Rediseñan incinerador del Cementerio Tomás Acea para restos óseos y cadáveres

El rediseño del incinerador del Cementerio Tomás Acea de Cienfuegos para asumir cadáveres y no solo restos óseos como fue previsto al inicio, deviene punto de giro en la demorada obra, que marcha a casi un 30 por ciento de ejecución y espera estar lista en las postrimerías del actual año.

Oileder Tardio Rodríguez, subdirector de Inversiones en la Empresa Provincial de Comunales, reiteró la intención de concluir este 2021 con el incinerador al 95 por ciento, prácticamente con valor de uso. “Ya el horno —dijo— se encuentra montado y falta por llegar el elevador de cadáveres. Mientras, trabajamos en la automatización, la pizarra táctil y los modernos sistemas de control requeridos.

“También se labora en asegurar la entrada del gas al horno, para lo cual fueron instaladas una bala de quince metros cúbicos y otras dos de 2,5, lo cual garantizará que el proceso sea ininterrumpido apenas comience a funcionar”, agregó.

El cambio respecto a la idea original ocupa en estos momentos la edificación de otros inmuebles, como la sala de espera para los familiares, pues la incineración de un cadáver puede extenderse hasta tres horas. Tal faena constructiva es asumida por cuentapropistas, en tanto las empresas Alastor, Cedai y Seisa participan de acciones relacionadas con la tecnología, las instalaciones del gas y los sistemas de aterramiento.

“Aunque las cosas no siempre fluyen como quisiéramos, existe el propósito de terminarlo este año”, insistió Tardio Rodríguez. “Tenemos realizadas las demandas para la asignación del gas y encargamos mil ánforas para arrancar. Además, se trabaja en la elaboración del manual de procedimientos y en la selección del personal. Una vez concluya la obra, solicitaremos otro horno al Ministerio de Economía y Planificación, en aras de optimizar el servicio”, apuntó.

Valorado en más de tres millones de pesos —a partir del ordenamiento monetario en el país, que multiplicó con creces el estimado inicial de 425 mil—, el incinerador del Cementerio Tomás Acea es una inversión que data de 2015 y aguarda por ver finalmente la luz seis años después.

 

Artículos relacionados

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Graduado en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir