Presidente de Perú enfrentará juicio de destitución por «incapacidad moral»

El Congreso de Perú aprobó este viernes someter a un juicio de destitución por «incapacidad moral» al presidente Martín Vizcarra tras ser acusado de instigar a sus colaboradores a mentir en la contratación de un cantante.

Aunque sus adversarios lograron llevarlo al banquillo, no consiguieron los 104 votos necesarios, de un total de 130, para destituirlo este mismo viernes.

«Ha sido aprobada la moción de vacancia del señor presidente de la República», dijo el jefe del Congreso, Manuel Merino, tras la votación.

La moción fue aprobada por 65 votos, 36 en contra y 24 abstenciones. Se requerían 52 votos para aceptarla.

Para destituir al presidente, quien carece de partido y de bancada, se requieren 87 votos. Luego que el viernes próximo Vizcarra comparezca en el Congreso para defenderse, el plenario debatirá y votará.

El mandatario recibió una estruendosa muestra de apoyo con un #CacerolazoPorElPerú convocado por ciudadanos en las redes y que se hizo oír por largos minutos en algunos distritos de Lima, como Miraflores, Barranco, Magdalena del Mar y Jesús María, entre otros.

Contra las cuerdas

Vizcarra, quien asumió en 2018 tras la dimisión del presidente Pedro Pablo Kuczynski, de quien era vicepresidente, quedó el jueves contra las cuerdas tras ser acusado de pedir a sus asesores que mintieran en una investigación parlamentaria sobre un polémico contrato con un cantante, de acuerdo con la difusión de unos audios.

Ante el plenario, el legislador opositor José Vega dijo que esos audios «corroboran» las presuntas irregularidades que el Congreso investigaba desde hace meses.

Pero la parlamentaria izquierdista Mirtha Vásquez criticó que sus colegas estuvieran «impulsando una vacancia sobre una investigación que no ha terminado».

«Pido al Congreso que analicen la situación con cautela, con responsabilidad, y tomen la decisión que crean conveniente», dijo Vizcarra al visitar el laboratorio encargado de los ensayos de una potencial vacuna china contra la Covid-19 con 6 mil voluntarios peruanos.

El presidente insistió en que no renunciará y recibió el respaldo del exmandatario Ollanta Humana (2011-2016), que afirmó que Vizcarra debe continuar hasta completar su mandato, el 28 de julio de 2021, para «atender la salud, reactivar la economía y garantizar elecciones limpias».

«La destitución es muy peligrosa en estas circunstancias, faltando siete meses para las elecciones generales de abril», dijo el AFP el analista político Fernando Rospigliosi.

«Cambiar de gobierno a estas alturas por un gobierno conformado por el Congreso sería muy peligroso» por su nivel de improvisación en medio de una crisis sanitaria y económica a causa de la pandemia, agregó.

Antes de tratar la moción de vacancia, el Congreso aprobó una ley que impide a condenados por la justicia postularse a cargos públicos, una norma impulsada por Vizcarra.

Complot contra la democracia

El caso estalló en mayo cuando la prensa descubrió que, en plena pandemia, el Ministerio de Cultura había contratado como conferencista y animador al cantante Richard Cisneros, un artista local poco conocido que alardeaba en medios de haber sido asesor del gobierno.

El Parlamento abrió una investigación sobre los presuntos contratos irregulares por los que Cisneros recibió 10 mil dólares.

«No voy a renunciar, no me voy a correr», dijo Vizcarra el jueves en un mensaje por televisión, negando cualquier acto ilegal.

Poco después, seis de los nueve partidos con representación en el Congreso anunciaron la presentación de la moción para declarar la «vacancia» de la presidencia.

«Estamos ante un complot contra la democracia», aseguró Vizcarra, quien ha conseguido un alto apoyo popular por su cruzada contra la corrupción.

Denuncia de golpe

La moción contra Vizcarra recuerda dos iniciativas similares contra Kuczynski en diciembre de 2017 y marzo de 2018, que llevaron a la renuncia del exbanquero a la presidencia de Perú.

El primer ministro, Walter Martos, denunció el viernes la iniciativa parlamentaria contra el presidente.

«Lo que está haciendo en estos momentos el Congreso es dar un golpe de Estado, porque está haciendo una interpretación arbitraria de la Constitución», dijo Martos, un general retirado del Ejército y número dos del gobierno, a la radio RPP.

Polémicos audios

«Primero hay que ver lo que es, y luego lo que se va a decir», dice Vizcarra en la grabación a dos de sus colaboradoras, a quienes pide supuestamente mentir ante el Congreso sobre el número de veces que acudió al Palacio de Gobierno el cantante investigado.

Las asesoras que intervienen en el diálogo son la secretaria general del Palacio de Gobierno, Mirian Morales, y la exasistente administrativa de Palacio, Karen Roca Luque, quienes le mencionan a Vizcarra hasta cinco ingresos al palacio del polémico Richard Cisneros.

«Hay que decir que entró dos veces» en lugar de cinco, les pide Vizcarra. «Lo que queda claro es que en esta investigación, estamos todos involucrados», agrega.

La difusión de los audios ocurrió en el marco de recurrentes choques entre el Congreso y Ejecutivo.

En septiembre de 2019 el mandatario disolvió constitucionalmente el Parlamento y convocó nuevos comicios legislativos para superar otra crisis.

Crisis confirma fracaso neoliberal

La que ahora se aproxima confirma el fracaso del modelo neoliberal y la necesidad de cambios profundos, plantearon hoy fuerzas progresistas de Perú.

Los análisis del Frente Amplio (FA), el Movimiento Nuevo Perú (NP) coincidieron en no involucrarse en el intento de vacar (destituir) al presidente.

NP denunció que, en plena pandemia de Covid-19, la clase política tradicional ‘sostiene una disputa que no tiene nada que ver con las profundas necesidades del pueblo peruano’ sino con intereses de grupos de poder económico que tienen secuestrado el Estado.

‘Se trata de un nuevo episodio de una crisis política estructural profunda, que revela una vez más que tenemos un sistema político caduco y funcional para políticos y empresarios corruptos’, agrega.

Señala que un sector del Congreso vinculado a la corrupción, aprovecha el caso, pretendiendo eludir debates y decisiones fundamentales, como el financiamiento a los partidos políticos y pretende sumir al país en una disputa Gobierno-Parlamento, al plantear la vacancia presidencial.

Ante tal situación, añade que los cambios de fondo son urgentes y llama a rechazar cualquier intento golpista y abrir un camino popular de cambio constitucional y articular un bloque político, social, popular y ciudadano para recuperar y transformar el Perú. (Resumen de agencias)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir