devenidos de la biodiversidad marina, entre ellos moluscos bivalvos, gasterópodos, cefalópodos, equinodermos, corales, hidrozoos, y microfósiles.

Artículos relacionados

Dagmara Barbieri López

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir