Símbolos locales: El himno de Cienfuegos

0
448
Foto: Juan Carlos Dorado ( Centro de Documentación)

La música del himno de Cienfuegos fue compuesta por el español José Mauri Esteve con motivo del primer centenario de la fundación de la ciudad, que se celebró en 1919. La letra pertenece a Atanasio Rivero, quien obtuvo el primer premio en el concurso auspiciado por el señor Esteban Cacicedo con este fin. Esta pieza musical, devenida símbolo de la localidad, fue interpretada la primera vez por la Banda Municipal de Cienfuegos en la noche del 19 de abril de 1919, en la velada del teatro Tomás Terry, donde fue cantado después por el Orfeón, anexo a la Sección Filarmónica de la Asociación de Dependientes.

Al terminar el memorable acto, volvió a ejecutarse en el parque ante el monumento de José Martí y después se cantó en cada uno de los eventos que se efectuaron durante aquellos festejos.

Actualmente solo se cantan las dos primeras estrofas, aunque a continuación las reproducimos todas:

En tu escudo, Cienfuegos, aún brillan
las palabras de austera virtud
con que el prócer de Jagua ha nimbado
tu blasón y tu historia de luz.
Gloria a ti, la ciudad laboriosa,
y a tus campos amados del sol!…
Pueblo grande de Dios bendecido
por tu fe, tu trabajo y tu unión.
Recios nautas a Cuba trajeron,
con la espada y la cruz nueva luz,
y con solo su unión consiguieron
imponernos la espada y la cruz!…
Almas libres de América, ardiendo
en afanes de liberación,
empapando de sangre la tierra,
libres fueron con sólo su unión.
Libres ya, y olvidando el agravio
procurando el patriótico bien,
rompió el suelo y echó la simiente
en el surco el jagüero doquier…
(se repite el coro)
Hace un siglo!… Tendida en la costa
cual sultana del mar, tu perfil
fue adquiriendo contornos de grande;
tu grandeza fue tu único fin…
Por tu fe ya la patria te aclama;
por tu unión eres voz en la fama;
y tu rudo trabajo, recama
en tu escudo tu lema de luz.
Y así, noble, ubérrima y libre,
siempre ansiosa de paz y de amor,
por la clara visión de sus hombres
es Cienfuegos la amada del sol.
(se repite el coro)

(Agradecemos la colaboración de la  licenciada Leonor Pastrana Tapia, investigadora del Departamento de Investigación de la Oficina del Conservador)

Dejar respuesta