Se enciende una antorcha sobre la ciudad

Hace apenas unos minutos, y como parte de las actividades colaterales de la IV Cumbre de PetroCaribe celebrada este viernes en Cienfuegos, el presidente venezolano Hugo Chávez, y el primer vicepresidente cubano, Raúl Castro, inauguraron hoy la Refinería de Petróleo Camilo Cienfuegos, modernizada por una empresa mixta de ambos países.

Al iniciar la ceremonia oficial de inauguración, Luis Alfredo Gómez Mejía, gerente de la Refinería de Petróleo de Cienfuegos por la parte venezolana, significó que: «Este hecho es una iniciativa de unión basada en los principios de la solidaridad y hermandad. Unos 136 millones de dólares se invirtieron en la reactivación de toda la tecnología», al tiempo que detallaba sobre todas las especificaciones y soluciones técnicas acometidas en la instalación.

Mil 700 trabajadores, propios y contratados, acometieron los trabajos desarrollados en la instalación. Los obreros y técnicos cubanos tienen un alto sentido de pertenencia, sin ellos no hubiese sido posible realizar los grandes volúmenes de trabajo, desarrollados en este proyecto, que no es más que una bofetada al bloqueo genocida de Estados Unidos contra Cuba.

En la primera etapa la nueva destilería procesará 65 000 barriles diarios de crudo, aunque existe el proyecto para una segunda fase de modernización de la planta que elevaría su capacidad de refinación a más de 100 000 barriles diarios, y con potencialidad para llegar a los 150 000″.

Como es usual en todo proyecto de la industria energética de Venezuela, el entorno de la refinería cambia. Entre esos trabajos se cuentan labores de mantenimiento al Hospital Psiquiátrico cercano a la instalación, construcción de viviendas para trabajadores, la reparación de la avenida Simón Bolívar (a cuya entrada fue construida en tiempo récord de apenas 60 días una villa de petrocasas), la conductora de agua desde la potabilizadora de la presa Damují hasta la Zona Industrial, entre otros que continuarán en adelante.

Este es solo un primer paso -continúa Luis Alfredo Gómez Mejía-, aquí se desarrollará un polo petroquímico, indicador del desarrollo. Ya se aprecia el arranque del primer horno, ya vemos y sentimos esa llama, y el calor del encendido augura bienestar, unidad y prosperidad.

Magalys Chaviano Álvarez

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir