Primera línea contra la covid-19 en Cienfuegos: Betty

La Dra. Arlenys Beatriz León Cortés accedió a la carrera de Medicina desde el Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas Carlos Roloff  Miailovsky, de Cienfuegos; y forma parte de una hornada de jóvenes que optó por la verticalización, en su caso una especialidad quirúrgica, Coloproctología, porque su vocación se relaciona con poseer tres cualidades esenciales en los cirujanos: corazón de león, ojos de águila y manos de mujer. Se siente cómoda en un salón de operaciones. Desde su rincón querido de Santa Isabel de las Lajas, llegó al Hospital Gustavo Aldereguía Lima, donde cursa el segundo año de la Residencia.

Sin embargo, a pesar de que algunos estudiantes y hasta especialistas, no dan el valor necesario a esta modalidad de acceso a una especialidad, en mi muy personal opinión, muchos de esos jóvenes resultaron los primeros en enrolarse en los equipos que asistieron en la primera línea contra la Covid-19, en el Centro Especializado Ambulatorio (CEA), donde se atendieron a sospechosos, y confirmados hasta recibir resultados de PCR, del SARS-Cov-2. Betty, como le conocen, estuvo entre las primeras y nos cuenta:

“Fue una experiencia aportadora, porque aunque estamos en la Residencia de una especialidad quirúrgica, dominamos la clínica y allí en el CEA la pusimos en práctica; no hemos olvidado lo que bien aprendimos en la Universidad de Ciencias Médicas, en las rotaciones y durante el trabajo en la Sala, consulta y guardias. Sabíamos a lo que nos enfrentábamos, lo necesario de la labor, la responsabilidad con la bioseguridad. Te cuento que fue muy útil nuestra estancia allí, en lo profesional y lo humano.

“No todos los médicos y especialistas han tenido que enfrentarse a una pandemia de alto contagio y letalidad, lo que resulta una materia más en el currículo como profesionales. Lo aprendido, aun cuando Cienfuegos no tuviera un alto número de casos confirmados, ni tratara la enfermedad puramente, nos servirá en lo adelante para detectar —con la simple observación de los síntomas— a un sospechoso a la Covid-19 en nuestra área, en una guardia médica o en consulta.

“Lo más difícil, creo, fue soportar los trajes de protección, caretas, sobrebata… pero hasta en eso llevamos ventaja, estamos entrenados, porque permanecemos largas horas en los salones quirúrgicos con parecida indumentaria”, dice y sonríe, al recordar aquellos días en los que se esperaba un alto número de casos, y casi 500 camas se alistaban en el CEA.

¿Un mensaje? “Les pido a todos que se cuiden y protejan, que estamos ante un virus que es nuevo, letal y contagioso, y aunque retornamos de a poco a la normalidad, siempre que puedan, quédense en casa, por nosotros, que no podemos.

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

2 Comentarios en “Primera línea contra la covid-19 en Cienfuegos: Betty

  • el 25 junio, 2020 a las 1:05 pm
    Permalink

    Excelente trabajo, y comparto contigo la opinión del internado vertical. Sin duda una modalidad que nos aporta y prepara más jóvenes. Como dicen por la calle más jóvenes mucho mejor, si estamos convecidos de lo que queremos ser, no hay limitaciones para emprender el camino tempranamente.

    Respuesta
    • el 12 julio, 2020 a las 12:37 pm
      Permalink

      Lo que resulta inadmisible es que un profesor trate de minimizar con comentarios despectivos ante los propios residentes, esta modalidad de acceso a una especialidad. Yo le diría, nos vemos en el camino profe

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir