“Recuento”: creaciones neoexpresionistas

“Recuento”: creaciones neoexpresionistas

Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)

Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)

Alexander Cárdenas Pérez fue el pintor y grabador que en la tarde de este miércoles acogió la Galería Mateo Torriente de la ciudad. Su conjunto de obras mostrado allí, lleva por título “Recuento”; muy a tono con el repaso sugerente de los versátiles procedimientos de un joven insertado en la vanguardista artística cienfueguera.

El espacio, auspiciado por el Consejo Provincial de las Artes Plásticas, devino en otro de los momentos de placer estético para Cienfuegos, con el “Salón 5 de Septiembre”, a propósito de la célebre fecha histórica.

No solo el grabado y la pintura al óleo con tinta resultan las técnicas preferidas por Alexander Cárdenas para reflejar sus creaciones, sino que apostó en esta ocasión por el empleo de la litografía. Curioso atrevimiento si tenemos en cuenta que pocos autores la utilizan hoy en sus obras. No obstante, Cárdenas Pérez tiene todo el potencial para lograrlo a cabalidad; siendo miembro de la Sociedad Gráfica acá, su participación asidua en varios salones provinciales, así como en distintas ediciones del Concurso Nacional de Colografía Belkis Ayón.

Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)
Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)

Recuento agrupa sus más recientes cuadros, en los que despliega una visión transfigurada de insospechados sentimientos humanos; frustrante a veces. Perspectiva que nos llega a ciertos espectadores con la ubicación de límites, fronteras, áreas inaccesibles o solubles.

El ejemplo de El camino es acaso el más notorio, donde se observa un desequilibrio composicional, propio del gusto por la experimentación: la paleta de colores contrastante desde el centro a los extremos del lienzo trae a la memoria las composiciones del reconocido pintor alemán George Grosz. Entre fronteras constituye otro patrón relevante en este sentido.

El movimiento en otras obras es, digamos, irregular o paradójico: mientras los individuos, entes centrales de las muestras parecen hieráticas, inmutables, el fondo de la composición delira con líneas, curvas, trazos circulares que vislumbran un tipo de conflicto pictórico único para el autor. En La guerra –quizás lo mejor de la exposición– hay mucho más de lo que intenta mostrarnos. En sentido general, todas ellas despliegan un imaginario poderoso, agresivo, chocante, que refleja tal vez sueños, desvelos, quimeras.

“Prefiero que mis creaciones entren en la corriente del neoexpresionismo, porque a partir de la contemporaneidad de ese movimiento puedo expresar mejor mis sentimientos y mis preocupaciones”, comentó el artista en 2016 durante una entrevista. Por lo visto, luego de tres años sigue transitando por la misma senda, pero le permite siempre experimentar y calar más hondo.

Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)
Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)
Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share