Rusia y China rechazan que EEUU hable en nombre de la ONU sobre sanciones a Irán

Acuerdo nuclear sigue vigente. El anuncio de Pompeo es nulo, concuerdan

Rusia y China esperan que EE.UU. «no hable más en nombre de la ONU» sobre el restablecimiento de sanciones a Irán, porque el acuerdo nuclear «sigue vigente». Sobre el punto concordaron este domingo, por separado, el Ministerio de Exteriores de Rusia y la representación del gigante asiático ante organismos internacionales en Viena.

En un comunicado la cancillería rusa afirma que «EE.UU. sigue engañando a la comunidad internacional al especular sobre la finalización de algunos procedimientos para el restablecimiento de resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre las sanciones contra Irán que fueron canceladas tras el acuerdo en 2015 del Plan de Acción Integral Conjunto para la solución del programa nuclear iraní” (de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Por su parte, la delegación china ante las organizaciones internacionales radicadas en Viena, capital austriaca, tilda de nulo el anuncio del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, sobre la reactivación de las sanciones del CSNU contra Irán y afirma que ha llegado la hora de poner fin a esta farsa. Tales pronunciamientos carecen de toda legitimidad y validez, afirma.

Resolución 2231 sigue vigente

La Cancillería rusa subraya que los esfuerzos para preservar y garantizar una implementación sostenible del Plan de Acción Integral Conjunto continuarán, porque la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sigue vigente.

«Por supuesto, los estadounidenses comprenden que sus declaraciones no son ciertas. Por eso Estados Unidos, como de costumbre, amenaza con someter a todos aquellos que no estén de acuerdo con ellos por medio de sanciones y otros castigos», añade el comunicado de Moscú.

Según el Ministerio ruso, «el Consejo de Seguridad de la ONU no ha tomado ninguna medida que conduzca a la reanudación de las sanciones anteriores contra Irán». En este sentido, recalca que «todo lo que Washington está haciendo no es más que una obra de teatro organizada para someter al Consejo de Seguridad a su política de «máxima presión» contra Irán.

«EE.UU. es plenamente consciente de que, al retirarse del acuerdo nuclear en mayo de 2018, reanudar las sanciones unilaterales contra Teherán y comenzar a interferir con la aplicación de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU por parte de otros países, abandonó las normas internacionales establecidas por las decisiones pertinentes del Consejo de Seguridad y la Carta de las Naciones Unidas», reza el texto del comunicado.

«El comportamiento contrario al JCPOA y a la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU se convierte en un duro golpe por parte de EE.UU. a la autoridad del Consejo de Seguridad, en la demostración de un abierto desprecio por sus decisiones y por el derecho internacional en general», añade.

Según la Cancillería, Rusia espera que EE.UU. tenga el coraje de afrontar la verdad y dejar de hablar en nombre del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Irán.

El Consejo de Seguridad de la ONU rechaza la petición de EE.UU. de restablecer las sanciones contra Irán
El Consejo de Seguridad de la ONU rechaza la petición de EE.UU. de restablecer las sanciones contra Irán

El anuncio de la Administración de Donald Trump contraviene la postura del Consejo de Seguridad de la ONU, que a finales de agosto rechazó la petición de EE.UU. de restablecer las sanciones contra Irán, que fueron levantadas en 2015 en el marco del acuerdo internacional sobre el programa nuclear de la nación persa.

Fin a la pantomima

En un mensaje difundido en su cuenta de Twitter, la representación china deja claro que la parte estadounidense, al retirarse del acuerdo nuclear en mayo de 2018, no está en posición y menos aún tiene derecho a recurrir al uso de la referida cláusula del pacto nuclear.

A seguidas, en otro tuit, la delegación recalca que “ya es hora de poner fin a esta ridícula pantomima” de que los estadounidenses pueden recurrir al uso del mecanismo de reactivación inmediata de las sanciones internacionales contra Teherán, embargos que ya habían sido eliminados en virtud del acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1, integrado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania.

La suspensión de todas las sanciones del CSNU [contra Irán] sigue en vigor”, precisa el texto, que añade además que “la postura de todas las partes que permanecen en el acuerdo nuclear es muy clara: EE.UU. ya no es una parte participante del pacto nuclear y su reclamo de activar el mecanismo de reactivación de sanciones carece de toda validez”.

Por último, la delegación diplomática del gigante asiático volvió a reiterar el compromiso de Pekín con la plena implementación del acuerdo nuclear, tal y como han venido expresando las autoridades chinas desde hace mucho tiempo atrás.

La troika europea, conformada por el eje Berlín-París-Londres, en un comunicado conjunto emitido este mismo domingo, enfatiza también que los intentos de EE.UU. por querer imponer sus criterios unilaterales de restaurar las sanciones del CSNU contra Teherán carecen de todo “efecto legal”. (Resumen de agencias)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir