Serie Nacional de Béisbol: ¿Comodines cómodos? | 5 de Septiembre.
jue. Oct 17th, 2019

Serie Nacional de Béisbol: ¿Comodines cómodos?

Luego de su incursión por el béisbol profesional japonés, Roel Santos se incorpora a los Alazanes. /Foto: Internet

Desde este martes en la tarde comienza una nueva batalla correspondiente a la Serie Nacional de Béisbol número 57. Se trata de los play offs de comodines, de donde saldrán los dos últimos equipos clasificados a la segunda y decisiva etapa del certamen.

Industriales, el sorprendente Las Tunas, Matanzas y Pinar del Río aseguraron sus boletos directos, al liderar la tabla de posiciones por ese orden.

Así que toca ahora a Granma, Artemisa (otro eléctrico), Ciego de Ávila y Villa Clara, disputar las papeletas en disputa, en series de tres juegos al mejor de dos.

De lo que pueda aportar Freddy Asiel Álvarez depende en gran medida la supervivencia de Villa Clara en la Serie Nacional./ Foto: Internet

Luego de la celebración de los partidos suspendidos la escena quedó lista para los pareos entre granmenses-villaclareños y avileños-artemiseños, sin dudas, dos duelos bien atractivos, aunque para muchos el primero de ellos constituye el más difícil para vaticinar.

Los actuales monarcas nacionales, otra vez con la conducción del veteranísimo manager Carlos Martí, pasaron apuros para entrar en el grupo de vanguardia, pero ya en las postrimerías comenzaron a encontrar su forma habitual, esa que los hizo alzarse con la corona el año anterior. Y para nadie es un secreto que ahora constituyen un hueso bien duro de roer para cualquiera de los equipos restantes.

Los Alazanes, consecuentes con su característica histórica, fueron cuartos en bateo, con 303 de average colectivo, liderando los apartados de jonrones (46), impulsadas (275) y anotadas (289, en este último igualados con Industriales).

Al campo volvieron a encabezar el listado con un excelente promedio defensivo de 984, producto de sólo 29 errores en mil 803 lances. Sus mayores problemas llegaron en el pitcheo (décimos con 4, 45 PCL).

Pero la reciente incorporación de su as del montículo, Lázaro Blanco (dos éxitos, incluida una lechada, en par de presentaciones), los convierte en rivales de consideración, si sumamos que para una serie corta, como esta, también cuentan con el zurdo Leandro Martínez, caballo de batalla con siete triunfos y un revés.

Su tanda ofensiva le mete miedo al susto. Si usted lo duda, sepa que entre Guillermo Avilés, Lázaro Cedeño, Carlos Benítez, Osvaldo Abreu y Raico Santos, conectaron 280 hits, 34 dobles y 33 cuadrangulares. Además, ese quinteto anotó 187 y trajo hacia la goma otras 176. Si a ello le sumamos que Yoelkis Céspedes, sin acercarse a sus mejores actuaciones, disparó 41 incogibles y propulsó 26, y que Roel Santos ya está con el plantel luego de su temporada en Japón, saque sus propias conclusiones.

En la trinchera opuesta estarán los anaranjados del mentor Vladimir Hernández, quienes también protagonizaron un inestable paso y tuvieron que esperar a los resultados de Isla de la Juventud para asegurar el octavo puesto. Un mar de lesiones, unido al pobre aporte de Freddy Asiel Álvarez, indiscutible pilar en el staff, se conjugaron para ello.

Los centrales batearon para 275 (novenos empatados con Cienfuegos), y fidearon para 875 (octavos, 46 pifias en mil 805 lances). Su fortaleza estuvo desde la lomita, donde terminaron en la sexta plaza gracias a sus 3, 99, con cinco blanqueadas.

Norel González (364, seis vuelacercas, 28 impulsadas) y Yeniet Pérez (321, 8, 28), fueron los hombres grandes madero en ristre. Sólo otro jugador promedió por encima de 300 (Raúl Reyes, 317 y 21 remolques). Mucho tendrán que aportar hombres de experiencia como Andy Zamora y Andy Sarduy, o figuras prometedoras como Ivailo Leyva y Yurién Vizcaíno, si pretenden salir a flote del exigente duelo.

El veterano Alaín Sánchez (5-3, 2, 47 PCL) y los jovencitos Yosver Zulueta (4-3, 3, 79), Javier Mirabal (2-1, uno salvado, 3, 35) y Pablo Guillén (cuatro rescates e impresionante promedio de 1, 04), sacaron la cara por el plantel. Pero sin dudas, la primera salida estará a cargo de Freddy (2-5, 3, 21), acostumbrado a este tipo de situaciones.

De responderles el pitcheo, los azucareros pueden dar batalla, la cual debe extenderse a los tres desafíos.

En el otro enfrentamiento, casi todos los pronósticos se inclinan por los Tigres de Ciego de Ávila, sobre todo por su mayor experiencia en series de play off, y su permanencia en el podio en las más recientes campañas.

Los ahijados de Roger Machado presentan credenciales de lujo. Su ofensiva clasificó octava entre los 16 conjuntos con average de 278, pero en materia de cuadrangulares fueron terceros con 37. A su vez, el 978 de su defensa es el tercer mejor registro de la Serie, abrazados con su similar de Isla de la Juventud, mientras los lanzadores promediaron para 4. 43 (novenos), con 313 ponches propinados (sextos).

No son segundos de nadie si de alineación titular se trata. Raúl González, Osvaldo Vázquez, Humberto Morales, Yoelvis Fiss, Abdel Civil y Alexander Jiménez produjeron 250 inatrapables, 35 dobles y mandaron 25 más allá de las cercas, con 123 empujadas. Si Yorbis Borroto encuentra su forma habitual se redondearía un line up temible.

Raúl González, bujía indiscutible de los Tigres. /Foto: Internet

Recordando que es una serie corta, muchos pensarán que con Vladimir García (6-2, 2, 61) y Dachel Duquesne (4-4, 3, 38) se resuelve el problema. Pero recordemos que el staff de los avileños ya no es tan profundo como antaño. Liomil González les salvó siete desafíos, pero los contrarios le batean casi para 300 y su promedio de carreras limpias es muy elevado (7, 71). Además, el retorno de Yander Guevara no ha sido el esperado, y con 1-4, 4, 46, bastante poco ha podido aportar.

Eso bien lo saben los Cazadores de Artemisa y su optimista mentor Danny Valdespino. Sin mucho ruido, sus discípulos fueron sorteando el calendario regular y, paso a paso, consiguieron las victorias sufecientes para anclar en el sexto puesto de la tabla.

Últimos en bateo (252), pero séptimos en jonrones (31), sextos en fildeo (976) y octavos en pitcheo (4, 24). Individualmente, Lázaro Hernández se erigió en bujía, con 311 de average, 42 metrallazos, de ellos nueve dobletes, un triple y nueve bambinazos, válidos para traer a 28 compañeros hacia el plato. A él se suman hombres como Yariel Duque (31 impulsadas), Jorge Alomá (cuatro hacia las gradas y 21 empujadas, y Yosvany Peñalver (también 21 hombres para el home play.

Misael Villa llevó ahora la voz cantante desde la lomita, con 5-2, 2, 97, seguido por Ricardo Martínez (5-3, 3, 00). En el rol de apagafuegos, Israel Sánchez ganó cuatro, perdió uno y salvó dos. ¿Serie corta hemos dicho? Pues la enfrentarán, además de los mencionados, con serpentineros de la talla de Miguel Lahera, José Ángel García (13 rescates), Yulieski González y Geonel Gutiérrez.

Aparecen como la Cenicienta, tienen poco que perder y muchísimo que ganar. Poseen hambre de triunfo y, que lo recuerden los Tigres, no serán para nada un manjar.

Mañana darán inicio estas subseries, veamos cómo se desarrollan los acontecimientos.

José Ángel García y compañía pueden inclinar la balanza a favor de los Cazadores de Artemisa./ Foto: Internet
Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share