Restauran monumental lienzo en cielo raso del teatro Tomás Terry

0
500
La restauración del mayor legado de Camilo Selaya en Cienfuegos, es una de las labores más arduas dentro de la actual inversión en el teatro Tomás Terry.
La restauración del mayor legado de Camilo Selaya en Cienfuegos, es una de las labores más arduas dentro de la actual inversión en el teatro Tomás Terry.

Embeben un algodón en una disolución de alcohol y agua, y centímetro a centímetro eliminan la suciedad, los hongos y los efectos de la lluvia, acumulados en el plafón desde su última intervención en 1965.

A 16 metros de altura, sobre el andamiaje los sostiene una plataforma, y sobre ella, dos literas que hacen las funciones de bastidor permiten lo que pareciera un descanso.

Tres artistas cienfuegueros, representados por el Fondo Cubano de Bienes Culturales, rescatan el monumental lienzo que durante su fértil paso por Cienfuegos, en el siglo XIX, recreara el pintor filipino madrileño Camilo Selaya como cielo raso sobre la platea del teatro Tomás Terry, Monumento Nacional.

Ciento ochenta y ocho metros cuadrados de pinturas mural y de caballete integran el enorme plafón, emplazado hace 129 años, durante la construcción del coliseo mayor de la Linda Ciudad del Mar.

Yeiler Ramos, José Ernesto Saborido y Abel Rodríguez, artistas de la plástica con experiencia en el rescate de otras obras pictóricas, asumen el desafío.

El diagnóstico visual preliminar realizado meses atrás, les reveló el considerable deterioro del cuadrifolio principal.

Retirar el cuadrifolio del cielo raso, permitirá restituir su soporte, severamente dañado por la humedad y el comején./Foto: Ismary Barcia
Retirar el cuadrifolio del cielo raso permitirá restituir su soporte, severamente dañado por la humedad y el comején. / Foto: Ismary Barcia

Yeiler: “Nos dimos cuenta que el cartón marino que tenía como soporte el marouflage, el lienzo pegado sobre la superficie del cartón, se había desagregado completamente. De 8 milímetros que tenía, ya tenemos menos de 1 mm de soporte.

José Ernesto: “El pleibo marino no existe, el comején lo desapareció y solo tiene una retícula rota, y muy dañada, por la humedad.

“Pensamos bajarlo; es muy complejo, porque la obra no debe sufrir más deterioro. De esa manera podemos solucionar el reverso, de pleibo marino, y luego trabajar sobre el lienzo”.

Yeiler: “Vamos a tratar de ser lo más respetuosos posible con la obra de Selaya, pero también con las incursiones anteriores: las de Mateo Torriente y Juan Roldán, entre 1963 y 1965; y otra bajo el pincel de Frank Iraola, porque todo eso forma parte también del patrimonio cienfueguero”.

Durante la limpieza mecánica, muchas partes quedaron afectadas, perdiendo el yeso que sustenta el plafón. /Foto: Ismary Barcia
Durante la limpieza mecánica muchas partes quedaron afectadas, perdiendo el yeso que sustenta el plafón. /Foto: Ismary Barcia

Los desagregados del yeso en la pintura es otra de las faenas más arduas para los restauradores, representados en esta encomienda por el Fondo Cubano de Bienes Culturales.

Abel: “Lo que se hará es restituir mediante materiales con nuevas propiedades físicas y químicas. Hay un proceso que se ejecuta por encima hasta llevar la superficie a su estado natural, a través del uso de la escayola, el yeso y demás productos, manteniendo la estructura fundamental y reforzándola, para llevar esa superficie a su estado original.

“Es importante mantener los preceptos de la restauración: no es agregar lo nuevo, sino mantener el estado original de la obra, conservándola y luego restituir la pintura, guiándose por la investigación y documentación precedentes”.

José Ernesto: “Es importante hacer un aviso de que no puede pasar tanto tiempo para que una obra sea intervenida, porque la conservación es parte fundamental para mantener el legado”.

Calificada en el primer grado de protección dentro del patrimonio local, la intervención de la pieza es una de las labores más arduas en la restauración del teatro, entre las inversiones por el bicentenario de la ciudad en abril de 2019.

El cuadrifolio,  cuyo verdadero estado quedará a la luz una vez descendido, marcará los plazos en el rescate del mayor lienzo colocado en Cienfuegos, que se espera luzca sobre la platea en la gala con que la ciudad celebrará su aniversario 200.

Dejar respuesta