Rusia 2018: ¿Qué puede pasar en cuartos?

0
296
¿Cuál de ellos seguirá en competencia?/Foto: ESPN

Concluidos los octavos de final de la Copa del Mundo Rusia 2018, quedaron definidos los ocho mejores equipos del planeta (al menos así lo decide esta competencia), y queda ahora ver cómo se desarrollan las cosas en la siguiente fase, en la cual los duelos tendrán como protagonistas a Uruguay-Francia, Brasil-Bélgica, Suecia-Inglaterra y Rusia-Croacia.

¿Qué puede ocurrir en cuartos? Vaya usted a aventurarse en pronósticos, luego de lo visto en esta cita, donde históricos como Argentina, España y Alemania ya dijeron adiós, e incluso el campeón del mundo quedó eliminado en la fase de grupos

Antes de analizar las fortalezas y debilidades de cada uno de los aspirantes a seguir en competencia, es obligado el reconocimiento a las selecciones de Japón y Colombia, dos que merecían avanzar y que le dieron mucho brillo a la justa, como también lo hiciera México.

Los nipones estuvieron a un tilín de despachar al favorito e imponente once de Bélgica, cuyas estrellas contemplaron atónitas cómo los del Sol Naciente les fueron encima y le marcaron par de goles. Válida también el poder de recuperación de los belgas, que supieron remontar y llevarse la papeleta, con dos dianas marcadas por jugadores de cambio, para demostrar la profundidad de su banca.

Colombia, por su parte, vino de menos a más frente a los ingleses y mereció mejor suerte. Otra vez no pudieron contar con su estelar James Rodríguez, perseguido por las lesiones, pero sí con un Yerry Mina que logró igualar el encuentro en el descuento, para reafirmarse como “El Salvador” colombiano y una de las principales revelaciones del Mundial, algo que de seguro tendrá bien en cuenta el Barcelona de ahora en adelante.

Pasemos a los vaticinios, los cuales favorecen, según las encuestas, a Francia, Brasil, Inglaterra y Croacia. Comencemos con este último duelo. Los locales han protagonizado la proeza de eliminar a España, uno de los planteles que para muchos estaría en la final. Más allá de jugar en casa, lo que sin dudas los ha motivado, y de mostrar ganas y entrega hasta el pitazo final, no poseen armas para avanzar mucho más. De hacerlo, estarían inscribiendo a la nación europea en los anales de la historia.

Sus rivales han mostrado uno de los juegos más sólidos en este Mundial, liderado por un mediocampo de lujo, el que integra la dupla Luka Modric e Ivan Rakitic. Han dado disertación de fútbol (el 3-0 a Argentina será recordado), pero pasaron trabajo ante Dinamarca. No obstante, son súper favoritos ante Rusia y deben estar en semifinales.

Los ingleses han enamorado a todos con su fútbol. Talento y juventud a raudales, con un Harry Kane que lidera y no perdona frente a la puerta rival, son las armas de un equipo que ha hecho olvidar las mil y una decepciones de sus antecesores, pues ahora sí se han mostrado competitivos y certeros. Tienen ante sí la mejor oportunidad en muchos años para hacerse de una Copa, aunque la final sería bien complicada.

En cuartos tendrán ante sí a Suecia, para varios el plantel más equilibrado y sólido del Mundial, por el orden presente en cada una de sus líneas. Han sabido jugar sin depender de la figura de Ibrahimovic, aunque precisamente la ausencia de hombres como ese, capaces de definir en un instante de genialidad, puede pasarles factura.

De Bélgica ya hemos señalado la potencia de su nómina, con varios jugadores de excelente nivel. En la competencia pasearon la fase de grupos con autoridad, pero en octavos estuvieron al borde de la eliminación ante un rival inferior. Han mostrado carácter y les hará falta aun más para pasar por encima de Brasil. De lograrlo, son fuertes candidatos a la corona.

Para millones de seres, otra vez los brasileños salieron como favoritos. Sus habituales nóminas plagadas de estrellas los llevan a ese punto, el cual se exalta por la presencia de Neymar, quien disputa el premio del mejor del mundo con Messi y Cristiano Ronaldo. Sin España y Alemania presentes, la etiqueta cobra mayor vitalidad, aunque los sudamericanos verán en Bélgica el verdadero primer hueso duro de la justa.

Finalmente, un choque de trenes. Dos campeones del mundo cara a cara. De un lado, rapidez y potencia. Del otro, garra y entrega. Los franceses cuentan con un conjunto redondo, aunque en todo momento no lo ha demostrado. La dupla Griezmann-Mbappé es un dolor de cabeza para cualquier línea defensiva, pero su zaga no ha enseñado su real nivel. Eso tratarán de aprovechar los uruguayos, todo corazón sobre el césped en cada salida. “El Flaco” Muslera, Diego Godín y José María Giménez ya se alistan para frenar el ímpetu de los galos, mientras Luis Suárez tendrá que buscar un nuevo “socio” ante la lesión de Cavani, que se me antoja letal para las aspiraciones de los charrúas.

El viernes se reinician las acciones. Veremos qué sucede.

Dejar respuesta