Recuerdan acciones del 30 de noviembre de 1956 en Cienfuegos | 5 de Septiembre.
jue. Nov 21st, 2019

Recuerdan acciones del 30 de noviembre de 1956 en Cienfuegos

En la otrora gasolinera Shell, hoy taller del Comité Provincial del Partido, se efectuó el acto de recordación de los hechos del 30 de noviembre de 1956 en Cienfuegos. /Foto: Cedeño

En apoyo al desembarco del yate Granma, cuyo arribo a costas cubanas estaba previsto para el 30 de noviembre de 1956, células del Movimiento 26 de Julio (M.26-7) en esta ciudad organizaron acciones revolucionarias en puntos estratégicos de la urbe, acciones recogidas por la historia y dan sostén a la afirmación fidelista de que Cienfuegos nunca le ha fallado a la Revolución.

Si bien las circunstancias en la zona oriental del país aconsejaron desmovilizar a buena parte de los acuartelados, aquí en el centro sur del país varios combatientes de la clandestinidad incendiaron las dos gasolineras ubicadas en la esquinas nororiental y suroccidental de la intersección de la hoy calle 63 y la Calzada de Dolores, ambas subsidiarias de compañías petroleras estadounidenses.

Así lo rememoró este viernes el secretario general del Comité de la Unión de Jóvenes Comunistas en la Universidad de Cienfuegos, Jorge Misas Hernández, durante el acto de recordación de la efeméride efectuado en áreas del hoy taller del Comité Provincial del Partido, principal escenario del sabotaje.

El dirigente estudiantil recordó que la acción fue parte de la estrategia del M-26-7 para distraer al ejército de la tiranía y apartarlo del punto por donde se suponía los expedicionarios tocarían tierras cubanas aquella fecha, de acuerdo con lo previsto en la travesía expedicionaria desde Tuxpan, en México, aunque demorada dos días por las malas condiciones de la mar. De tal suerte se concibió el alzamiento popular en Santiago de Cuba, dirigido por Frank País, así como otros levantamientos en la antigua provincia de Las Villas, Matanzas, la Habana y Pinar del Río.

Entre los objetivos en la Perla del Sur, estuvieron la toma de la emisora local de radio, el asalto al Distrito Naval del Sur en Cayo Loco —con el propósito de entregar armas a los milicianos y posteriormente ocupar las estaciones de las policías Nacional y Marítima y el cuartel de la guardia rural—, además de la quema de los expendios de combustible a la entonces entrada de la ciudad, acción que, por diversas razones, fue en definitivas la única del plan ejecutada en esta ciudad del centro sur de Cuba.

“La actitud de los combatientes cienfuegueros —resaltó el Misas Hernández—, demostró que desde entonces existían fuerzas revolucionarias capaces de luchar contra la dictadura de Fulgencio Batista, dentro de las filas del Movimiento 26 de Julio organizado por el líder Fidel Castro Ruz”.

En Cuba, la fecha ha sido motivo de exaltación hoy por el propio presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez en su cuenta de la red social Twitter:

En Cienfuegos, el acto de recordación fue momento propicio para la entrega del carné del Partido Comunistas de Cuba a un grupo de nuevos militantes.

Junto a estudiantes y veteranos combatientes de las diferentes gestas estuvieron presentes las máximas autoridades partidistas de la provincia y el municipio cabecera, además de otros dirigentes políticos y de las organizaciones de masas del territorio. Especialmente invitado para la ocasión, el destacado pelotero Antonio Muñoz Hernández, conocido entre la afición beisbolera del país y más allá las fronteras como el Gigante del Escambray.

Alzamiento del 30 de Noviembre

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share