Reservistas de las FAR en Cienfuegos en combate contra el mosquito

0
820
De nuevo combatientes de las FAR se suman a la campaña intensiva contra el mosquito Aedes aegypti. /Foto: Juan Carlos Dorado

Una vez más, un contingente de oficiales y jóvenes reservistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), se suma a la campaña intensiva contra el mosquito del género Aedes en el municipio de Cienfuegos.

Al decir del coronel Benito Marrero Cabello, jefe del Sector Militar en la capital provincial, la fuerza la integran unos 120 efectivos agrupados en brigadas y pertrechados de poco más de medio centenar de bazookas de fumigación. Estarán a cargo del tratamiento adulticida en las áreas de Salud números 1, 2, 3 y 4, y permanecerán en ellas por cinco semanas hasta el próximo 4 de julio.

Por su parte, el doctor Edelys Molina Moreira, vicedirector del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM), explicó a 5 de Septiembre que la incorporación de esta fuerza al terreno estuvo precedida por una capacitación teórica y práctica, asociada al conocimiento elemental sobre la biología del insecto vector, la situación mundial, regional y local asociada a la presencia del mismo, así como la importancia de su enfrentamiento en tanto principal agente transmisor de enfermedades como el dengue, Zika, Chikungunya y la fiebre amarilla, cuyos desenlaces pueden ser letales.

La preparación se completa con la familiarización de los combatientes para adquirir destreza en el manejo de los equipos, dominar la composición de los productos insecticidas y el proceder en la fumigación intradomiciliaria.

Acerca de una experiencia anterior de apoyo de las FAR en la lucha antivectorial, Molina Moreira destacó que el principal saldo fue la disminución de los niveles de infestación donde ellos intervinieron. “No obstante, para esta nueva etapa tuvimos en cuenta tanto el balance positivo como lo que no salió bien”, puntualizó.

El vicedirector del CPHEM insistió en la función informativa para que la población conozca bien los días y los horarios que toca fumigar cada vivienda, centro laboral o de estudio. Resulta importante que no quede ni uno solo de esos locales cerrado, pues perderían los ciclos del tratamiento adulticida cada seis días. Precisamente, el estricto cumplimiento de esos períodos fue una debilidad la vez pasada.

Sobre la divulgación de la campaña, existe una marcada intencionalidad a través de audiencias sanitarias, charlas y conversatorios por parte de los equipos básicos de Salud integrados por el médico y la enfermera de la familia, y el operario de vectores, así como los promotores.

Aclaró el directivo que la campaña intensiva se extiende también a otros municipios, en especial a aquellos más comprometidos por la alta presencia del mosquito, entre los cuales mencionó, además de Cienfuegos, a Palmira Cruces y Cumanayagua, donde aun sin transmisión, sí se ha reportado focalidad en los últimos tiempos. Hizo hincapié en el tratamiento focal como la vía más expedita de detectar a tiempo la presencia del dañino insecto.

A propósito de la situación actual, Molina Moreira comentó que se logró cortar la transmisión de Zika en el Área de Salud número 1, que comprende la barriada de Reina y el Centro Histórico de la ciudad de Cienfuegos. Por otro lado, si bien en los últimos ciclos han bajado considerablemente los niveles de infestación en todo el territorio sureño, ello no quiere decir que constituya total seguridad para contrarrestar las arbovirosis.

Funcionarios del CPHEM participan en la preparación teórica de las fuerzas antivectoriales. /Foto: Armando Sáez Chávez
Funcionarios del CPHEM participan en la preparación teórica de las fuerzas antivectoriales. /Foto: Armando Sáez Chávez

Dejar respuesta