Rusia 2018: Despedidas ilustres y lotería de penales

1
262
Desconcierto en las filas de España por decir adiós al Mundial Rusia 2018, cuando constituía uno de los elencos favoritos ara discutir el Campeonato./Foto: El Universal.

Las eliminaciones de Argentina, Portugal y España, tres de los equipos más seguidos en la actualidad, el avance de Uruguay y las tandas de penales, matizaron el último fin de semana de la Copa del Mundo de Fútbol Rusia 2018, la cual desarrolla hoy su jornada de cierre de la fase de octavos de final.

Lo pronosticado por muchos se cumplió en el enfrentamiento entre la Albiceleste y Francia. Los gauchos se entregaron con todo, y utilizaron como armas, sobre todo, su historial y esa casta de guerreros, pero las mayores habilidades estaban en el excelente once francés, que además demostró madurez y sangre fría para revertir un marcador adverso y luego hacerse del triunfo.

El pizarrón de 4-3 es muestra fehaciente de lo vivido sobre la grama del Kazán Arena, pero a la postre, pudo más la rapidez y virtuosismo de Mbappé, Griezmann y compañía, que definió el adiós de una generación argentina que se fue sin conseguir el ansiado título. Obligado es mencionar que, a nuestro juicio, el técnico Sampaoli jamás envió a la cancha la mejor opción de alineación, y muchos quedaron con las ganas de ver cómo pudieran haberse asociado Lio Messi y Paulo Dybala, estrella en ascenso que a todas luces nunca estuvo en la preferencia del DT.

Por su parte, Uruguay cumplió su cometido y mandó a casa al Portugal de Cristiano Ronaldo, por lo que en el mismo día los dos mejores jugadores del planeta abandonaron el certamen ruso. Liderados esta vez por Edinson Cavani, los charrúas se mostraron muy ordenados, como de costumbre, y aseguraron su presencia en los cuartos de final. Ojalá la molestia que hizo salir al “Matador” del juego no sea nada de consideración, pues sin dudas sería una baja considerable para la Celeste.

Lo más sorprendente estaba por venir, pues de seguro, muy pocos apostaban por una victoria Rusia sobre España, otra de las selecciones monarcas del mundo que ayer dijo adiós a la justa.

Por mucho aventajan los ibéricos a los locales, tanto en experiencia como en potencialidades de sus jugadores, todos miembros de clubes de mucho nivel.

Pero otra vez se evidenció la poca pólvora en la delantera española de hoy. Mucho, demasiado, toque de balón, posesión abrumadora, pero casi ninguna ocasión de peligro. Eso fue España en el desafío, en el cual comenzaron ganando, por autogol de la defensa contraria. Luego vendría el empate de Dzyuba desde el manchón de penal, y a partir de ahí, nada. Los rusos defendiéndose con todo, y España con pases y más pases, pero sin profundidad ni ideas.

Así llegaron a la veleidosa tanda de penales, donde, increíblemente, los de casa marcaron todos sus disparos, mientras Koke Resurrección e Iago Aspas fallaban, para convertir al Estadio Olímpico Luzhnikí en un verdadero manicomio.

La jornada se pintó empecinada, tanto que croatas y daneses también jugaron prórroga y llegaron a los penales, decididos a favor de los primeros luego de un endemoniado duelo de porteros.

Dinamarca, apenas tras el pitazo inicial, hizo la cruz en la pizarra por intermedio del defensa Mathias Jorgensen, quien anotaba al minuto ‘1 el gol más rápido de ese país en una Copa del Mundo. Pero Croacia no demoró en reaccionar, y ya en el ‘4 Mario Mandžukić emparejaba las cosas.

Todo parecía indicar un desafío de muchas anotaciones. Pero de eso nada, el tiempo transcurrió y ninguno de los planteles pudo volver a perforar la red contraria, basados en mucha lucha en el medio campo y orden defensivo.

Al minuto 116 del segundo tiempo extra, el estelar Luka Modrić en su botín el éxito croata, pero al cancerbero Schmeichel le aguaba la fiesta a la fanaticada de Croacia, al atajar el penal que definía el partido.

Ese fue el anuncio de lo que vendría después, cuando Schmeichel y Subašić protagonizaron un espectacular duelo bajo los tres palos, con tres paradones del croata y dos del danés.

Modrić volvió al manchón, y esta vez, aunque su cobro tampoco fue de lo mejor, pudo anotar para quitarse de encima el cartel de villano. Y otro grande, Ivan Rakitić, tuvo la responsabilidad de marcar el definitorio, la cual no desperdició, y con su gol metió a Croacia entre los ocho mejores equipos del Mundial.

Hoy Brasil, México, Bélgica y Japón van en busca de los cuartos de final. Sudamericanos y belgas salen como favoritos, pero veremos qué pasa, y recordemos que ya los mexicanos saben lo que es derrotar a un monarca universal.

Danijel Subasic, portero de Croacia, hizo historia en los octavos de final de Rusia 2018 ante Dinamarca y se convirtió en el segundo portero que para tres penas máximas en una tanda de penaltis de un Mundial de fútbol./Foto: Perú.com

1 Comentario

  1. Creo que, lejos de lo que se esperaba, se está viviendo un intensísimo Mundial lleno de sorpresas muy gratas. Si algo ha quedado demostrado es que no existen equipos buenos ni malos. Los “pequeños” estudian a los “grandes” y se invierte la balanza, surgen las sorpresas y las emociones.
    Yo me niego a establecer desde ya un pronóstico< prefiero esperar que el Mundial me sorprenda.

Dejar respuesta