Refuerzan acciones de protección contra incendios en Jardín Botánico de Cienfuegos

Como parte del trabajo de protección en la temporada invernal, con extrema sequía, el colectivo del Jardín Botánico de Cienfuegos ha trabajado en las llamadas trochas cortafuegos que protegen todo el perímetro lateral de la institución, al decir de Félix Pasos Sánchez, jefe del departamento comercial allí.

“Hemos hecho cinco kilómetros con esa barrera contra incendios forestales, en pos de conservar el patrimonio”.

La colección de plantas vivas del “Botánico” está compuesta por 130 familias, más de 700 géneros y mil 732 especies, ocho mil 516 individuos y alta representatividad de grupos endémicos y amenazados de toda la franja tropical del planeta.

Agregó que el acervo vegetal posibilita ingresos con agencias de viajes nacionales e internacionales, así como turistas individuales, y prestan servicios como jardinería, venta de plantas, diseños de ambientación y paisajístico, y ofertas a las empresas.

En los últimos años el turismo decrece; en 2016 por ejemplo, hubo más de 50 mil visitantes extranjeros. Mientras en 2018 llegaron 20 mil, y en 2019, a partir del 31 de mayo, fue en descenso por el veto del gobierno norteamericano a los visitantes de cruceros.

“El bloqueo nos ha afectado en el orden económico, agregó Félix Pasos. Al disminuir el número de visitantes decaen los ingresos, hoy somos una unidad presupuestada con tratamiento especial”.

Dijo el directivo que hoy los turistas proceden fundamentalmente de Inglaterra, Francia y Colombia.

Recomendamos leer || Tarea Vida: Preparados ante el peligro

Además de la protección de la instalación con las trochas contra incendios los trabajadores del Botánico colaboran en otros frentes de defensa ambiental con la Tarea Vida, pues la labor científica es pauta allí.

Obtuvieron un premio CITMA el pasado año con proyecto para la conservación de la biodiversidad en los cafetales de San Blas, fueron declarados área de importancia para la preservación del murciélago en Latinoamérica y el Caribe, y administran dos de las áreas protegidas de la provincia: Cueva Martín Infierno y Pico San Juan.

Dagmara Barbieri López

Dagmara Barbieri López

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir