Presidente del Líbano: la causa de la explosión aún se desconoce

Según el mandatario, no se descarta la participación de fuerzas externas, un misil o una bomba

El presidente del Líbano, Michel Aoun, precisó este viernes que la investigación sobre las causas exactas de los estallidos que el martes sacudieron a Beirut aún está en marcha.

El mandatario no descartó la posibilidad de que las detonaciones hayan sido producto del accionar de fuerzas extranjeras con ayuda de un misil o una bomba.

«La causa de la explosión aún no ha sido determinada ya que existe la probabilidad de la intromisión de fuerzas externas mediante el uso de un misil o una bomba, u otros medios», manifestó Aoun, según citan medios locales.

Sin embargo, rechazó las peticiones del presidente francés Emmanuel Macrón, durante su visita a Beirut, en el sentido de abrir una investigación internacional, pues equivaldría a «diluir la verdad».

Evidencia fotográfica

El presidente aclaró que la investigación contempla asimismo la posibilidad de negligencia por parte de los responsables por el manejo del nitrato de amonio —la sustancia que habría provocado la explosión— o bien la de un accidente.

Sobre ese particular, dijo que recibió información de la presencia de esta mercancía el 20 de julio y que pidió que el Consejo Superior de Defensa hiciera lo necesario.

Por último, el mandatario aseguró que le solicitó a su homólogo francés las imágenes satelitales del momento de la explosión en el puerto de la ciudad.

Y añadió que en caso de no poder obtenerlas de parte de Francia, pedirá la ayuda de otros países «para determinar si se trató de un ataque externo o un incendio».

‘Desastre nacional’
Vehículos convertidos en chatarra y escombros en los alrededores del silo de cereales (completamente destruido) frente al cual ocurrió la brutal explosión en el puerto de Beirut. /Foto: Joseph Eid (AFP)
Vehículos convertidos en chatarra y escombros en los alrededores del silo de cereales (completamente destruido) frente al cual ocurrió la brutal explosión en el puerto de Beirut. /Foto: Joseph Eid (AFP)

Las deflagraciones en la capital libanesa han dejado al menos 154 muertos, cerca de 5 mil heridos, así como a unas 300 mil personas sin hogar en la periferia del puerto debido a los cuantiosos y graves daños materiales.

En una capital con aires post-apocalípticos, centenares de libaneses están movilizados, en una enorme ola de solidaridad, para proseguir las operaciones de retirada de escombros o ayudar a los que se han quedado sin techo.

Países como EE.UU., Francia, Irán o Israel han ofrecido ayuda a la nación árabe. Rusia envió cinco aviones con ayuda humanitaria y la ONU destinó 15 millones de su Fondo Central para Emergencias.

Según la información preliminar de las autoridades locales, el suceso, que el gobernador de Beirut, Marwan Abboud, calificó de «desastre nacional parecido a Hiroshima», se debió al almacenamiento «de forma insegura» de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio —material altamente explosivo— que llevaban en el puerto desde hacía seis años. (Resumen de agencias)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir