Rótulos de calles en Cienfuegos: como en los viejos tiempos (+ Fotos y Video)

*En coautoría con Zulariam Pérez Martí

Un añejo reclamo se concreta sobre viejas y modernas edificaciones de la ciudad. Son 28 rótulos fundidos en aluminio, con letras platinadas sobre fondo oscuro, que devuelven a las calles del Centro Histórico Urbano de Cienfuegos los nombres con que fueron identificadas en la segunda mitad del siglo XIX.

“Hace mucho tiempo la población había demandado el rescate de estas placas metálicas, algunas de las cuales perduraban en contadas esquinas. Incluso, a finales de los años 90 salió en la prensa la necesidad de restituir las antiguas denominaciones, y hasta hicimos una relación con los nombres de las principales arterias y por qué se llamaban así. Pero entonces no fue posible responder a la solicitud”, afirmó Irán Millán Cuétara, director de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos (OCCC).

La vorágine que desató el aniversario 200 de la otrora Colonia Fernandina de Jagua, colocó nuevamente en la mira a esta petición popular, con el apoyo de las autoridades gubernamentales, las entidades rectoras del patrimonio y la Dirección Provincial de Servicios Comunales en rol de inversionista.

Millán Cuétara sostuvo que “como objetivo primario nos propusimos reforzar la identidad de las calles. Devolverles aquellas tarjas, con el mismo diseño, las mismas dimensiones y ubicación que dictaron las regulaciones urbanas de la época”. Así comenzó a materializarse algo que, de tan simple, llegó a parecer un sueño.

…Y SE HIZO REALIDAD
El escultor Alain Moreira Vázquez y técnicos de la Oficina del Conservador, asumieron la colocación de las nuevas placas metálicas. / Foto: Cortesía de la OCCC
El escultor Alain Moreira Vázquez y técnicos de la Oficina del Conservador, asumieron la colocación de las nuevas placas metálicas. / Foto: Cortesía de la OCCC

Quince días bastaron para la colocación de todas las piezas. Pero antes fue preciso hurgar en documentos históricos de 1858 para conocer bajo qué criterios se emplazaron entonces, en qué esquinas e inmuebles, cuál era la altura y dónde orientaban mejor al usuario.

“La OCCC nos entregó la tarea técnica y a través del escultor Alain Moreira Vázquez encargamos el moldeado de los letreros a la Fundación Caguayo, de Santiago Cuba, y logramos que se respetaran los patrones originales, tal como lucieron en el periodo de la colonia”, apuntó Olieder Tardío Rodríguez, subdirector de Inversiones en la Dirección Provincial de Servicios Comunales.

Sin embargo, varias propuestas se anticiparon a la que por estos días realza la elegancia de los edificios cienfuegueros. “Eran variantes de tarjas ligeras y no las aprobamos, porque no se trataba de un problema folclórico ni de escenografía, sino de rescatar el valor de los rótulos antiguos”, comentó Millán Cuétara.

“Por tanto —dijo—, tomamos muestras de muy pocos que aún quedaban en determinados lugares de la ciudad, de otro conservado en el Museo Histórico Provincial, y a partir de estos diseñamos una plantilla, con adecuaciones puntuales, pero copia fiel de las que prevalecieron”.

Recuperar la localización original de las placas metálicas resultó una de las cuestiones de mayor complejidad, pues varios de los inmuebles de aquel periodo ya no existen. “Ahora son construcciones mucho más modernas y eso hubo que respetarlo, aunque fueron situadas a la altura que regulaban las viejas ordenanzas. Cuidamos de que el mensaje informativo, valorativo y de reconocimiento a la urbe con la restitución de los nombres antiguos de sus calles, tuviera la autenticidad y seriedad requeridas”, subrayó Millán Cuétara.

Inicialmente, se pensó entre los regalos para agasajar el onomástico 201 de la Perla del Sur el pasado 22 de abril, pero la pandemia de la covid-19 impidió la llegada a tiempo de las tarjas, aun cuando estaban fundidas desde finales de febrero.

“Casi en las postrimerías del mes de junio conseguimos que nos las enviaran y, pese a los inconvenientes del clima, el montaje fluyó rápido, siendo realizado por el propio artista (Alain Moreira) junto a un grupo de técnicos de la OCCC. La inversión osciló sobre los 17 mil pesos y tenemos la intención de extenderla, especialmente dentro del Centro Histórico Urbano”, aseguró Tardío Rodríguez.

VIAJE AL PASADO
Los rótulos están fundidos en aluminio, con letras platinadas sobre fondo negro. / Foto: Cortesía de la OCCC
Los rótulos están fundidos en aluminio, con letras platinadas sobre fondo negro. / Foto: Cortesía de la OCCC

¿Por qué fue necesaria la restitución? ¿Qué historia esconden los primeros nombres de las arterias de la ciudad de Cienfuegos? ¿Cuál es la razón por la que perduran hasta nuestros días por encima de otras denominaciones?

Sobre estas incógnitas debieron volver los especialistas de la OCCC, en el afán de exponer las razones culturales, identitarias y patrimoniales que conllevaron al restablecimiento de los rótulos que exhibió la Villa durante la segunda mitad del siglo XIX.

David Liestter Martínez Ramos, investigador, explicó que en 1820, apenas un año después de la fundación de la Colonia Fernandina de Jagua, varios documentos “hacen referencia a calles como San Luis, San Carlos y Santa Clara, que recuerdan al santoral católico, mientras otras como De Clouet, Bouyón y Gazel perpetúan los apellidos de los personajes más importantes de Cienfuegos en aquel entonces”.

Ahora, no sería hasta 1858 que en las esquinas de todas las calles se pusieron rótulos de hierro fundido con el nombre de estas. Del mismo modo —reseña el texto Memoria Histórica de Cienfuegos y su jurisdicción— fue establecida la numeración de las casas, cuya omisión había sido notable hasta ese momento.

Martínez Ramos alegó que “la señalización de las vías dotaba a la joven población de un aspecto moderno, facilitando la orientación de pobladores y visitantes”. No obstante, los cambios suscitados por la República de 1902 condujeron a otra rotulación.

En el país —describió el especialista— las plazas coloniales mutaron en parques republicanos, fueron colocadas esculturas de los héroes de las gestas por la independencia y muchas calles se rebautizaron con los nombres de los revolucionarios.

“Cienfuegos no escapó a ese movimiento, dijo. Rótulos metálicos con esmaltes en azul y blanco anunciaban que San Fernando pasaba a ser Juan O’Bourke; Santa Isabel, José Martí; y la Calzada de Dolores, Máximo Gómez”. Pero era tal el arraigo de las primeras denominaciones que estas no calaron profundamente, como tampoco sucedió mucho más tarde, en 1960, cuando se decidió numerar las vías trazadas.

Al decir de Millán Cuétara, “la numeración de calles y avenidas tiene su utilidad: permite saber qué distancia hay desde donde uno está hacia donde se dirige. Sin embargo, los cienfuegueros continúan llamando a estas por los nombres originales. Por eso consideramos imprescindible la restitución de las antiguas placas metálicas. Así, la población ve que se respeta su historia, se cuida su herencia y se retoma aquello que dignifica y cualifica a nuestro Centro Histórico Urbano como Patrimonio Cultural de la Humanidad”.

Los nuevos rótulos dotan a Cienfuegos de ese espíritu primigenio de sus años mozos, sobre muros de edificaciones que batallan contra el tiempo y de otras que, como los nombres de las arterias, pugnan por trascender.

Rótulos de las calles De Clouet, Hourruitiner y San Fernando en la segunda mitad del siglo XIX. / Fotos: Cortesía de la OCCC. Diseño: Gabriela Roig Rosell
Rótulos de las calles De Clouet, Hourruitiner y San Fernando en la segunda mitad del siglo XIX. / Fotos: Cortesía de la OCCC. Diseño: Gabriela Roig Rosell
Las calles de Cienfuegos y sus nombres(Vídeo)

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Graduado en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2013.

Un Comentario en “Rótulos de calles en Cienfuegos: como en los viejos tiempos (+ Fotos y Video)

  • el 18 julio, 2020 a las 12:47 pm
    Permalink

    Muy acertado el restablecimiento de los nombres originales a las calles del centro de la ciudad de Cienfuegos, en paralelo al sistema de numeración de los años 60, que ofrece muchas ventajas en una ciudad de trazado recto.
    Fuí de los que apoyaron esa iniciativa hace montones de años atrás, que el centro histórico recupere esas tarjas metálicas con los nombres, resulta en un homenaje a la historia y la tradición de la ciudad sin, al mismo tiempo, renunciar a la modernidad.
    Agradecidos estamos los que mucho queremos la ciudad, de la implementacion de esa propuesta.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir