Presiden Raúl y Díaz-Canel acto por el Día de la Rebeldía Nacional en Santiago de Cuba

0
333
Santiago de Cuba se levanta para celebrar el Día de la Rebeldía Nacional. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Santiago de Cuba se levanta para celebrar el Día de la Rebeldía Nacional. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Por: Cubadebate

El reloj marca las 5:12 a.m. Miles de personas se concentran frente al Cuartel Moncada. El brazalete rojo y negro se amarra a la memoria. Los muros también hacen silencio en honor a los caídos, a los mártires. La imagen de Fidel en la cima del Turquino, con su rifle al hombro, encabeza y guía a la multitud. Sesenta y cinco años después, y bien en alto, un 26 late al rojo vivo.

El Himno Nacional estremece en lo simbólico, cuando la banda Provincial de Concierto rompe a tocar sus cuerdas y las voces, retumban la madrugada en un único: Que la Patria os contemple orgullosa.

Los versos del poeta del Centenario, de Raúl Gómez García, se hacen eco en el recinto, y dan paso al acto nacional por el 65 aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

La pionera Laikén Rodríguez Hernández, que cursa el séptimo grado en la Escuela Secundaria Básica Roberto Rodríguez, expresó:

“Para nosotros los pioneros y jóvenes cubanos, el 26 de Julio marcó la continuación de las luchas por la liberación y la independencia”. Se hace obligatorio recordar a Melba Hernández y a Haydée Santamaría, heroínas de esta gesta revolucionaria.

Hoy, a 65 años de Moncada, los pioneros “honramos la memoria de nuestro eterno y generoso amigo Fidel”, afirmó Laikén.

La profesora de Pedagogía y Psicología de la Universidad de Oriente, Arianni Rodríguez González, recordó a aquellos que un día como hoy, pero del año 1953,  “decidieron asaltar en busca de la utopía, la esperanza y un futuro mejor”.

“Aquel 26 de Julio se inició un camino fructífero”, expresó Rodríguez, ratificando el compromiso combativo del pueblo con la historia. “Cubanos, nuestro mayor reto es cumplir con el llamado de la Patria. No dejaremos morir los ideales del Apóstol, como no los dejaron morir los jóvenes del Centenario”.

El Primer Secretario del Partido en la provincia santiaguera, Lázaro Expósito Canto, intervino este jueves en el acto y expresó que con el Moncada se inició la última etapa del pueblo cubano por su independencia. “Nos convoca hoy el recuerdo a nuestros mártires. Ellos son nuestros muertos sagrados.”

“El Moncada despertó conciencia y despertó rebeldía”, afirmó Expósito en el recinto que vio alzarse a la Generación del Centenario. “Esta Revolución, hija de las ideas martianas, no se rinde ni se vende.”

 

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, hace suya la palabra. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, hace suya la palabra. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, hizo suya la palabra en el Acto Nacional por el 65 Aniversario de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Dirigido a los presentes, al glorioso terruño santiaguero y al pueblo de Cuba, Raúl comenzó su intervención destacando a Santiago como esa digna ciudad que acuna y custodia los restos del Apóstol Nacional, el Padre y la Madre de la Patria, y del líder histórico de la Revolución.

El Primer Secretario del Partido se refiriró al Proyecto de Constitución de la República de Cuba, que requiere reformar la Carta Magna aprobada hace 42 años con el propósito de incluir las transformaciones socioeconómicas adoptadas en los recientes años.

“Se iniciará un trascendental ejercicio político y democrático cuyo éxito dependerá en primer lugar de la participación activa del pueblo cubano, del Partido, la UJC y demás organizaciones, de modo que se garantice el carácter irrevocable del socialismo y la continuidad de la Revolución.”

En cuanto a la economía, el General de Ejército se refirió a los factores adversos  que hemos enfrentado y al ligero crecimiento de la economía en el primer semestre. Recalcó que la más eficiente medida es el ahorro, y que debe convertirse en una norma de conducta, fundamentalmente de los cuadros y trabajadores de otros niveles.

Respecto a la integración latinoamericana, Raúl se refirió al contexto de la región en el presente siglo y cómo desde los primeros años, como parte de la lucha de los pueblos contra los nefastos efectos de las fuerzas neoliberales, llegaron al poder fuerzas progresistas. Se refirió a la derrota del ALCA y al surgimiento de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, como alternativa de unidad regional.

“En 15 años salieron de la pobreza 60 millones de personas y más de tres millones del analfabetismo en Venezuela, Bolivia y Nicaragua.” Se devolvió la visión a más de dos millones 800 mil personas y a más de un millón en Cuba, gracias a la Operación Milagro.

El General de Ejército recalcó cómo el gobierno de EEUU declaró hace pocos meses, y sin el menor recato, la total vigencia de la Doctrina Monroe: América para los americanos (los del Norte), y cómo pretende deja a las naciones latinoamericanas en el estatus de dependencia y sumisión.

Sigue siendo para ellos un propósito, recordó Raúl, revertir los avances conquistados y la soberanía en el uso de los recursos de Latinoamérica. El Primer Secretario del comité central del PCC se refirió además al recién concluido XXIV Foro de Sao Paulo en La Habana, que se constituyó como imprescindible espacio de conducción e integración política.

Al referirse a las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, Raúl expresó que ambas naciones comparten vínculos diplomáticos formales, que cuentan con canales oficiales de comunicación y una comunicación mutuamente beneficiosa, en un grupo limitado de áreas.

Con el pretexto de afectaciones a sus diplomáticos, cuyo origen nadie ha podido probar, se han degradado los vínculos bilaterales. El General de Ejército recordó cómo fueron expulsados 17 funcionarios diplomáticos cubanos radicados en Washington y la posterior reducción del personal de la embajada de EEUU en La Habana.

“Igualmente, se ha recrudecido la aplicación extraterritorial del bloqueo norteamericano, en particular la persecución de nuestras transacciones financieras”.

Raúl, en sus palabras centrales por el acto del 65 aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, este jueves en Santiago de Cuba, expresó.

“No es nada casual que en el proyecto de nuestra Constitución se reafirma que la defensa socialista es el más grande honor y el deber supremo de cada cubano, y se le incorpore la guerra de todo el pueblo y la defensa estratégica de la nación.”

“Nuevamente se ha confirmado un escenario adverso y otra vez resurge la euforia en nuestros enemigos y el apuro en hacer realidad los sueños de destruir el ejemplo de Cuba”, expresó.

“Hemos corrido todos los riesgos y resistido invictos 60 años. Para nosotros, igual que para Venezuela, para Nicaragua, está muy claro que se estrecha el cerco y nuestro pueblo debe estar alerta y preparado para responder a cada desafío con unidad y fe inquebrantable en la victoria.”

Desde el 26 de Julio nos hemos forjado en un incesante batallar, sobreponiéndonos a reveses. Raúl, de espaldas al Moncada, sobrecogió a los asistentes cuando expresó: ¿Cómo no recordar a los jóvenes que aquí mismo fueron torturados y asesinados, cuando quisieron tomar el cielo por asalto para no dejar morir al Apóstol en el año de su centenario?

En el acto estuvieron presentes también el presidente de los Consejos de Estado y Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Lázaro Expósito Canto, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido Provincial de Santiago de Cuba y otros miembros del Partido y del gobierno.

Raúl, antes de concluir, prometió al pueblo santiaguero un nuevo encuentro el próximo 1 de enero, para celebrar el 60 aniversario de la Revolución.

El General de Ejército recordó una frase del Comandante en Jefe, cuando Fidel expresó que “nuestros muertos históricos no cayeron en vano (…) Ellos combatieron junto a nosotros en la guerra, los vemos renacer en las nuevas generaciones”.

“Podemos afirmar que por difíciles que sean las circunstancias, por grandes que sean los desafíos, nuestro pueblo defenderá por siempre su Revolución Socialista. La historia ha demostrado que sí se pudo, sí se puede, y siempre se podrá”.

La Revolución triunfó cinco años, cinco meses y cinco días después del Moncada. Ya han transcurrido 65 años de la gesta.

Despunta el sol en Santiago. Las montañas de la Sierra ven cómo amanece en Cuba el día de la Rebeldía Nacional.

Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel presiden el acto político-cultural por el 26 de julio en Santiago de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel presiden el acto político-cultural por el 26 de julio en Santiago de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Acto político-cultural por el 26 de julio en Santiago de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Acto político-cultural por el 26 de julio en Santiago de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Dejar respuesta