Santa Sede anuncia medidas especiales contra COVID-19

La plaza y la basílica de San Pedro del Vaticano se mantendrán «cerradas a las visitas guiadas y a los turistas» como medida de precaución contra la propagación del coronavirus, comunicó hoy el servicio de prensa de la Santa Sede.

A tono con las medidas decretadas por el gobierno italiano para enfrentar el COVID-19, la Santa Sede implementó hoy las suyas, incluido el cierre de algunos espacios de la Ciudad del Vaticano como la farmacia y el supermercado Annona, los cuales seguirán abiertos pero con entradas por cuota.

Las restricciones, las cuales estarán en vigor hasta el 3 de abril, afectan también la prestación de otros servicios como las unidades móviles del Correos Vaticanos en la Plaza de San Pedro, los dos puntos de venta de la Librería Editorial Vaticana, el Servicio Fotográfico de L’Osservatore Romano, el cual permanecerá accesible en línea, y la tienda de prendas de vestir.

La cafetería para empleados, apunta el texto, estará cerrada al público a partir de mañana 11 de marzo, cuando en su lugar se activará un servicio de distribución de alimentos a solicitud de las diferentes áreas y entidades de la Santa Sede y la Ciudad del Vaticano.

Italia se blinda

El cierre ordenado por las autoridades vaticanas se pone en vigor al unísono con el programa cuarentenario de excepción dispuesto por el gobierno italiano.

La disposición suscrita por el primer ministro, Giuseppe Conte, extiende a todo el país las regulaciones contempladas en el primer artículo de un decreto anterior diseñado para los territorios más afectados por la epidemia, entre ellos toda la Lombardía y catorce provincias de otras cuatro regiones.

El texto prevé severas restricciones a la entrada y salida de personas en todas las localidades y a los movimientos dentro de ellas, excepto los motivados por exigencias laborales comprobadas, situaciones de necesidad o salud.

Conte señaló que tales medidas son necesarias para proteger la salud de las personas y sobre todo a ‘las más frágiles y vulnerables’ y tras apuntar que ‘la decisión justa hoy es permanecer en casa’, subrayó que ‘el futuro de Italia está en nuestras manos’ las cuales ‘deben ser responsables hoy más que nunca’.

La cifra de pacientes afectados con el COVID-19 en Italia ascendió a 631 fallecidos y la de contagiados supera ya los 10 mil, según datos ofrecidos por el Departamento de la Protección Civil. (Resumen de agencias)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir