Un protocolo de manejo clínico cubano para defender la vida (+Audio)

Desde las enseñanzas que han dejado estos meses de enfrentamiento a la COVID-19, Cuba introdujo modificaciones al protocolo de manejo clínico de pacientes confirmados con la enfermedad que da respuesta al nuevo escenario epidemiológico lo cual resulta un paso trascendental.

Así trascendió durante el encuentro del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez con nuestros expertos y científicos, en la jornada de este martes, intercambio en el que participaron además el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, y el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda.

En las modificaciones del actual protocolo cubano se considera un cambio significativo la clasificación de los pacientes, con el propósito de disminuir las probabilidades de riesgo de transitar hacia la gravedad, aseveró el Doctor en Ciencias Rolando Pérez Rodríguez, director de Ciencia e Innovación de BioCubaFarma.

Un protocolo de manejo clínico cubano para defender la vida

Ahora el paciente considerado de alto riesgo es el que mayor probabilidad tiene de transitar hacia la gravedad, sea asintomático o sintomático, acotó el científico, y hacia él se dirige toda la mirada lo que constituye un cambio trascendental que no tiene ningún otro protocolo en el mundo.

El protocolo que ya se implementa en algunas instituciones hospitalarias cubanas, tiene como objetivo además disminuir los índices de mortalidad y atacar el problema con anticipación, además de asegurar las condiciones de atención médica.

Disponer de un protocolo cubano robusto, desde las experiencias acumuladas en el enfrentamiento a la COVID-19, conlleva que la población cubana incremente también su percepción de riesgo y acuda rápidamente a las instituciones de salud ante cualquier síntoma sospechoso de la enfermedad; un aspecto sobre el que insistió la Doctora y epidemióloga, Lisette Sánchez Valdés.

Un protocolo de manejo clínico cubano para defender la vida

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel dijo que el protocolo cubano de manejo clínico de la COVID-19 es una interrelación entre lo organizativo y lo científico que demanda para su mayor efectividad que las personas sean responsables y lo apoyen, al tiempo que llamó a reforzar la implementación de este protocolo en las provincias más complicadas.

En este punto, el Doctor e intensivista del IPK, Daniel González, dijo que las modificaciones al protocolo cubano deben estar complementadas con una mayor percepción de riesgo de la población y el fortalecimiento de la calidad de la pesquisa activa en la atención primaria de salud.

Al presentar un posible escenario en el comportamiento de la enfermedad durante los próximos días, el Doctor en Ciencias y Decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, Raúl Guinovart, afirmó que hoy las tendencias más negativas en el impacto de la COVID-19 se presentan en La Habana, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Un protocolo de manejo clínico cubano para defender la vida

Consideró finalmente que el actual pico de la COVID-19 en el país se corresponde con el comportamiento en el resto del planeta, por lo que en los próximos días se vaticina un crecimiento de los confirmados, pero también de la cifra de pacientes recuperados.

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir