Rinden tributo a mártires y héroes de la Patria

0
190
Foto: Juan Carlos Dorado

Los patriotas que ofrendaron su sangre o su esfuerzo en la defensa de las causas justas fueron recompensados este jueves con la recordación y la honra del pueblo de Cienfuegos, en acto por el aniversario de la Operación Tributo y de la muerte de Antonio Maceo y Panchito Gómez Toro, efectuado frente al Panteón de los Caídos, en el cementerio Tomás Acea.

Lidia Esther Brunet Nodarse, miembro del Comité Central del Partido y primera secretaria de nuestra organización política rectora en la provincia, sostuvo en las palabras centrales del encuentro solemne que “en la Operación Tributo, como dijo Fidel, dos de los más grandes valores creados por el hombre -el patriotismo y el internacionalismo- se unieron para siempre en la historia de Cuba y devino en símbolo representativo del valor mostrado por los caídos en los diferentes frentes de batallas donde entregaron lo más hermoso del ser humano: sus propias vidas, de forma altruista y generosa”.

Cada pueblo del continente africano, en particular de Angola y Etiopía, llevan impresos el sentido del deber, la disciplina y el coraje a toda prueba mostrados por quienes defendieron el derecho a la libertad y soberanía de los pueblos. África, explotada y saqueada durante siglos, apreció a grado sumo el desinterés de la misión internacionalista cubana, continuó la máxima dirigente del territorio en sus conclusiones.

“Tan bella obra -gestada gracias a los cientos de miles de hombres y  mujeres que dejaron a un lado el calor familiar y su bienestar para combatir en montes, selvas y donde fuera necesario-, jamás fue escrita por ningún otro país. Se trata de una página inolvidable de la cual se sentirán orgullosas también las futuras generaciones de cubanos, africanos y de cada lugar donde nuestros internacionalistas fertilizaron con su sangre la historia de esos pueblos”, dijo.

“Han transcurrido 28 años desde la Operación Tributo, perdurable en la memoria de quienes, aquel día, bajo un cielo encapotado, rindieron honores a sus mártires y compartieron el dolor con sus familiares, devenidos paradigmas de bravura y arrojo, como su Titán de Bronce Antonio Maceo Grajales: modelo de patriota y valor”, subrayó Brunet Nodarse.

La primera secretaria culminó su discurso de esta manera: “Hoy, junto a Maceo, Panchito, Frank, a nuestros internacionalistas y a nuestros héroes y mártires de la patria, se ve cabalgar como siempre, al frente de su tropa, al Comandante eterno, a quien su pueblo le seguirá rindiendo tributo: especialmente en el monumento construido a la altura de su sensibilidad y sencillez, como un grano de maíz donde cabe toda la gloria del mundo, con una piedra de la Sierra Maestra donde él hizo la Historia. Fidel no se ha ido, se ha multiplicado en cientos de millones de hombres de todos los continentes”.

A las tres de la tarde del 7 de diciembre de 1989, cuando Cuba conmemoraba la caída en combate de Maceo y de su ayudante Panchito Gómez Toro -y en ellos a todos los mambises- en cada uno de los municipios del país se pusieron en marcha los cortejos fúnebres para llevar hasta su último destino (el Mausoleo de los Caídos por la Defensa), los restos de los combatientes internacionalistas que perdieron su vida durante los más de trece años de presencia solidaria cubana en Angola y en otros escenarios de ayuda a pueblos hermanos, como Etiopía y Nicaragua. Un total de 2 085 combatientes murieron en el cumplimiento de misiones combativas; otros 204 fallecieron mientras realizaban tareas de carácter civil. Son héroes eternos de la Patria.

Junto a miles de cienfuegueros, también se encontraban presentes en el acto Andrés Román Albelo, primer secretario del Partido en el municipio de Cienfuegos; Mayrelis Pernía Cordero, presidenta del Gobierno Provincial; su homólogo municipal Eduardo Coll Rodríguez; el general ® Marcelo Verdecia Perdomo, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en Cienfuegos y otros dirigentes.

Dejar respuesta