Priorizan en Cienfuegos cosechas de café y arroz tras las lluvias de Eta

Los cienfuegueros se movilizarán a partir de hoy hacia las montañas del macizo de Guamuhaya para la recogida de más de cinco mil latas de café maduro, luego de las intensas lluvias asociadas a la tormenta tropical Eta.

De acuerdo con Omar Bermúdez, director de la Empresa Municipal Agropecuaria Eladio Machín de Cumanayagua, para ello cuentan con soldados del Ejército Juvenil del Trabajo y cooperativistas.

A ellos se agregan fuerzas de la Empresa Agroforestal, junto con  movilizados pertenecientes a la Central de Trabajadores de Cuba, los Comités de Defensa de la Revolución y otras organizaciones políticas y de masas, en el empeño de cosechar hasta el último grano; en tanto las despulpadoras permanecen listas para el procesamiento del café.

Por otra parte, unas 680 hectáreas de arroz maduro, ubicadas en áreas de difícil acceso afectadas por inundaciones a causa de la  obstrucción de caminos, están en la mira de los productores en el municipio cienfueguero de Aguada.

El director general de la Empresa Agroindustrial de Granos, Orlando Díaz Valdés, declaró que deberán cosechar de inmediato unas 400 toneladas de arroz húmedo, con vistas a evitar la  pérdida del producto alimenticio.

Con agilidad labora en el arreglo de caminos una brigada encargada de la mejora de los campos, a fin de habilitar el puente que pasa por encima del río Hanábana, afectado por las precipitaciones en esta parte del territorio, en aras de permitir el paso y extraer el grano en 150 hectáreas de la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Juan Manuel Márquez.

También reporta la Agricultura inundaciones en áreas sembradas de  tabaco, cultivos varios y hortalizas, fundamentalmente plátano, yuca, calabaza, tomate y pepino.

Al mismo tiempo los cienfuegueros continúan la batalla para enfrentar la Covid-19 y la campaña contra el mosquito Aedes Aegypti.

Mireya Ojeda

Mireya Ojeda

Periodista de Radio Rebelde. Fue miembro fundador del staff del diario 5 de Septiembre en 1980.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir