Que la juventud no sea el relevo, sino la continuidad de la Revolución

0
910
Los jóvenes son la continuidad de la generación fundadora de la Revolución Cubana, y seguirán defendiendo el socialismo y participando en las transformaciones económicas y sociales que el país necesita.

En el aniversario 55 de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), hoy todas las escuelas del país recordarán la fecha con matutinos especiales, se entregarán carnés a nuevos militantes y se estimularán a los más destacados del ámbito estudiantil y laboral.

“Cada actividad tendrá el colorido, alegría y optimismo que ha caracterizado a esta organización durante más de medio siglo”, aseguró Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, durante una conferencia de prensa celebrada en la capital cubana.

La UJC, a 55 años de fundada, se enorgullece de que en sus filas milite la vanguardia juvenil cubana, además de continuar prestándole atención a las niñas y niños del país.

La organización, fundada el 4 de abril de 1962, cuenta con 300 mil 752 afiliados y más de 33 mil comités de base. No solo ha crecido su membresía, sino que la UJC se esfuerza en escuchar y dar respuesta a los planteamientos de los jóvenes de todos los sectores.

Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas. /Foto: Yaimí Ravelo
Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas. /Foto: Yaimí Ravelo

“A pesar de estas altas cifras, queremos sumar cada vez más jóvenes e ideas. Además, seguimos fortaleciendo la organización y sus procesos políticos, fomentando y motivando un acercamiento de las nuevas generaciones a la Historia de Cuba de una manera más humana, cercana y creativa”, comentó Morfa.

En toda su trayectoria la organización se ha propuesto motivar en los jóvenes el valor de ser útil a la sociedad. “Hay quien se cuestiona si las nuevas generaciones están conscientes de su rol social. Yo creo que sí lo están”, valoró la primera secretaria, quien también integra el Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

De los casi 3 millones de jóvenes con los que cuenta el país, “me atrevo a decir que la inmensa mayoría es revolucionaria”, dijo Morfa. Muchos ponen a diario su intelecto e interés a favor de que la sociedad avance y “la organización lo comprueba a diario, cada vez que interactuamos con ellos. Hay una amplia presencia de jóvenes en todos los sectores de nuestra economía, desde donde aportan al desarrollo de nuestro país”.

Un ejemplo, añadió, es el sector azucarero donde el 65 % de la fuerza trabajadora es joven. Participación similar puede encontrarse en sectores como el de la salud pública y la agricultura.

A lo largo de estos 55 años la UJC ha ido consolidando también la manera en que las instituciones y ministerios se responsabilizan con las necesidades de los jóvenes. Ellos están representados y participan en los consejos de dirección y en las comisiones donde se toman decisiones que impactan en las nuevas generaciones.

ATENCIÓN A LOS JÓVENES TRABAJADORES

Susely Morfa valoró como ejemplar la relación de la UJC con la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, donde la organización cuenta con más de 8 mil militantes, y también, los esfuerzos por proteger y estimular al joven cubano una vez que se inserta en el mercado laboral, ya sea el estatal o en el trabajo por cuenta propia.

De izquierda a derecha Yasmany Arias Leyva y Carlos Manuel Hernández Mejías, asistentes de mecánicos en el central 14 de Julio. / Fotos Dorado.
Los jóvenes son hoy protagonistas de las diferentes ramas de la producción y los servicios. / Foto: Juan Carlos Dorado.

En el 2016, la UJC lideró varios activos con jóvenes del sector no estatal, “donde obtuvimos muchísimos frutos, compartimos, intercambiamos, los escuchamos. Nos acompañaron representantes del Partido, el Gobierno y las instituciones responsables para dar respuesta a inquietudes de quienes se inician en esta forma de gestión”, agregó.

En este año, la UJC se ha propuesto “seguir ayudándolos a enfrentar la ilegalidad, enaltecer nuestros símbolos patrios, seguir explicándoles los derechos que tienen en este sector, cuáles son los ministerios y organismos a los que pueden acercarse para compartir sus inquietudes”.

Entre sus prioridades, la organización se propone, además, intensificar el trabajo con los secretarios generales de los comités de base. “No podemos olvidar, que aunque somos una organización que representa a los jóvenes, también somos una organización política, donde milita la vanguardia. Por lo tanto, tenemos que seguir fortaleciendo el funcionamiento de nuestras bases y continuar motivando el liderazgo de los secretarios”.

En la medida en que el líder juvenil ame la organización, busque todos los días algo que hacer para mejorar su entorno, consolide el trabajo ideológico, sume ideas para seguir haciendo Revolución, los militantes y jóvenes querrán parecerse a él y lo acompañarán en ese trabajo integrador, comentó la primera secretaria.

TENEMOS QUE SUMAR

La UJC seguirá impulsando rutas históricas, campamentos de verano, talleres, foro-debates, entre otras actividades de interés para los jóvenes, donde, además, puedan tener un acercamiento a la cultura y la Historia.

“Trabajamos con el Ministerio de Cultura para que nuestros jóvenes puedan disfrutar de ofertas recreativas donde convivan con lo mejor de nuestros valores y sean asequibles económicamente”, añadió.

Los jóvenes son la continuidad de la generación fundadora de la Revolución Cubana, no el relevo, dijo Susely y aseguró que las nuevas generaciones, muy comprometidas con el legado del líder histórico, Comandante en Jefe Fidel Castro y el apoyo del Partido Comunista de Cuba, seguirán defendiendo el socialismo y participando en las transformaciones económicas y sociales que el país necesita.

“Con la UJC estaremos siempre quienes deseamos defender, transformar, crear y mantener todo lo que se ha logrado a lo largo de 55 años. Nuestro propósito es sumar para que sea una organización de todos, para que cada joven la sienta cada vez más cerca”, concluyó.

Dejar respuesta