Reproducen en el “Botánico” de Cienfuegos más de setecientas plantas amenazadas

El rescate de flora amenazada constituye línea de trabajo de especialistas del Jardín Botánico de Cienfuegos. Actualmente han logrado 700 plantas, la mayoría reinsertadas al medio natural. Con ello salvan 45 especies, fundamentalmente endémicas, al decir de Leosveli Vasallo Rodríguez, director de la institución.

“El trabajo in situ está vinculado con el resto de las áreas del territorio y con el resto de los jardines de Cuba, así como con otros proyectos, como el nominado Manglar vivo y también Conectando paisajes”-expresó el directivo.

Lea también: Proyecto Conectando paisajes: corredor biológico de montaña

Trabajan en el macizo Guamuhaya de conjunto con el centro meteorológico de Villa Clara, en pos de identificar vegetación y la emisión de gases de efecto invernadero, para paliar el cambio climático.

Agregó Vasallo Rodríguez que se encuentran en la segunda etapa del proyecto “Conservación del Nogal del país o Juglans jamaicensis. Concluyeron su estudio en el centro y occidente y van para el oriente de Cuba. Tal programa incluye el Pinón espinoso o Erythina elevae y cuenta con el financiamiento de la organización Botanical Garden International.

Podría interesarle: Tarea Vida contra el suicidio del planeta

Avances en el tema de la Tarea Vida están materializados en el Botánico de Cienfuegos, en el diseño de las plantas a utilizar en la restauración ecológica del tramo costero de la playa de Rancho Luna; el cronograma de trabajo progresa, pues ya tienen en el jardín dicha vegetación.

Además, como parte de ese proyecto de estado estudian las especies exóticas invasoras en el perímetro de la bahía, cuyo resultado arroja la presencia de 145 tipos y trabajan para su erradicación; otro objetivo es la protección de la zona cársica de montaña.

Relacionado: Jardín Botánico de Cienfuegos cumple 118 años

En 2019 culminó el programa de manejo de especies para el jardín e hicieron un software con todas las plantas vivas y de referencia.  El programa es de vital importancia y se extenderá a todo el país. Además, es válido destacar la automatización de datos conservados desde 1901, año de la fundación del jardín.

Dagmara Barbieri López

Dagmara Barbieri López

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir