Prevenir es ahora prioridad | 5 de Septiembre.
jue. Nov 21st, 2019

Prevenir es ahora prioridad

El consumo de agua segura nos protege de enfermedades.

Tras el paso del huracán Irma cerca del territorio cienfueguero, cuyos efectos de lluvias, fuertes vientos y árboles derribados se hacen notar a pesar de no haber sido afectados directamentes, el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) estimó necesario advertir a la población sobre el manejo de la situación higiénico-epidemiológica desde las comunidades.

De acuerdo con la Dra. Ileana Enríquez Corona, jefa del Departamento de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades, “se han emitido tres notas informativas, las cuales son divulgadas por todos los medios, aunque de manera particular por las de mayor difusión y alcance: radio y canal local de televisión, porque ahora mismo la tarea es prevenir enfermedades, patologías que suelen emerger en situaciones como estas”.

Dra. Ileana Enríquez, Jefa del Departamento Provincial de Salud y Prevención de Enfermedades./Foto: Efraín Cedeño

Se trata de medidas que la población debe observar en el tratamiento y consumo del agua, para evitar brotes de enfermedades diarreicas y de prevención ante la leptospirosis. Los especialistas del CPHEM insisten en la detección temprana e identificación de síntomas, ante los cuales se debe acudir de inmediato al facultativo a cualquiera de los niveles de atención de Salud, desde los consultorios hasta los hospitales, todos activos y ofreciendo servicios.

A continuación ponemos algunas de esas medidas de prevención en conocimiento de la población:

CLORACION DEL AGUA

Es preciso utilizar agua de fuentes seguras, libre de bacterias peligrosas, metales tóxicos disueltos, o productos químicos que son dañinos a la salud. Para tratar el agua, sea para beber o emplear en labores de cocción de alimentos u otros usos, se debe usar el Hipoclorito de Sodio al uno por ciento, colocando 3 o 4 gotas por cada litro de agua y dejándola reposar durante 30 minutos antes de consumirla. Este producto se encuentra disponible en la red de farmacias de la provincia.

Otra forma de tratar el agua para que sea segura es hervirla durante 3 minutos después que alcanza el punto de ebullición, esperar a que se enfríe y añadirle de 3 a 4 gotas de hipoclorito de sodio en igual disolución por cada litro de agua para consumirla.

El agua segura debe usarse para:

  • Beber.
  • Hacer hielo.
  • Lavar alimentos.
  • Preparar infusiones.
  • Aseo personal.
  • Cocinar.
  • Limpiar superficies donde se elaboren alimentos.

El agua segura es un bien escaso, y por lo tanto debemos cuidarla entre todos. Por eso, tengamos en cuenta los siguientes consejos para aprovecharla de la manera más racional y no desperdiciarla:

  • No dejar grifos o llaves abiertas. Reparar las que por avería gotean de manera continua, y de continuar la situación proceder a su recambio.
  • Ahorrar el agua cuando nos higienizamos (baño, lavado de cabeza, lavado de manos). ¿Sabías que al abrir una pila conectada a la red cada 10 minutos se consumen aproximadamente 80 litros de agua corriente.
  • Regar las plantas durante las horas de menos calor: al reducirse la evaporación necesitamos menos líquido.
  • Elegir detergentes biodegradables (leer el envase antes de comprarlos para reconocerlos).
  • No contaminar el agua de ríos y mares con restos de sustancias tóxicas (pinturas, solventes, cementos, adhesivos).
  • No arrojar envases o desperdicios de comidas, latas, aceites, combustibles o insecticidas cerca de ríos, lagos, lagunas o arroyos
  • Evitar el uso indebido de las aguas de cuencas para el riego de sembradíos no autorizados por Recursos Hidráulicos.

El consumo de agua segura nos protege de enfermedades, por lo que cuidar la salud individual y la de la familia es responsabilidad de TODOS.

Al abrir una pila conectada a la red cada 10 minutos se consumen aproximadamente 80 litros de agua corriente.

SOBRE LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES DIARREICAS

Las autoridades de Salud y especialistas del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología insisten en reforzar, tanto en los hogares como en centros de trabajo, las medidas para prevenir las enfermedades diarreicas agudas. A tal efecto, indican como asuntos de máxima atención, los siguientes:

  • Consumir agua segura (hervir el agua durante 3 minutos después de comenzar a ebullir para luego desinfectarla con hipoclorito de sodio al uno por ciento agregándole entre 3 y 4 gotas por litro).
  • Consumir los alimentos bien cocinados.
  • No dejar los alimentos cocinados a temperatura ambiente durante más de 2 horas.
  • Lavar con agua potable las frutas, vegetales y hortalizas, especialmente si van a ser consumidas en su estado natural (crudas).
  • Realizar frecuentemente el lavado de las manos (al llegar de la calle, del trabajo o la escuela; antes y después de preparar los alimentos; antes y después de comer; al terminar de jugar o tocar algún animal; después de cambiar el pañal a un bebe, y especialmente después de ir al baño).
  • Mantener limpias y bien cortadas las uñas, pues debajo de ellas pueden esconderse microorganismos peligrosos que causan enfermedades.
  • Mantener una adecuada limpieza en el hogar y en su puesto de trabajo.
  • No admitir la presencia de animales en las áreas de preparación, conservación y consumo de alimentos.
  • Mantener limpios y tapados los excusados o letrinas. Con ello se evita que las moscas y los mosquitos se concentren allí.
  • Depositar la basura en recipientes cerrados hasta su disposición final.
  • Defeca en servicios sanitarios, excusados o letrinas. Evitar el fecalismo al aire libre.

Se indica a la población que ante cualquier cuadro diarreico agudo se debe acudir de inmediato a los servicios de Salud.

ATENTOS A LA LEPTOSPIROSIS

Prevenir la leptospirosis, enfermedad provocada por vectores (roedores) teniendo en cuenta los riesgos existentes en los momentos actuales. Por tal razón, se insiste en la adopción de las siguientes medidas preventivas entre la población proclive a ser contagiada:

  • En el caso de campesinos, obreros agrícolas y usufructuarios de tierras, usar los medios de protección para las labores directas en el campo (botas, guantes), cuidados que deben extremarse ante la presencia de lesiones en la piel, cuya exposición debe evitarse a toda costa.
  • Mantener una adecuada limpieza e higiene de sus patios y viviendas y también a nivel comunitario.
  • Los criadores de animales (de corral o de tiro) deben mantener correctas medidas de higiene, así como conservar adecuadamente los alimentos con que los mantienen.

Finalmente, se exhorta a la población que ante síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolores articulares, decaimiento u orinas oscuras, entre otros, acudir de inmediato a los servicios de salud, todos disponibles en el territorio cienfueguero.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share