Rusia 2018: Todo quedará en Europa

0
254
Messi, Cristiano, y ahora Neymar, dijeron adiós al Mundial./Foto: Internet

Luego de las victorias de Francia sobre Uruguay y Bélgica ante el súper favorito Brasil, todo terminó para nuestro continente, pues eran esas dos las únicas selecciones americanas que se mantenían en competencia. Así que, sea cual fuere el campeón, la Copa del Mundial de fútbol quedará en una vitrina europea.

El choque entre franceses y uruguayos se comportó según el guion esperado, con los galos haciendo derroche de velocidad y talento, y los charrúas dejando el alma sobre el césped, como es habitual.

Pero ya habíamos alertado que la ausencia de Cavani podía incidir enormemente, y ciertamente así fue, pues Luis Suárez, a pesar de que corrió, tocó y buscó espacios, jamás encontró un compañero de delantera que pudiera acompañarlo en el afán de anotar.

Raphaël Varane se encargó de inaugurar el marcador con cabezazo de lujo, y luego “El flaco” Muslera “ayudó” en el disparo de Griezmann, el cual intentó despejar y terminó metiendo en su propia puerta.

Así se definía la suerte de los uruguayos, tercera selección sudamericana que vence Francia en este Mundial.

En el caso de Bélgica-Brasil, el desafío constituyó una batalla campal, con unos sudamericanos que, al verse aventajados, se fueron con todo al ataque y estuvieron castigando la portería belga hasta el mismísimo segundo final.

Pero era el día del portero Thibaut Courtois, quien le negó una y mil veces el grito de gol a la tropa de Neymar, Coutinho, Marcelo y compañía. Además, tampoco fue buena la puntería de la delantera brasileña, que en otras tantas ocasiones mandó increíblemente por fuera balones que eran goles cantados.

Bélgica marcó temprano gracias al autogol de Fernandinho, cuando apenas habían transcurrido trece minutos de partido.

Al ’31, RomeluLukaku se anotó una cabalgada que dejó en el camino a medio equipo brasileño, para luego enviar el balón a Kevin de Bruyne, que no perdonó y perforó la red de Alisson.

A partir de ahí, Bélgica se encerró en su área y apostó por los contragolpes, mientras los sudamericanos atacaron por todos lados sin conseguir el empate, aunque si el descuento, por intermedio de Renato Augustoal ’76.

De esa manera, franceses y belgas se convierten en los primeros semifinalistas del certamen, y precisamente se verán las caras el próximo día 10.

Mañana concluyen los cuartos, con los juegos Suecia-Inglaterra y Croacia-Rusia. ¿Habrá alguna sorpresa?

Dejar respuesta