Registran marcas de negocios privados en Cienfuegos

0
298
Restaurantes, hostales y otros negocios particulares, posicionados ya en el mercado, deberán registrar su marca en la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial. / Foto: tomada de Facebook (Restaurante Casa Prado)
Restaurantes, hostales y otros negocios particulares, posicionados ya en el mercado, deberán registrar su marca en la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial. / Foto: tomada de Facebook (Restaurante Casa Prado)

A poco más de un mes para la entrada en vigor de las nuevas normas del trabajo por cuenta propia en Cuba, el Centro de Información y Gestión Tecnológica (Ciget) de Cienfuegos tramita el registro de las marcas de los negocios privados existentes en la provincia, según lo dispuesto en la Resolución No. 31/2018, del Instituto de Planificación Física (IPF).

Yanet Santos Camacho, especialista de este organismo, explicó que la nueva regulación obliga a los emprendedores a certificar la marca de sus servicios en las dependencias de la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (Ocpi), siempre que el cartel promocional contenga algún diseño o signo distintivo.

La Resolución —publicada en la Gaceta Oficial, del 10 de julio de 2018— lo esboza así en el artículo 4, al plantear que “en los casos en que para identificar la actividad autorizada, además del nombre de esta se interese utilizar algún signo distintivo de publicidad, el promovente está obligado a registrarlo en la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial”.

Si bien los clientes tienen la opción de acudir directamente a las secciones provinciales de la Ocpi en Villa Clara, Sancti Spíritus y La Habana, el Ciget en Cienfuegos ofrece garantías en la búsqueda de interferencias, paso previo e ineludible para el posterior registro.

De acuerdo con Santos Camacho, a través de dicho proceso se determina la existencia o no de la marca dentro y fuera del país, pues “estas requieren novedad para poder ser inscritas”.

La tramitación procede en tanto el solicitante presente su carné de identidad, el diseño de la marca en formato digital y abone, además, un arancel de 240.15 pesos cubanos (CUP).

Esto es, esto no es…

“Una vez esté el resultado —el cual puede demorar hasta un año—, las personas deben dirigirse a la Ocpi de Villa Clara, donde recibirán el certificado de registro de marca”, agregó Santos Camacho.

Durante los últimos tres meses, medio centenar de clientes han sido atendidos por expertos del Ciget en la región centro sur de Cuba, la mayoría interesados en el registro de sus marcas, por cuanto supone para el posicionamiento de cualquier negocio.

“Los hostales, por ejemplo, están insertados en plataformas digitales por donde gestionan las reservas online. Tienen una ubicación en esa área del mercado gracias a su marca, por lo que a ellos sí les conviene registrarla”, puntualizó Mariene Gallardo Fernández, especialista comercial.

Aunque la nueva normativa será válida a partir del 10 de diciembre, los trabajadores no estatales interesados en la inscripción oficial del diseño o signo distintivo de sus negocios, dispondrán de “un año de gracia” para el inicio de los trámites. Si al término de este periodo no aparece registrado, “se emite por el director municipal de Planificación Física la autorización para colocar el cartel solo con el nombre que se corresponda con la actividad autorizada”.

Santos Camacho aclaró que el proceso de inscripción resulta opcional, según lo estime el cliente a partir del alcance económico de su actividad, pues las marcas deben pagarse todos los años por las tarifas establecidas de la Ocpi. No hacerlo implica el riesgo de perderlas.

“No es nada nuevo —dijo—, solo que ahora la Resolución del IPF exige a los cuentapropistas registrar los signos distintivos de publicidad de sus respectivos negocios o, de lo contrario, retirarlos”.

Dejar respuesta