Presencia de Paulo Freire: una cita contra el conservadurismo educacional

1
987
Mariano Isla Guerra, doctor en Ciencias Pedagógicas, de la Universidad de Cienfuegos. / Foto: Juan Carlos Dorado
Mariano Isla Guerra, doctor en Ciencias Pedagógicas, de la Universidad de Cienfuegos. / Foto: Juan Carlos Dorado

Del 2 al 6 de mayo sesionó en Cienfuegos el X Encuentro Internacional Presencia de Paulo Freire, dedicado al notable pedagogo brasileño, uno de los más influyentes del pasado siglo. Delegados de trece países, de América, Europa y África, compartieron sus experiencias en el desarrollo de la educación popular e inclusiva, incluidos los impactos asociados a tales prácticas.

Los debates e intercambios redimieron el espíritu inicial del foro, surgido en 1998 como tributo de los docentes cubanos a la figura de Freire, al cumplirse entonces un año de su desaparición física. Así lo apreció Mariano Isla Guerra, doctor en Ciencias Pedagógicas y coordinador general del certamen, en entrevista concedida a 5 de Septiembre.

“Ya es un espacio de la sociedad cienfueguera, identifica a la provincia y a sus educadores populares en el mundo. Muchos colegas foráneos asisten con el interés de beber de los conocimientos que desde 1994 se tienen aquí en el ámbito de la educación popular. (…) Siempre el momento más ponderado es la visita a las comunidades, por la oportunidad de interactuar de manera directa con los vecinos del barrio, las familias, las instituciones y otras organizaciones de masas”.

¿Qué distinguió al X Encuentro Internacional Presencia de Paulo Freire?

“Percibimos un mayor apoyo de los actores sociales del territorio en cada una de las actividades, desde la Asamblea Provincial del Poder Popular, las organizaciones de base y las direcciones sectoriales de los organismos involucrados. Se incluyeron el panel y el taller como nuevas modalidades para la presentación de experiencias. No obstante, la nota más destacada fue la masiva participación de jóvenes educadores cubanos y foráneos”.

Puertas abiertas a la educación popular e inclusiva en Cienfuegos

Tras dos décadas de la primera edición, ¿cómo se ha transformado el evento?

“Las ediciones sucesivas han superado la idea y expectativas originales. Logramos mayor participación de delegados locales, nacionales y extranjeros. Son más profundos los análisis sobre la realidad cubana, latinoamericana y de otras regiones del planeta, dada la propia internacionalización de la cita, con la incorporación de educadores del Medio Oriente, Norteamérica y el Caribe.

“Por otra parte, resultan más amplios y sistémicos los enfoques y debates en aras de alcanzar una mejor educación social; no solamente desde la escuela, sino con el concurso de la familia, la comunidad, los medios masivos de comunicación y la sociedad en su conjunto”.

¿Cuánto le ha aportado a Cuba ese contacto con educadores populares de otras naciones?

“Nuestros docentes han tenido la posibilidad de conocer y asimilar prácticas del trabajo de sus homólogos latinoamericanos, especialmente desde el punto de vista metodológico. A la vez, todos los delegados extranjeros han podido constatar por sí mismos la realidad cubana, muy distinta a la difundida en los medios corporativos de sus países”.

Reclamo de libertad para Lula desde encuentro internacional de educadores en Cienfuegos

¿Qué impactos se derivan de estos encuentros?

“El ‘Paulo Freire’ ha propiciado una coherencia en la aplicación de la metodología de la educación popular, además de la disposición de los pedagogos a aprender de otras experiencias. Ha crecido el compromiso político, lo cual se evidenció en la reciente edición. Los participantes discutieron sobre sus posturas ante el avance del neoliberalismo en América Latina.

“A partir del foro cienfueguero se han generado coloquios similares en países de la región como Argentina y Brasil. Incluso, la Asociación en Red de Educadores Populares Argentinos —conocida por sus siglas Arepa— es una organización nacida al calor de nuestro encuentro bienal.

“Otro cambio significativo supone la visualización de nuevas dimensiones de la educación, como son la identidad, el patrimonio y la cultura de paz. Asimismo, la promoción del arte comunitario y la suma de jóvenes estudiantes, aparecen entre los impactos favorables conseguidos en las tres últimas versiones del cónclave”.

¿Cómo contribuye este espacio al desarrollo de la educación popular e inclusiva?

“Ayuda a tomar conciencia de la importancia de desterrar de nuestras prácticas educativas, institucionales o no, los métodos de la educación tradicional. Todavía vemos al alumno como un elemento pasivo dentro del proceso de enseñanza; por tanto urge fomentar un ejercicio participativo y colectivo en la construcción del conocimiento.

“Otro de los retos alude a la relación escuela-familia-comunidad, un triángulo estratégico que debemos potenciar y fortalecer. Si bien el centro docente juega un papel fundamental, se precisa cambiar la mirada sobre la familia, viéndola no solo en su rol de sostén, sino como protagonista en la formación de niños, adolescentes y jóvenes. Para ello es necesario también rescatar la cultura y patrimonio de las comunidades, en función del desarrollo educativo”.

Las inspiradoras ideas de Paulo Freire

1 Comentario