Puig de la Barca: Los resultados de Cuba en el mundial de Belgrado sobrecumplieron los pronósticos

Concluido el mundial de boxeo que acogió Belgrado, capital de Serbia, desde el 25 de octubre, Alberto Puig de la Barca, comisionado nacional y presidente de la Federación Cubana de la disciplina, y el capitán Julio César La Cruz, después de finalizado el evento enviaron sus declaraciones al sitio Cubadebate, 5 de Septiembre las reproduce para sus lectores.

En el campeonato del orbe, los boxeadores cubanos alcanzaron el primer lugar por países. ¿Qué marcó el camino hasta allí?

-Como se ha informado anteriormente, el equipo Cuba se redujo a última hora. Contábamos con las 13 divisiones e, incluso, sin grandes figuras en algunas hubiéramos hecho un papel decoroso, como Peró en + de 92 kg, y 48 kg, con Billy Rodríguez.

“En esta última, pensamos que se pudo haber alcanzado una medalla, pero en los días previos al certamen, Billy dio positivo a la COVID-19 al igual que otros tres compañeros: Veitía, Peró y Arce, y no pudieron viajar.

“Por otra parte, Arlen había solicitado no asistir al mundial por no encontrarse en su habitual forma deportiva. Vinimos entonces con ocho púgiles.

«De ellos, Iglesias, en su primera pelea recibió una lesión al minuto y cinco segundos, que le imposibilitó continuar. Nos quedamos con siete boxeadores, pero a pesar de eso, los resultados sobrecumplieron los pronósticos.

“Los atletas tuvieron una preparación para los Juegos Olímpicos; concluida esta estuvieron un tiempo de vacaciones, y luego se incorporaron a los entrenamientos.

«Volverlos a llevar a la forma deportiva no fue fácil, pero los entrenadores y la triada médica se las ingeniaron, y lograron acercarlos.

“Viajamos diez días antes de la competencia para Uzbekistán, donde hicimos una buena base de entrenamiento. Uzbekistán es un fuerte equipo. Nos sirvió de mucho.

“Tuvimos prácticamente sparring todos los días, a veces, contra tres púgiles diferentes, incluidas primeras y segundas figuras de ese país. Eso ayudó a alcanzar la forma precompetitiva requerida para un evento de esta magnitud”.

Alberto Puig de la Barca. Foto: Mónica Ramírez.

¿Cómo vio el certamen, en cuanto a rivales y arbitraje?

-Asistieron boxeadores de calidad, aunque Estados Unidos y Rusia vinieron con nuevas figuras, porque hicieron su campeonato nacional, que les posibilitó seleccionar los mejores púgiles para el mundial.

“El sorteo no nos favoreció. Debido a la cantidad de divisiones incorporadas, no se consideraron los resultados del ranking, donde varios atletas hubiesen estado sembrados y no tuvieran que haber efectuado el primer combate.

«Solo Julio César quedó bye, el resto tuvo que comenzar a pelear desde que comenzó su división. De todos modos, vimos cómo a medida que iban compitiendo se familiarizaban con el torneo.

“En la final había tres escuadras: Kazajistán, Cuba y Estados Unidos. Cualquiera de las tres pudo haber alcanzado el primer lugar. Quizás, la de menos opciones de lograr las tres medallas de oro era Cuba, porque tenía que hacer un ‘juego perfecto’.

“Llevar tres atletas a la final y obtener tres títulos no es fácil, responde a un ciento por ciento de efectividad. Kazajistán trajo a sus 13 boxeadores, y tenía más posibilidades que Cuba.

«Estados Unidos y Rusia vinieron con su equipo completo, o sea, la mayoría de los países de tradición llegaron en óptimas condiciones, y nosotros solo con ocho boxeadores.

«Quizás, no estuvimos contentos con el arbitraje en algunas peleas como las de Caballero y Ruiz, pero, en sentido general, se comportó bien”.

¿Qué hitos marcaron este mundial?

-Se estableció un récord para el boxeo cubano: dos púgiles lograron coronarse en los Juegos Olímpicos y un Campeonato Mundial, en el mismo año. Lo consiguieron Andy Cruz y Julio César La Cruz, dueños ahora de tres y cinco títulos a ese nivel, respectivamente. Además, Andy resultó el mejor boxeador de la competencia.

Julio César la Cruz. Foto: Marca.

“Fue estimulante la actuación de jóvenes figuras que no estuvieron en Tokio 2020 como Feliciano. Igualmente, Herich Ruiz, quien logró bajar de 93 a 86 kg; Osvel Caballero que se mostró bien, y Kevin Brown, que tuvo una pelea no muy feliz, pudo haber hecho un poco más, pero también tuvo buen desempeño.

“Los resultados de este año han sido muy favorables, y nos dan la posibilidad de evaluar qué nos falta, para que en el 2022 y, sobre todo, 2023 hacer las cosas mejores”.

Habla Julio César, el capitán de la escuadra

-Me siento muy contento, ya que alcancé mi quinta corona mundial. Ha sido un año positivo para mí, desde el punto de vista competitivo: gané los Juegos Olímpicos y el campeonato del mundo.

“El certamen estuvo fuerte, hay mucho nivel entre las potencias del boxeo, pero nosotros llegamos a Belgrado con la mentalidad de dar lo mejor, y salió el resultado. Somos campeones mundiales”.

El boxeo cubano en la capital serbia conquistó tres títulos y dos bronces, con balance de 27 y 5 en cuanto a victorias y derrotas. De esa forma, se superó la actuación conseguida hace dos años en Ekaterimburgo, Rusia, donde el saldo fue solo de un título, una plata y un bronce.

Junto al desempeño en Tokio 2020 de cuatro oros y un bronce, el deporte de los puños exhibe excelentes credenciales para ser la disciplina del año en Cuba.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir