Romero y manzanilla: binomio perfecto para la salud

Las plantas medicinales son, por lo general, usadas en la farmacopea popular de forma independiente; sin embargo, a veces la combinación de dos o más especies aportan beneficios muy apreciables para la salud humana. En este caso debe mencionarse la infusión a base de romero y manzanilla.

Pues tal como lo lee. Según los especialistas en la materia, un cocimiento con ambas hierbas es calificado como el binomio perfecto para relajar tu cuerpo y tu mente. Luego, la mezcla de estos dos elementos naturales deviene muy buena opción para obtener todos sus beneficios al mismo tiempo.

Portentos de la naturaleza

Pese a que el romero ha sido tradicionalmente usado como condimento, tiene importantes propiedades medicinales para el organismo. Por ese motivo, además de darle un toque especial a las comidas, hoy por hoy esta planta también está incluida entre los ingredientes de los cosméticos y se utiliza con fines médicos.

Entre las cualidades del arbusto y que pocos, destacan sus efectos para mejorar la memoria. De acuerdo con una reseña publicada por Alexander Leonhardt en el portal Herbs Info, la Universidad de Northumbria, en Reino Unido, oler hojas de la planta aumentaría la capacidad de almacenamiento de información en las personas hasta un 70 %.

Adicional a ello, la ingestión del vegetal favorece la circulación sanguínea y ayuda a superar la fatiga mental, pues fortalece el sistema nervioso. En ese sentido, cuando es consumida en infusión, ayuda a aliviar el estrés.

Tampoco puede obviarse que la Rosmarinus officinalis L, por su nombre cientítico, es rica en hierro, por lo que constituye una excelente opción para algunos casos de anemia, supliendo la falta de ese mineral, así como también mejora los trastornos asociados al sistema circulatorio, tales como trombosis, várices, entre otros, al tiempo que ayuda a reducir los flujos menstruales abundantes, explica el diario ecuatoriano El Universo.

Sumado a las ventajas ya mencionadas, el romero también es utilizado con fines de belleza. Gracias a su condición antioxidantes, se le atribuyen efectos rejuvenecedores y además ayuda a cuidar el cuero cabelludo y a tapar las canas.

Esta planta silvestre es originaria del Mediterráneo y su existencia data de más de 2 mil 500 años. Cuentan que los egipcios ya la usaban en aquel tiempo como ornamento, para preparaciones en la cocina y también como remedio medicinal. Hoy en día, Francia, España y Marruecos son los principales productores de romero.

La manzanilla, por su parte, tiene propiedades que contribuyen a aliviar la irritación de mucosas y ojos, además de ser antiinflamatoria. De acuerdo con un estudio publicado en el National Center for Biotechnology Information (NCBI), las flores contienen terpenoides y flavonoides, por lo que es normal que las personas la utilicen como relajante muscular, desinflamatorio e incluso para aliviar problemas del sistema digestivo al ser antibacteriana.

Según la bibliografía consultada, la hierba ha sido empleada por la humanidad desde hace más de 3 000 años, gracias a los beneficios que aporta para la salud.

En la actualidad es común tener esta planta en los hogares, indistintamente de la presentación o del uso que se le quiera dar. Por ello, es usada en la cocina como infusión o té para aliviar dolencias, falta de sueño o estrés; también se le reconocen cualidades para exfoliar la piel, ya que además de dejarla limpia y suave, ayuda a unificar su tono y elimina las manchas.

Té delicioso y medicinal

Ingredientes:

  •     250 ml de agua
  •     1 cucharada de ramitas de romero
  •     1 cucharada de flores de manzanilla
  •     Miel, opcional

Para obtener las ramitas de romero debes halar las hojitas y desechar el tronco. Coloca el agua en un recipiente pequeño a fuego medio, agrega las partes vegetales seleccionadas. Déjalo en la candela sin dejar que hierva, retira y tapa, espera 5 minutos a que repose y sirve la infusión, pasándola por una colador. Agrega miel o algún endulzante de tu preferencia si tiene un sabor muy fuerte para ti.

Lo aconsejable es tomar el té por las noches, antes de ir a dormir, con el fin de obtener los beneficios antiestrés y de relajamiento. Verás que placentero resulta tu sueño.

Ah, recuerda que siempre es recomendable tener primero la opinión de un médico, en especial si padeces de alguna enfermedad crónica, pues cada persona es distinta y podría tener algún efecto adverso.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir