Rehabilitación con amor, la mejor cura | 5 de Septiembre.

Rehabilitación con amor, la mejor cura

Yudisley con Leandro en el banco de cuádriceps Foto: Midaymis

Yudisley con Leandro en el banco de cuádriceps Foto: Midaymis

Leandro solo escuchó el rechinar de unas gomas, un golpe seco y de pronto estaba tirado sobre el asfalto, a unos metros de la moto en que viajaba y un dolor insoportable en su pierna. Luego fue el ulular de la ambulancia, las luces del quirófano y al despertar, una herida enorme en el muslo. ¿Diagnóstico? Fractura expuesta de fémur. Tras ocho meses de inmovilización llegó hace unas semanas, en silla de ruedas, a la Sala de Rehabilitación de Cumanayagua. Para entonces había perdido la capacidad de andar.

A la entrada de la Sala nos encontramos con Yoerlandy Toledo Cordovéz, licenciado en Terapia Física y Rehabilitación, quien dirige el centro desde el 2013. “El colectivo de trabajo es muy profesional y dedicado, de ahí los resultados que ostentamos. Compuesto por 41 trabajadores para quienes la prioridad es la satisfacción y progreso de los pacientes”.

Yoerlandy (I) y Reinaldo (D) Foto: Midaymis
Yoerlandy (I) y Reinaldo (D) Foto: Midaymis

Y no es un simple slogan, es el horario de la tarde y muchos concurren al centro en busca de mejorar la calidad de vida. Conversamos con el Dr. Reinaldo Fernández Chávez, especialista en Fisiatría, y quien fuera su primer director, allá por 2003, fecha en que se fundó.

“Recuerdo que estas salas se construyeron por un Programa de la Revolución, y ha sido un reto mantenerlas, porque en la medida que la población envejece, estos servicios son muy necesarios. Yo recibo pacientes a diario, con diferentes dolencias, y los remito a las terapias que aquí se dan, en lo que va de año ya son más de 100 mil técnicas de rehabilitación las aplicadas”, dice mientras entrevista a una paciente.

Entre los servicios, y conste que son muchos, podemos mencionar terapia física, podología, logopedia, defectología, terapia ocupacional, ozonoterapia, medicina natural y tradicional, atención temprana a niños, y en breve comenzarán los ingresos ambulatorios a pacientes diabéticos, una especie de clínica para atender y ayudar a vivir con la enfermedad.

Los servicios de magnetoterapia son algunos de los que no fallan en la sala. Foto: Midaymis
Los servicios de magnetoterapia son algunos de los que no fallan en la sala. Foto: Midaymis

Toledo Cordovéz, organizado y metódico nos ilustra con cifras reveladoras: “Ya hemos atendido este año, —cierre septiembre— más de 30 mil pacientes, de ellos unos 8 mil en los asentamientos rurales, en las salas de Televisión y Rehabilitación, que son 5, sumada la de Barajagua, recuperada hace unos dos años y que tiene un servicio extendido, esta última, junto a la de El Mamey, cuentan con tecnología óptima, donde incluso se presta el servicio de profilaxis del parto”.

Con las embarazadas está Joel Zamora Verdecia, licenciado en Cultura Física y entrenado en la psicoprofilaxis del parto, las entrena para el difícil y bello momento del nacimiento de sus hijos y para que ese acto sea todo lo hermoso que requiere: “inhalen, exhalen…”.

Yudisley Flores Medina y Ersigs Vasallo Rodríguez, son fundadoras de las salas de TV y Rehabilitación de la montaña, ese noble proyecto que acercó el servicio a los montañeses y que es preciso defender. Cuentan cuanto han crecido como profesionales en este campo, de humana trascendencia, al mismo tiempo que acomodan a Leandro Pérez García en el banco de cuádriceps.

Los servicios de infrarrojos en Cumanayagua Foto: Midaymis
Los servicios de infrarrojos en Cumanayagua Foto: Midaymis

“Ya he estado en 20 sesiones de rehabilitación y estoy muy satisfecho, ¡ya puedo caminar!, y se lo debo a toda esta gente de la Sala de Rehabilitación”. Dice emocionado, porque a sus 20 años el accidente fue una experiencia dolorosa. Le pregunto por la silla de ruedas y me dice con desenfado, “No, ya vengo en la moto, la silla la abandoné”, y no sé si es un buen o mal síntoma de recuperación física y psicológica, andar, otra vez, sobre ese monstruo rodante.

Atrás dejo al humano colectivo de trabajadores de la Sala de Rehabilitación de Cumanayagua, una especie de complejo que atiende a todas esa lomas que rodean la cabecera municipal, quienes cada uno en su puesto, hacen que los dolores disminuyan, con terapia sí, pero con el amor que ponen en lo que hacen.

Noticias relacionadas
Share

3 comentarios en “Rehabilitación con amor, la mejor cura

  1. Si lo sabré yo, que en estos momentos me encuentro en esa etapa, rehabilitándome en la sala del policlínico del Area I; son personas identificadas con el dolor, por eso nos tratan con dulzura.

  2. Los intereses varían de un lector a otro. Muchos prefieren las historias humanas, otros que se resalten los protagonistas, algunos odian que los atiborren con cifras, porque en definitiva, en el departamento de Estadísticas de Salud Provincial, como en este trabajo, la amiga Ivón tiene todos los datos…, en fin. Pero extracto algunos datos: “Entre los servicios, y conste que son muchos, podemos mencionar terapia física, podología, logopedia, defectología, terapia ocupacional, ozonoterapia, medicina natural y tradicional, atención temprana a niños, y en breve comenzarán los ingresos ambulatorios a pacientes diabéticos, una especie de clínica para atender y ayudar a vivir con la enfermedad”. Fundada en 2003. “Ya hemos atendido este año, cierre septiembre, más de 30 mil pacientes, de ellos unos 8 mil en los asentamientos rurales, en las salas de Televisión y Rehabilitación, que son cinco, sumada la de Barajagua, recuperada hace unos dos años y que tiene un servicio extendido, esta última, junto a la de El Mamey, cuentan con tecnología óptima, donde incluso se presta el servicio de profilaxis del parto”. “…en lo que va de año ya son más de 100 mil técnicas de rehabilitación las aplicadas”. Se encuentran datos entre líneas amigo Gualterio, pero vamos a tener en cuenta su sugerencia y publicar, quizás en el próximo trabajo, tablas con muchos datos, claro, que será de otro periodista, porque yo escribo así. Gracias por leernos y comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share